fbpx

Mantén la mente en juego los 18 hoyos.

El golf es un deporte donde la psicología juega un papel fundamental. Para conseguir buenos resultados, ya sea en el circuito profesional o en un torneo amateur, necesitamos una buena técnica y, sobre todo, fortaleza mental para mantener la mente «en juego» durante toda la vuelta.

La preparación mental suele ser la gran asignatura de jugadores aficionados, muchos de ellos invierten tiempo en el campo de prácticas para poner a punto su juego. Pero muy pocos se dedican a mejorar mentalmente para afrontar las diferentes situaciones del juego.

Cuando cometemos grandes errores en el campo, vienen propiciados por una mala ejecución técnica, eso es evidente. Si mueves bien el palo, la bola sale al objetivo. Pero el origen del fallo no radica en nuestro swing, proviene de nuestra mente.

 

¿Qué puedo hacer para dominar el juego mental?

Lo primero ser paciente, es una de las facetas más complicadas de dominar, en todos los niveles. Todavía vemos colapsos en el mundo profesional, incluso cuando parecía que tenían el torneo ganado.

Lo segundo es practicar, ponernos en situación en nuestros entrenamientos y llevar a cabo un buen análisis después de los partidos, para aprender de nuestros errores y ganar experiencia.

 

Trucos para mantener la mente en juego toda la vuelta

 

I. Elimina tu discurso negativo

La mayoría de los jugadores amateurs se centran (mental y verbalmente) en los aspectos del juego que peor se les dan, en lugar de centrarse en los puntos que dominan.

Deja la conversación negativa. Inconscientemente anula la confianza, coloca dudas en la mente, impide el progreso y, lo peor de todo, arruina la diversión.

 

II. Comprométete siempre a hacer un swing positivo

La principal meta es jugar sin temores en todo el recorrido. Para conseguirlo, el primer paso es hacer un pacto con nosotros mismos para hacer el swing de forma positiva y jugar cada golpe como queremos jugarlo.

Intenta poner en práctica esa mentalidad jugando solo, sin presión añadida de realizarlo frente a otras personas.

 

 

Mantén la mente en juego los 18 hoyos.¿Sabías que para fortalecer tu mente de golf debes entrar en la zona fea?

Aunque es algo que saben todos los golfistas del mundo, casi ningún golfista aficionado emplea tiempo en practicar su golf de un modo que le ayude a producir cambios que realmente mejoren su juego. En lugar de centrarse en mejorar se mantienen en su zona de confort practicando en exceso los aspectos técnicos del swing (eso los que practican)

Aprende a entrar en la zona fea de tu golf y empieza a mejorar.

.

 

 

III. No establezcas objetivos

¿Cuántas veces has echado la vuelta a perder en los últimos hoyos?

El principal error aficionado, jugar de escándalo toda la vuelta para mandarlo todo al traste en los hoyos finales. El declive empieza cuando te das cuenta de que llevas un buen resultado o de que puedes conseguir X puntos o bajar de handicap.

Evita limitaciones de cualquier tipo, simplemente intenta acabar cada hoyo con el mínimo de golpes, sin pensar en resultados globales.

 

IV.  Cree que tienes el palo correcto para el golpe

Cuando escogemos el palo para dar nuestro siguiente golpe debemos estar convencidos de que es el correcto para dar el golpe con confianza. Si golpeamos bien, sea el palo o no, no nos desviaremos mucho del objetivo.

Si estamos llenos de dudas, seguro que el golpe no funcionará.

 

V. Forma una biblioteca de Buenos recuerdos

Todos tenemos golpes muy buenos, de todo tipo y en cada circunstancia. Cuando te entren las dudas o no te veas capaz de realizar un golpe, tira de biblioteca. Recuerda ese golpe exitoso, con ese mismo palo o para completar la misma distancia, eso nos creará una mentalidad positiva para afrontar el golpe.

 

VI. No malgastes 2 golpes para salvar 1

Es la “regla” más conocida en golf, pero la menos aplicada. La autodisciplina es nuestra mejor aliada en el campo de golf. Muchos golfistas malgastan un gran número de golpes durante una vuelta intentando jugar golpes de recuperación, aun sabiendo que las probabilidades de éxito eran casi nulas.

No emplees 2 golpes en salvar 1, sales perdiendo siempre.

 

VII. Céntrate en el objetivo y en el “tacto”

Durante el swing de prácticas debemos pensar solo en el objetivo y en el tipo de golpe que vamos a dar, para poder sentirlo a medida que movemos el palo. Se recomienda realizar 2 swings de práctica, el primero para centrarnos en los mecanismos del movimiento. El segundo para concentrarnos exclusivamente en el objetivo y el “tacto” con la bola.

 

 

 

Te voy a contar como puedes cambiar tu mente para producir un mejor swing de golf.

Incluso bajo presión.

mente en golf sota par

 

A pesar de todo lo que dicen sobre el golf, especialmente quienes no lo han practicado nunca, es un deporte atlético. Aunque la mayoría de los golfistas aficionados lo practica como si no lo fuera y, esto, frena su progreso.

 

 

¿A qué me refiero con un deporte atlético?

Generalmente se asocia a un deporte de alta intensidad o que “te haga sudar” pero, al igual que cuando un tenista remata una volea o cuando un futbolista chuta a portería, el swing de golf también es un movimiento atlético.

 

¿Qué es un movimiento atlético?

Se considera como movimiento atlético aquel que se realiza de forma fluida y desinhibida. En los deportes mencionados anteriormente, tenis o el futbol, son más fáciles de realizar debido a que tienes muy poco tiempo para reaccionar o pensar en el movimiento.

Un tenista tiene el tiempo justo para ver la pelota, determinar su trayectoria, mirar a su rival y decidir a qué parte de la pista va a golpear. Pues este mismo movimiento atlético se puede realizar en golf, si sabes en qué concentrarte.

 

Una pequeña reflexión:

Antes de seguir quería hacer inciso es que el golf es uno de los deportes más difíciles, básicamente porque el 90% del tiempo te dedicas a pensar, no a jugar. Hecho que nos deja demasiado tiempo para darle vueltas a los golpes, swing, etc. En definitiva, tenemos demasiado tiempo para pensar y decidir.

Con esto no quiero decir que pensar sea malo en golf.  De hecho, una de las maravillas (o dificultades) del golf es que cada golpe es diferente. Cada golpe presenta una serie de variables y consideraciones que requieren que decidas correctamente el golpe adecuado.

Pero, la mayoría de golfistas no tienen claro como desactivar su pensamiento lógico para acceder a su mente atlética. Lo que les permitiría generar un movimiento más atlético en sus swings.

Los estudios defienden esta teoría. Pues está demostrado que los movimientos mejor coordinados son los que salen de forma automática, sin pensar. Usando EEG (equipos para medir la actividad cerebral) han podido corroborar que, a mejor nivel del deportista, menos actividad cerebral durante la ejecución del swing.

 

 

¿Por qué funciona así?

Cuando un atleta está rindiendo a su máximo nivel, existe una comunicación directa entre los sentidos y los centros de movimiento del cerebro. Seguramente habrás oído hablar de este estado como “estar en la zona” o estar en un “estado de flow”.

 

En las artes marciales tienen una expresión concreta para referirse a este estado “Mushing” lo que literalmente significa Sin pensar.

En el momento de máximo rendimiento un atleta no está ocupado con sus pensamientos, juicios o emociones. La mente está 100% focalizada en el presente (no existe pasado o futuro)

 

¿Cómo puedo mejorar mi swing a través de mi mente atlética?

Existen varios factores que determinan la facilidad que tendrás para encender tu mente atlética; van desde la rutina pre-golpe hasta lo que hay después de la rutina post-golpe.Para empezar, lo que suelo recomendar a los golfistas con los que trabajo para mejorar su rendimiento en el recorrido es empezar por la rutina pre-golpe.

 

  • Concéntrate en tu respiración

Cuando nos concentramos en nuestra respiración se reduce nuestra actividad cerebral en la “parte del pensamiento” (es algo demostrado, que ocurre en el cortex pre-frontal).

Respirar es una de las partes más fundamentales en cualquier deporte, ayuda a reducir tensión en los músculos y nutre de oxigeno nuestro sistema. Así que, el primer paso para conectar con tu mente atlética es tomar conciencia de tu respiración.

 

  • Concéntrate en tus sentidos.

Centrarnos en nuestros sentidos, en lo que percibimos, es una de las formas más directas de conectar con el momento presente y desconectar nuestro pensamiento racional.

Date cuenta de lo que estás viendo, sintiendo o oyendo mientras caminas hacia la bola. Experimenta centrándote exclusivamente en uno de tus sentidos en particular y descubre cual es el que tienes más afinado.

Simplemente con ser más consciente de donde focalizas tu atención y en qué estás pensando en cada momento, durante el golpe, te ayudará a conseguir buenos swings más a menudo.

 

 

¿Y tú? ¿Qué mecanismos usas para centrarte?

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
Comparte este artículo en:

Deja un comentario

  +  28  =  29