fbpx

Pensamientos de swing ¡Sal de tu cabeza!

Pensamientos de swing en el campo de golf, es realmente difícil focalizar nuestra atención cuando vamos a pegar un golpe de golf. ¿Cómo gestionar nuestros pensamientos?

 

 

Una de las cosas más desafiantes para convertirse en un mejor golfista es vencer a nuestro mayor enemigo. No es el campo de golf, los elementos, los competidores ni nada parecido. Somos nosotros mismos, es decir, nuestros pensamientos sobre el swing.

Hay muchas razones por las que el golf es un juego infinitamente complicado, de hecho, es el segundo deporte más difícil que existe.

Pero hay una cuestión en particular que lo separa de cualquier otro deporte, es el hecho de que es un juego “estático” entre comillas. No estamos reaccionando a los movimientos de un rival, a una bola rápida o a un pase lanzado hacia nosotros. Tenemos todo el tiempo del mundo para pensar en lo que vamos a hacer en nuestro siguiente golpe.

 

Ese es el problema. Tenemos demasiado tiempo para pensar.

Nuestra propia mente es muy a menudo el mayor impedimento para el éxito en el campo de golf. Puede ser porque nos asusta el obstáculo de agua o porque intentamos no avergonzarnos frente a nuestros compañeros de juego y hacemos cosas que no solemos hacer… pero la mayoría de las veces los pensamientos sobre de swing suelen desordenar nuestro cerebro.

 

Es demasiado

Para mí, uno de los pensamientos de swing más perjudiciales es el que los golfistas tienen sobre su propio swing. Los golfistas tienen una lista de pensamientos sobre el swing que se repiten antes y/o durante el mismo.

En mi vida golfística he tenido hasta 5-6 pensamientos de swing diferentes sobre el golpe que pasaban por mi cabeza, y estoy seguro de que cualquiera que lea esto ha experimentado algo parecido.

Esta es la cuestión. Simplemente no puedes manejar todos estos pensamientos y hacer un buen swing de golf, simplemente no funciona así.

Hace unas semanas estaba en el campo con un buen amigo mío que es un excelente golfista. De hecho, es profesional… Tiene uno de esos swings que miras y piensas: «¿qué podría salir mal?».

Sin embargo, al principio de la vuelta le costó mucho trabajo pegar golpes decentes. Su swing parecía completamente perdido, y le pregunté qué estaba pasando.

 

Mi amigo me dijo que hace poco su swing fue evaluado por alguien a quien respeta, y que le dio una lista de cosas en las que debía trabajar.

 

Era una lista bastante extensa, por cierto.

Intentaba pensar en la rotación de la cara del palo, y unos 3-4 puntos de control técnico más.

Claramente no estaba funcionando. Su mente estaba llena de pensamientos de swing, y se notaba que le impedía hacer un movimiento seguro. Voy un poco más allá, pensar en tantas cosas, directamente, le estaba impidiendo realizar su swing.

Tenía en mente que iba a escribir este artículo, así que durante unos cuantos hoyos charlamos sobre por qué pensaba que no había forma de que un golfista de cualquier nivel pudiera tener éxito con su cabeza llena de demasiados pensamientos de swing.

Mi amigo decidió volver a su enfoque más simple sobre el swing, simplemente rotar su cuerpo, que es un concepto simple en el que concentrarse.

 

Y, de repente, pasó a golpear la bola como lo hace normalmente, muy bien.

 

No es una coincidencia

Un gran instructor que respeto mucho llamado Adam Young ha investigado mucho en esta área. Lo describe como el locus de la atención… incluso puedes encontrar un artículo sobre ellos en esta web.

Muchas de las investigaciones realizadas por Adam han demostrado que los pensamientos internos, o los que están vinculados al propio movimiento, no suelen ayudar a los golfistas a rendir bajo presión.

 

Pueden ser debilitantes y evitar que su cuerpo haga el movimiento natural que subconscientemente sabe cómo hacer.

A través de mi propio viaje personal como golfista, creo que esto es totalmente cierto. Siempre he jugado mi mejor golf cuando he dejado que las cosas sucedan, en lugar de intentar que sucedan.

 

pensamientos de swing golf - sota par

 

Exploremos un poco más ese concepto…

 

Jugar como si un policía te vigilara…

Cuando conduces un coche no estás pensando en todas las cosas mecánicas necesarias para llevar tu vehículo de forma segura del punto A al punto B. No estás pensando en la fuerza con la que tienes que pisar los frenos, o en cuántos grados tienes que girar el volante para hacer un giro a la izquierda.

 

Tu subconsciente se encarga de todo eso porque ya has aprendido a conducir.

Piensa en lo que ocurre cuando ves a un agente de policía en tu espejo retrovisor o ves un control policial a lo lejos. De repente empiezas a mirar el velocímetro, tus manos pueden ponerse un poco rígidas en el volante y estás pensando conscientemente en lo que tienes que hacer para “que se te vea conduciendo normal” y evitar una multa,  en lugar de conducir normalmente.

Muchos golfistas aficionados juegan como si les siguiera un coche de policía. Piensan demasiado en la mecánica de su golpe en lugar de dejar que ocurra.

Creo que esto no se limita al putt, sino al swing en general. Los golfistas tienden a obsesionarse con la mecánica, se llenan de pensamientos de swing y esto les impide dejar que sus cuerpos realicen un movimiento natural.

 

Haz la lista más pequeña, o concéntrate en otra cosa

Personalmente le estoy pegando a la bola mejor que nunca al no pensar en nada mientras hago el swing. Simplemente en golpear la bola.

Ahora cuando hago el swing me centro en un solo concepto, como hacer un movimiento rítmico suave.

Eso es mucho más fácil de manejar que lo que solía pensar, que era una lista de lo siguiente:

 

  • Llevar el palo hacia atrás en una trayectoria interior
  • Asegurarse de que la cara está abierta
  • Intentar limitar la longitud del backswing
  • Desgirar las caderas correctamente.

 

También hay muchas pruebas de que concentrarse en algo que no tiene nada que ver con el swing de golf puede ayudar a la mente subconsciente a tomar el control. Podría ser algo como tararear su canción favorita en voz baja durante su rutina previa al tiro y durante su swing.

O podría ser intentar rozar una brizna de hierba delante de la bola de golf con su wedge cuando te enfrentas a un golpe de tenso alrededor del green.

 

Cambiar los pensamientos del swing de golf no es fácil

No quiero que parezca que todo esto es fácil, pero basándome en mi propia experiencia, y en muchas de las investigaciones que se han hecho en esta área, tiene sentido que los golfistas empecéis a experimentar con el cambio de vuestro enfoque para dejar de tener demasiados pensamientos de swing.

 
 
Pensamientos de swing ¡Sal de tu cabeza!Marc Puig
Marc@SotaPar.com 
@Golfing_marc
Comparte este artículo en:

Deja un comentario

  +  69  =  70