fbpx

Grip de golf: Consejos para coger bien el palo.

Existe muchísima literatura sobre golf. Es un deporte complejo, extremadamente técnico y muy antiguo, por lo que puedes encontrar miles de artículos, libros, posts, medios… dedicados a transmitir enseñanzas de golf.

Aunque no todos coinciden en esto, personalmente considero que el grip es uno de los fundamentos del golf. Como digo, hay quienes se inclinan por otras variables, aspectos o elementos para tener en cuenta cuando sentamos las bases de nuestro juego.

 

Mi opinión es firme en este aspecto. Si no coges correctamente el palo nunca podrás jugar bien a golf.

 

Por coger bien no quiero decir que debamos estandarizarlo, hay más de una forma correcta de empuñar un grip. Además, como siempre digo, en cualquier aspecto del golf, no se trata de hacerlo perfecto, simplemente se trata de hacer lo que mejor se adecúe a tu swing o a tu golf.

Nuestras manos son el único contacto que tenemos con el palo de golf, lo que conecta los movimientos de nuestro cuerpo con el palo, en cada swing, para golpear la bola. Por este preciso motivo pienso que hay que darle la importancia que merece. Claro está que para jugar bien a golf no basta con un buen grip, necesitaremos algo de habilidad también. Pero puedes dar por seguro que habilidad + un mal grip siempre resulta en un juego poco consistente.

 

 

Los mejores consejos y reflexiones para tu grip de golf.

 

#1 Mantén una presión constante en el grip.

Mantener una presión constante en el grip durante toda la subida, bajada, impacto y followtrough es una de las claves para tener un impacto consistente. Muchos golfistas aficionados tienden el mal hábito de aflojar las manos tras el impacto, este mal hábito acaba derivando en el vicio de aflojar las manos cada vez antes, llegando a producirse antes del impacto. Lo que deriva en problemas para conseguir precisión y potencia con los golpes.

 

#2 Estruja un tubo de pasta de dientes en el grip.

Una forma correcta de aplicar presión constante a lo largo de todo el swing es imaginar que estamos sosteniendo un tubo de pasta de dientes entre las manos. Si apretamos demasiado fuerte lo espachurraremos, pero si dejamos un grip demasiado “flojo” se retorcerá o resbalará de nuestras manos.

 

#3 Un mal grip afecta a tu precisión.

Un grip neutral es la forma más sencilla de devolver la cara del palo cuadrada en el momento del impacto. Por este motivo el 99% de los mejores golfistas del mundo emplea un grip neutral, que les permita mantener de forma natural los antebrazos cuando se coloca en stance.

Si dejas colgar los brazos y juntas las manos, adoptarás la postura que deberías tener al coger el grip del palo. Un grip débil o fuerte desviará tus antebrazos, especialmente el derecho (jugadores diestros).

 

#4 Una palma frente a la otra para coger el grip.

Siguiendo con el ejemplo del punto de antes, para conseguir un grip neutro nos centraremos exclusivamente en las palmas de las manos. Cuando cogemos el palo, deberían situarse una en frente de la otra. Si no están colocadas una frente a la otra, una mano dominará más el grip y la consecuencia serán golpes desviados.

 

#5 El meñique izquierdo se sujeta con fuerza.

(Para jugadores diestros) Este es un consejo de Tommy Armour, quien creía que la clave para un buen grip era que los dedos centrales de la mano izquierda estuvieran firmes y bien colocados.

Según su teoría, si el meñique no se afloja, los otros dedos tampoco lo harán y permanecerán “seguros”. Estos dedos dos dedos son los que aplican la presión al palo, que debe permanecer constante durante todo el swing.

Recuerda: Un buen grip te permitirá sujetar el palo con firmeza en tu mano izquierda, aunque sueltes los dedos índice y pulgar.

 

#6 Un mal grip deriva en un agarre demasiado fuerte.

Muchos golfistas aficionados arrancan el swing con demasiada presión en el grip (auqnue después la pierdan). Una de las principales razones de esta presión extra es un mal grip.

Si tenemos las manos mal colocadas y el palo mal cogido, antes de iniciar el swing, inevitablemente aumentaremos la presión para que nuestras manos no se doblen o el palo se suelte. No es lo mismo tener un buen agarre que agarrar con fuerza.

 

#7 Un grip sólido + habilidad = buen golf

Esta reflexión es obra de Sam Snead, concretamente en su libro Natural Golf, dice que si tienes mucha habilidad para jugar a golf puedes emplear cualquier tipo de grip y, aún así, golpear bien a la bola o jugar bien a golf.

Desafortunadamente, el golfista aficionado medio no tiene esta habilidad para jugar a golf, si encima le sumas un mal grip, las opciones de conseguir un juego sólido son mínimas.

 

Últimas reflexiones:

La forma de coger el palo es algo determinante para tu golf, pero también algo muy personal. Cambiar la forma en que cogemos el palo es algo complicado pues nos hace sentir muy imcómodos.

Para trabajar en tu grip te recomiendo que lo hagas fuera del campo de golf. Hazlo en el sofá de casa, mientras miras la tele. Simplemente tienes que coger el palo de forma correcta y mantener esa posición de manos… Dedícale 5 minutos cada día y, de forma muy rápida, verás como tus manos se acostumbran a coger este nuevo grip.

Por otro lado, las marcas y desgastes de tu guante de golf son los mejores testigos de las fortalezas y debilidades de tu gorma de coger el palo. Fíjate en los desgastes de tu guante para tener una visión clara de cómo coges el grip.

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.
⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

 

⚡¡Nuevo canal!⚡ Cada día a las 15:27h
Recibe el consejo del día en Telegram.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

87  +    =  91

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!