fbpx

4 consejos para golfistas poco flexibles.

La mecánica y movimientos “modernos” del swing de golf son mucho más físicos y exigentes que tiempo atrás. Configurando un movimiento que se antoja bastante complicado, por no decir imposible con una espalda o rodillas rígidas, viejas heridas de guerra o poca elasticidad en general.

Sin embargo, son muy pocos (o ninguno) libros / artículos de golf los que adaptan la enseñanza moderna de golf a jugadores de golf aficionados tipo o golfistas seniors, quienes deben adaptar su forma de jugar a golf a sus cambios o condiciones físicas.

 

La principal limitación de los golfistas senior y la mayoría de aficionados adultos es su limitada flexibilidad y falta de potencia.

 

 

I Menos subida más followtrough

Muchos golfistas intentan generar potencia forzando una bajada de palo potente, lo que deriva en vicios de swing y malos golpes. La clave para generar potencia con los golpes de golf reside en el followtrough.

Demasiados golfistas acaban su golpe tras el impacto y eso, indiscutiblemente, deja el golpe a medias.

Vamos a generar potencia sin demasiada rotación.

Ya sabemos que la potencia reside en la rotación y torsión de nuestro cuerpo, así que para suplir esa falta de rotación (y elasticidad) vamos a generar un followtrough completo.

Para conseguir un mejor movimiento de bajada y followtrough que nos lleve a una buena posición de finish, abriremos ligeramente el pie delantero. Colocaremos el pie de lantero apuntando ligeramente al objetivo, lo que nos va a permitir tener el cuerpo en una posición que nos permita desgirar bien sin demasiado esfuerzo.

Otra idea de swing que puedes poner en práctica, para asegurar que realizas el golpe completo es dar un pequeño paso después del impacto, en lugar de levantar el talón del pie trasero.

 

 

4 consejos para golfistas poco flexibles. 4 consejos para golfistas poco flexibles.

 

 

2. Ampliación del círculo de poder.

La falta de elasticidad se traduce en una nula rotación del tronco, lo que nos hace perder potencia de swing. Para suplir esta rotación debemos crear un movimiento de cambio de peso en forma de compensación.

Pasando el peso al pie trasero durante la subida del palo y devolviéndolo al delantero durante la bajada e impacto.

No es nada técnico ni mucho menos complicado (hay que adaptarse, eso sí) pero imagínate que quieres lanzar la bola con la mano, lo más lejos posible, como un jugador de béisbol.

Lo primero que harás es impulsar tu cuerpo hacia atrás, para generar potencia y, después, pasar todo tu peso hacia delante mientras la lanzas con la mano. El swing de golf funciona de forma parecida, por lo menos la generación de potencia.

4 consejos para golfistas poco flexibles.

 

 

III. Técnica de chip

Los golpes de approach y chip suelen atragantarse a este tipo de golfistas, por norma general, su falta de rotación provoca golpes “de hacha” directamente contra el suelo, que se traducen en filazos o papas.

Para chippear bien debemos mantener el equilibro y balance de peso. El 60 % del pelo en el pie delantero y las manos trabajando como una sola unidad. Coge el grip unos dos o tres dedos más cortos de lo normal para tener más control sobre la cabeza del palo, una vez en la bola te vas a centrar solo en el punto de aterrizaje.

 

4 consejos para golfistas poco flexibles.

 

 

IV Colócate bien para el putt.

El golpe con el putt es el menos exigente física y técnicamente, dentro de green el principal error de los golfistas “más rígidos” es que se colocan mal a la bola, en una postura que les impide crear el movimiento de péndulo.

Asegúrate de inclinarte hacia delante desde la cintura, de tal modo que la Columba y los hombros queden “colgando” encima de la bola, para poder generar un movimiento pendular sin mover el resto del cuerpo. 

Además, los ojos deberán estar justo encima de la bola.

¿Cómo saber si lo están? Colocate en stance, coge una bola con la mano, colócala entre tus ojos y déjala caer. Debería impactar con la bola del suelo o, como mínimo, caer muy cerca.

4 consejos para golfistas poco flexibles.

 

 

Últimas reflexiones

Para jugar bien a golf y disfrutar del juego no es necesario ser un atleta ni un contorsionista. Basta con adaptar cada swing a las necesidades o limitaciones de cada cuerpo para encontrar el movimiento que nos permita generar buenos golpes de forma regular.

Siempre está bien fijarse en lo que hacen los mejores golfistas del mundo, incluso ver y analizar sus swings. Eso ayuda (y mucho) a entender mejor las dinámicas del swing. Pero nunca debemos fijarnos en ellos pues, evidentemente, sus condiciones físicas y técnicas están a años luz de las nuestras.

Entiende tu cuerpo.

Crea tu swing.

Diviértete jugando a golf.

 

 

¿Has realizado alguna adaptación en tu swing?

Comentarios más abajo.⬇⬇⬇

 

Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

4 consejos para golfistas poco flexibles.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

  +  61  =  69