fbpx

¿Estás pensando o jugando a golf?

Alguna vez has caído en que, cuando juegas a golf a tu mejor nivel, realmente no estás pensando en ello. En tus mejores vueltas de golf no te dedicas a pensar, ni mucho menos analizar tu actuación, ni tu resultado, simplemente te centras en seguir dando buenos golpes. A esto se le llama “estar en la zona” y, siguiendo algunas de las técnicas que verás a continuación te explicaré como replicar este estado mental más a menudo.

Estar en la zona es tan simple como observar y reaccionar. Solo estás concentrado en nada más que en el siguiente golpe y el objetivo de este, no en qué tiene que hacer tu cuerpo o como debes mover el palo o cual es tu resultado. Estar en la zona es lo más parecido a estar en una burbuja donde nada es más importante que el golpe que tienes delante.

Para entrar en la zona a menudo, en lugar de que sea algo casual, requiere entender profundamente sobre buenos o malos pensamientos en el campo de golf y, lo más importante, creer firmemente que la puedes controlar.

El golf es un deporte muy peculiar que guarda grandes diferencias con la mayoría de los deportes. La principal diferencia es el “tiempo muerto” que tenemos en golf entre golpe y golpe, largos ratos donde nos dedicamos a pensar. Y es precisamente ahí, en los pensamientos que tenemos “cuando no estamos jugando” donde más influencia directa sobre el resultado podemos ejercer.

 

 

ENCENDER Y APAGAR

El cerebro humano no puede estar concentrado durante 4 horas seguidas. Es imposible. Desempeña su máximo rendimiento en cortos períodos de alta concentración, seguidos de una relajación completa.

Los mejores golfistas del mundo han desarrollado la habilidad para “apagar” su concentración y que cada golpe sea “un juego diferente”. Los únicos momentos de pensamiento los realizan 30 segundos (aprox) antes de cada golpe. Actividad que consiste en el análisis y preparación del golpe, el resto del tiempo simplemente siguen la secuencia de sus rutinas y “apagan el cerebro” hasta el siguiente golpe.

 

¿CÓMO PENSAR EN GOLF?

Lo único que debes pensar en una vuelta de golf es “¿cuál es mi estrategia? Y ¿Cuál es mi objetivo? El resto del tiempo deberías moverte en piloto automático, siguiendo tus rutinas y tus procesos de golpeo.

 

 

ANÁLISIS Y COMPROMISO

En la rutina previa al golpe debemos tener claros (y separados) los dos procesos principales. El análisis y el compromiso. Una vez hemos decididos cual será nuestra estrategia para el siguiente golpe (parte analítica), ya hemos realizado todo nuestro pensamiento, a partir de entonces es momento de comprometerse con el golpe.

Una vez cruzamos la línea del análisis y empezamos a comprometernos con el golpe es momento de confiar en nuestro cuerpo, nuestra concentración y nuestro golpe.

La rutina no finaliza en el impacto de la bola: una vez hemos realizado nuestro golpe debemos incluir una acción de desconexión, algo que nos indique que podemos apagarnos hasta el siguiente golpe.

Tomar una profunda respiración, guardar el palo en la bolsa o quitarnos el guante, pueden ser ejemplos de movimiento de finalización para apagar nuestra mente. No existe ningún beneficio en pensar en el siguiente golpe, hasta que no estemos en la bola.

  

LOS SOBREPENSAMIENTOS CAUSAN TENSIÓN:

Uno de los motivos principales para tener una rutina pre-golpe sólida es que, además de prepararte correctamente para el siguiente golpe, elimina los sobre pensamientos.

Pensar demasiado en algo crea tensión, la tensión en nuestros músculos crea distorsiones en nuestro movimiento de swing.

Aférrate a tus rutinas.

 

 

 

¿EN QUÉ DEBES PENSAR ENTRE GOLPES?

Respuesta rápida: En lo que sea menos en tu desempeño en el campo o el desempeño de otros jugadores.

Cualquier pensamiento sobre cómo estás jugando o sobre el resultado creará un extra de tensión en tu mente y músculos. Disfruta al máximo de cada momento en el campo de golf, no estás trabajando, no estás ahí por obligación, simplemente relájate entre golpes.

 

  • Habla y comparte con tus compañeros de partido.
  • Disfruta de las vistas y los alrededores del campo
  • Analiza el diseño del campo e intenta adecuarte a el.
  • Piensa en cosas que no sean de golf; tu equipo de fútbol, el hoyo 19…

 

 

Últimas reflexiones

En definitiva, como en la vida en general, deberías preocuparte sólo de lo que depende realmente de ti. Es decir, los golpes que das, tus momentos de juego. El resto del tiempo limítate a disfrutar del campo, del clima y de la compañía…

Como dijo el gran Ben Hogan:

Cuando caminas por “la calle” de la vida, debes ser capaz de oler las rosas, solo vas a poder jugar una única vuelta.

 

 

¿Qué te pasa por la cabeza en tus partidos de golf?

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

 

⚡¡Nuevo canal!⚡ Cada día a las 15:27h
Recibe el consejo del día en Telegram.

 

¿Estás pensando o jugando a golf?

 

Marc Puig

@Golfing_marc

marc@sotapar.com

 

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

2 comentarios en “¿Estás pensando o jugando a golf?”

    • Muchas gracias Merche, espero que te sea útil en el recorrido 🙂

Deja un comentario

5  +  4  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!