fbpx

Usa los nervios del tee 1 a tu favor.

Todos los hemos sentido alguna vez.

Te encuentras en el tee del 1, el jugador de antes de ti ha empalado un drive en medio de la calle… Mientras tu solo quieres empezar la vuelta de la mejor forma posible. Seguramente, ante esta situación, muchos golfistas sienten temblores en las manos desde el momento de clavar la bola en el tee.

 

¿te suena familiar?

Si tu respuesta es que sí. No te preocupes, en esta entrada abordaremos todo lo necesario para controlar los nervios del primer tee y, lo más importante, usarlos a nuestro favor.

 

 

1.     Los nervios del tee del 1 son algo bueno.

Es importante entender que todos sentimos nervios en el tee del 1, incluso los mejores jugadores del mundo. Los golfista del Tour suelen decir que les gusta sentir estos nervios, pues les ayudan a concentrarse mejor y conectar con los sentidos.

Un poco de nervios puede mejorar el timming y el ritmo de swing. Con el nivel de intensidad correcto en tus partidos de golf, tienes más opciones de conseguir un buen resultado. Los nervios, en su justa medida, te llevan al nivel de arousal correcto.

 

 

2.     Establece los objetivos correctos.

Debes tener muy claros tus objetivos de la vuelta. Como ya hemos comentado en más de una ocasión, conseguir un buen resultado NO es un objetivo correcto.  Básicamente solo añadirá presión a tu vuelta ya que el resultado no es algo que puedas controlar. Por este motivo, tus objetivos deben estar vinculados a cosas que si puedas controlar al 100%.

Por ejemplo tu rutina pre-golpe, estar presente y aceptar los errores. Poner el foco en comprometerse con el proceso y realizar de forma consciente y correcta todas las rutinas de la vuelta, sí es una buena forma de establecerse objetivos.

 

 

3.     Usa la respiración para dominar el exceso de nervios.

“Cuando aprendí a respirar, aprendí a ganar” – Tom Watson.

La respiración de combate o la respiración táctica es una técnica utilizada por los soldados de la mayoría de ejércitos, para lidiar con el aumento de adrenalina provocado por las situaciones de combate. Dominar la respiración te ayudará a dominar tu cuerpo.

 

Cuando sientas un exceso de nervios, realiza esto:

  • Inala durante 4 segundos a través de la nariz.
  • Aguanta el aire durante 4 segundos.
  • Exhala durante 4 segundos a través de la boca.
  • Aguanta la respiración 4 segundos.
  • Repite este proceso tanto como sea necesario.

Esta técnica es una forma óptima de volver a la calma ante cualquier situación. Antes de pegar el primer golpe del tee del 1, después de un fallo garrafal, antes del golpe u hoyo clave.

 

 

4.     Mantente preparado para la vuelta

Estar preparado para la vuelta no significa mantenerse cerca del tee del 1 para la salida. Significa realizar todo lo necesario para jugar bien, antes de la vuelta.

¿Comes bien antes de una vuelta?

¿Te hidratas correctamente?

¿Llevas avituallamiento?

¿Has marcado tu bola?

¿Tienes tees, marcador, arreglapiques?

¿Está tu guante en condiciones?

¿Están tus palos limpios?

¿Tienes una estratégia para cada hoyo?

Etc.

 

Puede que muchos piensen que todo esto no afecta directamente al juego o al resultado final. Pero plantarse en el tee del 1 y descubrir que tienes pocas bolas, un guante medio roto y mojado… no es que te dé mucha confianza para la vuelta, precisamente.

 

 

5.     Mira alrededor y aprecia.

Ser agradecido es una buena forma de mantener la perspectiva y rebajar los nervios. Observa con atención los alrededores del campo, contempla el cielo, los árboles, las calles… ¡Aprecia el momento!

Recuérdate en todo momento lo afortunado que eres de poder estar jugando a golf y disfrutar del día, del recorrido y de la compañía. No va a ser solo un momento, el partido te llevará unas 4 horas mínimo, así que asegúrate de disfrutar cada uno de los instantes que componen los 18 hoyos. Te hará jugar mejor, seguro.

 

 

6.     Visualízate pegando un buen golpe de salida.

Mientras esperas tu turno para salir en el tee del 1 aprovecha para realizar un breve ejercicio de visualización. Imagínate e visualízate realizando un muy buen golpe de salida, no solo eso, debes visualizar la bola volando hacia su objetivo.

Ten una imagen clara del objetivo y de la línea de tiro, así como de la trayectoria que tendrá tu golpe. Obsérvate golpeándolo. Todas estas acciones irán directos hacia tu subconsciente, quien le dirá a tus músculos como tienen que moverse para imitar el golpe en la “realidad”.

 

 

Últimas reflexiones.

Los nervios son solo un reflejo de que nos importa lo que estamos haciendo, así que es normal sentir ese gusanillo antes de salir, especialmente en vueltas de torneo. Pero nunca debe ir más allá. Si los nervios te azotan demasiado pueden llegar a paralizarte o imposibilitarte para jugar bien a golf o, simplemente, realizar tu juego.

Si esto llega a ocurrirte recuérdate para qué estás jugando a golf. Para pasarlo bien y disfrutar del día. Me imagino que (si estás leyendo esto) es que no te ganas la vida jugando a golf, por lo que nunca puede convertirse en una carga. ¡Debe ser una fuente de diversión!

 

 

 

Usa los nervios del tee 1 a tu favor.
 
Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

1 comentario en “Usa los nervios del tee 1 a tu favor.”

  1. Hasta ahora no había leído este post.
    El punto 3 es muy cierto. Los días que llego justo, aparte de no tirar bolas en condiciones, llego el hoyo 1 con nervios a ver si todo está en su sitio.
    Por eso, trato de llegar siempre con mínimo una hora antes de la salida.

Deja un comentario

5  +  4  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!