fbpx

Malos golpes en el campo de golf ¡Evítalos!

Si quieres jugar bien a golf y conseguir bajar tus resultados necesitas aprender a aunto-diagnosticar tus malos golpes en el recorrido. Da igual tu nivel de golf, cuantas clases hayas tomado o la experiencia que tengas jugando a golf… Cuanto más conozcas tu swing, más preparado estarás para enfrentarte al recorrido, porque, vamos a admitirlo eres la única persona que está presente en TODOS tus golpes de golf.

Así que si las cosas se tuercen en mitad de la vuelta, tu eres la única persona capaz de darle la vuelta a la situación y volver a encauzar tus golpes, claro está que es más fácil decirlo (o leerlo) que hacerlo.

 

Diagnosticar malos golpes a media vuelta

 

¿Deberías evaluar tus malos golpes cuando juegas a golf?

Antes de entrar en materia creo que es importante que reflexionemos sobre esto… ¿Es bueno evaluar los malos golpes en mitad de la vuelta? Personalmente creo que la línea es muy, pero que muy delgada, siempre debemos estar pendientes de nuestros golpes, pero nunca debemos ponernos técnicos.

 

Debemos ser conscientes de lo cómo vuela nuestra bola sin caer en conceptos técnicos del swing.

 

Por ejemplo, si estamos abriendo o cerrando la bola todo el rato, es algo que vamos a ver, a ser conscientes, por lo que podemos adaptar nuestros golpes durante la vuelta (apuntando un poco más a la derecha o a la izquierda) y arreglarlo posteriormente en el campo de prácticas.

Nunca recomendaría a un golfista aficionado, especialmente a los jugadores de fin de semana que realicen un análisis meticuloso de cada golpe como hace Bryson DeChambeau. Analizar cada golpe al detalle, para un golfista aficionado, aportaría más confusión y dudas que otra cosa.

Además, cuando estás pensando en el swing (de una forma técnica) durante la vuelta es bastante complicado de mantener el ritmo y el tempo. Básicamente, en lugar de jugar a golf lo único que estás haciendo es pensando en la mecánica del swing, cosa que difícilmente funciona.

En lugar de pensar en tus movimientos de swing, deberías centrarte en notar las tendencias de vuelo de tu bola e intentar mantener constante el ritmo de tu swing. Los golfistas nunca piensan en su swing cuando están jugando bien, simplemente se limitan a mover el palo de forma subconsciente, es así como se consiguen los mejores golpes y, por ende, los mejores resultados.

 

Dicho esto, vamos a ver algunas técnicas para auto diagnosticar nuestro golf a media vuelta sin morir en el intento.

 

 

Primero: Maneja tus emociones.

Antes de sumergirte en las mecánicas del swing o auto diagnosticar cómo mueves el palo, es importante destacar esto. Si no manejas tus emociones durante la vuelta de golf, realizar bien el swing es imposible, así de claro, lo primero es entender que es imposible pegar bien todos los golpes, vas a fallar muchos golpes en tus vueltas de golf.

 

Asumir que vas a pegar malos golpes es la mejor forma de lidiar con ellos, elimina el trauma o la decepción por tus malos golpes, usa el sentido del humor, ríete, haz que se alejen de ti y salgan de tu cabeza.

  • Zack Johnson

 

Recuerdo esto, que ya es sabido por muchos, porque si te crees que siempre vas a pegar buenos golpes en el recorrido vas a sentirte decepcionado TODO EL TIEMPO con tu nivel de golf. Afronta cada vuelta sabiendo que vas a pegar muy buenos golpes, golpes regulares y golpes malísimos, lo creas o no esta es la forma más fácil de tener un swing fluido.

ESO ES EL GOLF, AMIGOS.

Cuando aprendas a manejar tus emociones durante la vuelta de golf dejarás de machacarte a ti mismo por los malos golpes, directa o indirectamente. Esta práctica te ayudará a eliminar dudas, malos pensamientos, incluso miedos.

 

 

malos golpes en el campo de golf
Nadie escapa de los malos golpes en el recorrido

 

Segundo: Conócete muy bien.

Esta es la segunda parte del manejo de las emociones.

¿a qué me refiero con conocerse bien?

Simple. Cuanto más conozcas tu juego, tus habilidades (y debilidades) más fácil será para ti aceptar los malos golpes y seguir adelante. Los mejores golfistas del mundo saben que en cada vuelta, solo unos pocos golpes serán realmente buenos y no esperan la perfección… la diferencia entre ellos y nosotros es que sus golpes buenos o regulares son mejores que los de la mayoría de aficionados.

Tu, como golfista aficionado puede hacer exactamente lo mismo, entendiendo que no siempre vas a pegar el golpe que tenías planeado y eso está bien. No necesitas pegar golpes perfectos para mejorar tus resultados, necesitas pegar golpes que sean eficientes para tu golf, que te permitan ir más a calle, coger más greens o mejorar el juego corto.

 

Es algo que veo muchísimo en golfistas aficionados:

Imaginemos que eres hándicap 18 y que tu media de resultados está en los 90 golpes. Algo que veo cada vez que comparto vuelta con algún golfista así es lo siguiente; se enfada mucho tras hacer 3 putts para bogey, falla una calle o no emboca un putt corto. Estos enfados o decepciones son producto de unas expectativas poco realistas sobre su nivel de golf, siendo mucho mayores que sus habilidades.

 

 

Tercero: evalúa el golpe.

Ahora que ya sabemos cómo las emociones y las expectativas afectan a tu rendimiento, es momento de aprender a auto diagnosticar los malos golpes que damos en el recorrido. Lo primero es analizar qué ha pasado.

REPETIMOS. No es recomendable analizar cada golpe al detalle, eso nos volvería locos, por lo que únicamente vamos a evaluar aquellos golpes que han sido especialmente malos.

 

 

 

Malos golpes en el campo de golf ¡Evítalos!¿Sabías que puedes eliminar los malos golpes de tu mente?

Siempre vas a dar malos golpes y es muy importante gestionarlos mentalmente de la forma correcta. La forma en la que lidias con ese sentimiento (y te reinicias mentalmente) puede hacerte recuperar tu golf o comprometerte para el resto de la vuelta.

Aprende a gestionar mentalmente tus malos golpes.

.

 

Después de un golpe extremadamente malo, pregúntate:

 

¿Cuál era mi objetivo con el golpe?

¿He seguido mi rutina y me he concentrado en el objetivo?

¿He tenido pensamientos negativos antes del golpe?

¿Estaba pensando en la mecánica del swing o en lago simple?

Seguramente, en la mayoría de las ocasiones te darás cuenta de que no estabas en el estado mental adecuado para dar un golpe correcto. Quizá te saltaste parte de la rutina, no elegiste un objetivo concreto, pensaste en los posibles errores o donde no querías enviar la bola.

 

 

Si superaste exitosamente este “repaso de tareas mentales” y el error no radicaba en una mala preparación del golpe, entonces comprueba estos elementos:

 

Analiza tu alineación:

Puedo afirmar que la mala alineación es el error más cometido por golfistas aficionados. La cosa es sencilla, si no estabas apuntando bien ¿Cómo vas a saber si pegaste un golpe bueno o malo? Quizá empalaste la bola justo a donde apuntabas o, por el contrario, puede que pegaras un golpe muy desviado.

Así que antes de ponerte a comprobar cosas sobre tu swing, empieza por analizar donde ha acabado la bola. Estaban tus pies, caderas, hombros, etc. ¿Paralelos al objetivo? ¿estabas apuntando a la izquierda o derecha?

Aunque no nos demos cuenta nuestra mente intenta corregir nuestra mala alineación compensando el movimiento de swing para dirigir la bola hacia el objetivo.

 

 

Evalúa tu finish:

Lo segundo que debes preguntarte después de un golpe realmente malo es ¿dónde he acabado el golpe? ¿Cómo era mi finish?

Tu followtrough y, en consecuencia, tu finish es un gran indicador de como de buena o mala era tu colocación para el golpe. Si tienes problemas para mantenerte en posición de finish, seguramente hay problemas con tu colocación a la bola, incluso con tu alineación.

Algo que se aplica también en el juego corto, ya sea en approach o salidas de bunker.

En muchas ocasiones una posición de finish corta, inconsistente o inexistente, te dirá que has desacelerado a lo largo del impacto, lo que hace bastante improbable conseguir buenos golpes.

 

 

Observa tus chuletas:

El último recurso para auto diagnosticar golpes malos en el recorrido de golf es fijarse en las chuletas que levantamos al golpear la bola. Debes tener claro que las chuletas lo dicen todo sobre tus golpes de golf.

Después de un golpe malo fíjate en la dirección de la chuleta, analiza si está apuntando hacia donde ha finalizado la bola y, lo más importante, si está en línea al objetivo. Las chuletas no solo hacen evidentes los fallos en la alineación, una mala colocación a la bola e incluso los fallos técnicos quedan reflejados en la chuleta.

 

 

Últimas reflexiones sobre los malos golpes:

Recuerda siempre que los malos golpes existen y que los vas a dar en todas tus vueltas de golf. Lo único que debes tener presente es que no necesitas pegar cada golpe exactamente como has imaginado. Cuanto mejor sepas manejar tus emociones y más realistas sean tus expectativas, mejor serán tus resultados en el campo de golf.

Como ya he mencionado antes, los análisis profundos sobre el swing y la calidad de tus golpes deben realizarse fuera del recorrido, cuando ya hemos finalizado la vuelta, una vez ahí ponte todo lo técnico que quieras o modifica lo que creas necesario.

Pero si pegas un golpe realmente malo o no te encuentras cómodo con tu juego durante la vuelta puedes realizar estos análisis rápidos para mejorar la calidad de tus golpes. Lo más importante es que no te concentres o te obsesiones con los malos golpes, simplemente céntrate en tu próximo golpe. Ya sabes que es el más importante.

 

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
Comparte este artículo en:

5 comentarios en “Malos golpes en el campo de golf ¡Evítalos!”

  1. Podrías hablar un día a cerca de las maderas de calle ?

  2. Muy interesante, gracias. Me ha venido muy bien el artículo. Minimizar los malos golpes y seguir jugando… es verdad que después de jugar bien nos auto sugestionamos con expectativas poco realistas que no ayudan. A mí me ayuda hacer algún estiramiento para resetear antes de golpear tras fallar el anterior.

  3. Buenos dias:
    Gracias por tu correo diario considero muy útiles y cargados de sentido común y mucha experiencia y capacidad de observación de su autor..
    Valoro y aprecio tu constancia y paciencia para compartir con nosotros tu amplia experiencia.
    Yo como muchos amateurs tengo problemas para jugar en campos con calles pinchadas y con arena. Sé que el problema está en pego tierra-bola. Pero como lo corrijo?
    Muchas gracias por compartir tu experiencia.
    Saludos.

Deja un comentario

52  +    =  55