fbpx

¿Tu golf no mejora? 7 motivos.

¿Tu golf no mejora? Cada uno a nuestra manera, dentro de nuestras posibilidades, esperamos pegar lo que para nosotros son buenos golpes de golf.

 

Todos los golfistas del mundo tenemos algo en común, independientemente de nuestro nivel de juego o del tiempo que dediquemos a practicar. Cuando salimos al campo siempre esperamos jugar bien.

Como ya habrás experimentado en más de una ocasión la realidad suele ser muy distinta, a veces incluso frustrante. Las expectativas que tenemos en nuestro golf a menudo acostumbran a ser demasiado altas. Sin embargo, son muy pocos los golfistas que realmente trabajan para mejorar.

 

Para el resto, vamos a ver algunos de los motivos por los que tu nivel de golf no mejora.

 

 

 

1. Nunca recibes clases de golf.

La razón principal por la que muchos aficionados son un desastre en el golf es que nunca han recibido la orientación correcta. Es común que los jugadores se inicien en el golf porque sus amigos juegan. Por desgracia, la mayoría de estos golfistas son apasionados de este deporte, pero de un nivel regular. Algo que no ayuda a formar nuevos golfistas.

Esto hace que los novatos adquieran malos hábitos desde el principio y da lugar a malos golpes. Reserva una clase con un instructor certificado para evitar los errores más comunes y sentar buenas bases o, directamente para dar un empujoncito a tu golf.

El entrenamiento te enseña a corregir los errores en tus golpes de golf por ti mismo. Esto lleva tiempo, y es la razón por la que las lecciones son una buena inversión.

Piensa en ello como en la escuela. No se puede llegar a ser abogado o médico sin ir a la universidad. Pues bien, no puedes llegar a ser un buen golfista si no cuentas con la orientación de profesionales.

Descubre por qué deberías considerar tomar clases de golf.

 

 

 

2. Nunca visitas el campo de prácticas

Si has recibido clases de golf pero todavía te cuesta jugar al golf de una forma aceptable, es posible que te falte práctica (a todos nos falta). Este juego no es como montar en bicicleta. Cuando dejas de mover el palo y de dedicarle tiempo, los resultados son desastrosos a la vuelta. Aunque todos esperamos volver después de un parón y jugar “como siempre”,

Es necesario trabajar constantemente en cada elemento del juego para ver la mejora. Entiendo que la mayoría de nuestros lectores son personas ocupadas que carecen de tiempo para dedicar una o dos horas a la práctica. Sin embargo, hay que sacar tiempo si se quiere reducir el total de golpes, no queda otra.

La cuestión es que, independientemente del lugar en el que te encuentres, debes practicar de forma constante para obtener resultados, recuerda que también puedes hacerlo desde casa.

 

 

3. Jugar con palos inapropiados

Uno de los principales problemas que encuentro en los golfistas aficionados son sus palos de golf. Debido a que nunca han recibido la orientación de un experto, han comprado por internet o, directamente, heredado unos palos…

A menudo observo que los golfistas ocasionales utilizan varillas demasiado rígidas y pesadas para su swing. Esto reduce la velocidad de la cabeza del palo y provoca un vuelo de bola bajo y una pérdida de distancia.

Aparte de la flexibilidad y el peso de la varilla, los lofts y lies son un punto delicado para cualquier golfista. Si usted está haciendo un palo con un loft débil para su swing, puede lanzarlo alto y perder la distancia total.

Por el contrario, las velocidades de swing más lentas se adaptan mejor a los hierros largos y maderas. Estos jugadores necesitan toda la velocidad de la bola y el efecto disponible para conseguir consistencia en esta zona.

Los “influencers” en el mundo del golf están divididos sobre el valor que ofrecen los clubmakers. Sin embargo, yo sugiero que te hagas un fitting (de verdad) para tus palos. Esto se debe a que es probable que no tengas ni idea de las especificaciones ideales para tu juego, y no quieres desperdiciar dinero en el equipo equivocado.

Los clubfitters y clubmakers analizarán todos los elementos de su swing para encontrar maderas, hierros, wedges y un putter adecuados, empezando por las varillas.

 

golf no mejora - sota par

 

4. tu grip es incorrecto

He hablado con frecuencia sobre la necesidad de trabajar constantemente en nuestro juego para pegar buenos golpes. Ahora, veamos tu configuración y tu swing. La forma de agarrar el palo de golf influye en el control.

Si tu grip es demasiado fuerte, a menudo hace que los golfistas golpeen la bola con la cara del palo cerrada, lo que lleva a un tiro de gancho.

Por el contrario, un agarre débil puede hacer que la cara del palo se abra en el momento del impacto, provocando golpes abiertos.

Hay tres configuraciones de agarre predominantes, el de béisbol, el curzado y el de overlap. Descubre cómo agarrar correctamente el palo de golf.

 

 

5. Colocación de bola incorrecta en el stance.

Otro de los grandes problemas al que se enfrentan los golfistas aficionados es la posición de la bola en su posición de stance. Esto es complicado, ya que cada palo o golpe requiere una posición diferente de la bola.

En los golpes de salida, la bola debe estar paralela a la parte interior del talón (delantero). Esto le da tiempo suficiente para despejar las caderas y cuadrar la cara en el impacto para los golpes rectos.

Cuanto más larga sea la varilla, más hacia adelante debe situarse la bola en su postura.

Además de la longitud de la varilla, debe ajustar su bola en función del tipo de golpe que desee realizar. Cuando la bola se coloca en el tee, debe estar adelantada en su postura. Esto le permite golpear la bola en su movimiento ascendente para levantarla del tee.

Colócate bien siempre a la bola.

 

 

6. El juego corto es una pesadilla

Seré breve en este tema. Si te cuesta mucho hacer approach y putt, alrededor de green estás condenado. Eso es lo que cuenta.

Te sugiero que pase más tiempo en el green de prácticas dominando tu juego corto antes de intentar bombardear drivers golpes como Bryson DeChambeau.

Aprende a leer la caída de los greens y a entender los diferentes tipos de hierba. Además, trabaja en sus golpes de flop, pitch y chip. Por último, trabaje en tu golpe de putt para eliminar los 3 putts y reducir los doble-bogeys

Los 5 secretos del juego corto.

 

 

7. Te preocupa más la distancia que la precisión

Todos los golfistas anhelan más distancia. La forma en que intentan conseguirla es el verdadero problema. Para empezar, estos golfistas compran palos caros, modernos o novedosos, con la esperanza de que sean una cura mágica.

A continuación, fuerzan su swing para aumentar la velocidad, pero afectan a su ritmo, tempo y smash factor. El desafortunado resultado es la pérdida de distancia y precisión.

Mi solución a esto es acortar el swing. Sí, pierdo distancia en comparación con un swing completo. Sin embargo, estoy golpeando más calles y greens en regulación que nunca.

 

 

¿Te sientes identificado con estos “errores” comunes?

 

 

 

 

¿Tu golf no mejora? 7 motivos.Marc Puig
Marc@SotaPar.com 
@Golfing_marc

 

Comparte este artículo en:

Deja un comentario

81  +    =  82