fbpx

5 errores mentales fatales para tu golf

Los errores mentales más perjudiciales para tu golf:

 

La mayoría de los golfistas aficionados pierden muchos golpes en el campo de golf debido, exclusivamente, a las malas decisiones y errores mentales que cometen por no saber cómo enfocar sistemáticamente cada golpe y controlar sus emociones para mantener la confianza mientras están en el recorrido.

En un intento de orientarte hacia un enfoque mental adecuado para maximizar el resultado de tus golpes de golf, este artículo te mostrará los 5 errores mentales más comunes que la mayoría de los golfistas cometen, además de algunas reflexiones sobre cómo eliminarlos.

 

No analices tu swing, ni pienses en él mientras lo haces

errores mentales - analisis swing

Cualquier pensamiento sobre el swing en el campo de golf es contraproducente para conseguir un buen golpe o resultado, ya sea entre golpes o durante su swing. Confiar en lo que tienes, en tus cualidades, es mucho más importante que intentar corregir algo o forzar un movimiento durante el swing.

Tratar de controlar conscientemente tu cuerpo durante cualquier acción hace la tarea más difícil. Siempre.

Piensa en si condujeras tu coche pensando conscientemente en lo que hace tu cuerpo («pie en el freno, ahora embrague…»)  probablemente tendrías un accidente. En lugar de eso, simplemente confías en tu habilidad como conductor.

Pensar en tu swing mientras lo haces crea una tensión que interfiere con la fluidez de movimiento, algo que requiere un buen swing. Está bien pensar en ello en el campo de prácticas cuando estás practicando un nuevo movimiento que has aprendido en tus clases de golf o, simplemente, tomando conciencia de tu swing.

Pero en el campo de golf tu mente tiene que estar tranquila y relajada para jugar lo mejor posible.

Los pensamientos sobre el swing suelen aparecer durante una vuelta cuando se realizan algunos golpes desviados, y posteriormente el golfista analiza el swing e intenta corregir el problema.

Muchos de estos golpes fuera de línea son simplemente causados por la tensión, que aumenta cuanto más control sobre el swing intenta tener el golfista.

 

Hay un dicho que dice que, en el golf, «hay que ceder el control para ganar el control» y creo firmemente que es cierto.

En lugar de estar centrados en los movimientos del cuerpo, tenemos que estar conectados con el objetivo – golpear la bola a un objetivo específico con una forma de golpe predeterminada, y luego confiar en nuestro cuerpo para hacer lo que hemos practicado.

El mejor pensamiento de swing es confiar en el swing que tienes, pero si necesitas algo de ayuda, puedes intentar decir las palabras «uno-dos-tres» – «uno» para el back-swing, «dos» para el down-swing y «tres» para el follow-through. Esto debería ayudar a eliminar los pensamientos sobre el swing.

 

No pienses en tu puntuación (a menos que tengas que hacerlo)

errores mentales - pensar resultado

A menos que te encuentres en una situación en la que necesites saber tu puntuación para la estrategia, como durante los últimos hoyos de un torneo que aspiras a ganar o un enfrentamiento match play, es mejor olvidarse de ello.

Algunas de las mejores vueltas de golf de la historia se han realizado cuando el jugador no sabía cuál era su puntuación. Descubrirás que cuando juegas lo mejor posible, es como si no te importara tu rendimiento general y no lo juzgaras, sólo estás disfrutando del juego y pegando buenos golpes de golf.

Esta es la mentalidad que necesitamos durante cada vuelta. La puntuación es algo externo y está fuera de tu control. Vincular tu rendimiento al resultado puede crear una montaña rusa de emociones.

Si la puntuación es tu objetivo absoluto del juego, ¿cómo te vas a sentir cuando hagas un 8 en un hoyo? ¿Mellará tu ego y arruinará tu ronda? Seguramente sí…

Si puedes cambiar tu objetivo para cada vuelta de la puntuación a la ejecución de un buen proceso y simplemente disfrutar del juego pase lo que pase, obtendrás mejores resultados. Tu enfoque tiene que cambiar del resultado al proceso para jugar lo mejor posible.

 

 

No te castigues, sé tu propio caddie y recuerda que es sólo un juego

Errores mentales - caddie

La forma en que te hablas a ti mismo en el campo de golf puede marcar una gran diferencia en tu rendimiento. Los caddies son generalmente seleccionados, no sólo porque pueden calcular los metros y leer los greens de forma muy detallada, sino más bien porque saben qué decir a un jugador y cuándo decirlo.

Puedes apostar tu vida a que si Adam Scott golpeara la bola fuera de límites. y Steve Williams dijera «¿Qué @#$% fue eso? ¿Cómo puedes pegar un tiro así, perdedor?», sería despedido en el acto… ¿No crees?

Decir esas cosas no ayuda a un jugador, sino que reduce su confianza y lo pone más tenso antes del siguiente golpe. En su lugar, el caddie ofrecería algunas palabras de ánimo para ayudar al jugador a olvidarse de ello y seguir adelante.

La mayoría de nosotros no podemos permitirnos el lujo de tener un caddie, así que tenemos que crear nuestro propio «caddie interior» para aumentar nuestra confianza y recuperarnos rápidamente de los golpes que no nos gustan.

Para ello, empieza a elaborar una lista de frases que puedas decir antes y después de un golpe. A menos que juegues al golf para ganarte la vida, no debería molestarte. Al fin y al cabo, es un juego que te permite practicar los retos de la vida real, como enfrentarte a la adversidad, concentrarte, tener una actitud positiva, mantenerte en el presente y mucho más. Piensa en esto la próxima vez que golpees la bola a los árboles.

 

No apuntes simplemente a la calle o al green, ten un objetivo muy preciso en mente

errores mentales - objetivo

Como continuación del número 3, los caddies siempre ayudarán a su jugador a elegir un objetivo muy preciso en lugar de decirle que apunte a la calle o al green. Pero la mayoría de los aficionados hacen exactamente eso y les cuesta varios golpes por vuelta.

Pregunta a cualquiera de los mejores golfistas que conozcas y te dirán que hacen su objetivo lo más pequeño posible.

En la foto de arriba, el objetivo de Phil Mickelson podría ser esa delgada rama de árbol plateada detrás del green. Definitivamente no será todo el green, ni siquiera la mitad de este. La próxima vez que salgas al campo, haz que esto forme parte de tu rutina previa al golpe y notarás la diferencia.

 

No te olvides de tu rutina

errores mentales - rutina

La rutina del golpe (que incluye la rutina previa y posterior al tiro), es una necesidad absoluta si quieres jugar tu mejor golf. Es la forma más eficaz de asegurarte de que eliges y te comprometes con el golpe correcto y de que tienes la reacción óptima sea cual sea el resultado.

Si no tienes una rutina muy meticulosa (que con el tiempo se convierte en un hábito), simplemente estarás pegando / malgastando golpes. Todo lo que hay que pensar para un golpe de golf se puede hacer fácilmente en el minuto de tiempo que tienes para golpear.

Esto se relaciona muy bien con el error nº 2. En lugar de hacer que la puntuación sea tu objetivo, haz que tu rutina sea tu objetivo para cada vuelta y concéntrate en todo lo bueno de la experiencia.

 

Haz de la corrección de estos errores un objetivo para tu próxima ronda y estoy seguro de que verás la mejora.

 
5 errores mentales fatales para tu golf

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com
Comparte este artículo en:

1 comentario en “5 errores mentales fatales para tu golf”

  1. Muy buenos estos consejos… realmente una vez que sabes pegar a la bola casi lo único que importa es la concentración y el juego “interior” : como estés de tranquilo, tú confíanza en que lo vas a hacer bien y tú capacidad para olvidar los malos golpes. !
    También estoy de acuerdo en que hay que olvidarse de la puntuación para poder jugar cada hoyo sin pensar en lo que has hecho en los anteriores tanto si lo has hecho muy mal como si lo has hecho muy bien… que eso también te condiciona! .

Deja un comentario

34  +    =  35