fbpx

El peor compañero de golf del mundo.

Hace un tiempo intentamos desgranar el comportamiento, actitud y acciones que definen a un buen compañero de partido.

Identificando los elementos que comparten aquellas personas que hacen más agradable tu partido de golf, básicamente, lo que definiría al compañero de golf ideal.

 

Es formidable cuando compartes grupo con uno de esos golfistas.

 

Pero la vida, a veces, son cambios, contrastes y extremos.

 

Por lo menos hoy, ya que haremos una radiografía de las actitudes, comportamientos y acciones que identifican al compañero de golf fatal.

 

Aquellos que son capaces de amargarte la vuelta.

 

Cuando pensamos en estos términos, a todos nos viene algún golfista a la cabeza. Por desgracia todos hemos compartido grupo, por lo menos una vez, con un compañero de golf fatal.

Sonará a tópico, pero si nunca te has cruzado con ninguno… ¡Igual eres tú, sin saberlo, un mal compañero de partido!

 

¿Qué define al peor compañero de partido?

 

1.     Es impuntual

El peor de los inicios, sin duda. Es una tendencia que se va extendiendo últimamente, los jugadores llegan al tee de salida, cada vez, con menos tiempo de antelación.

Hay que tener en cuenta que nuestra hora de salida, la que marca en la tarjeta o la que consta en la reserva, es precisamente eso la hora de salida. El momento en el que los jugadores deberían iniciar sus partidos.

Algunos jugadores confunden la hora de salida, con la hora de llegada al tee.

 

2.     Barre mal y rastrilla peor

Una costumbre del golfista aficionado y en pleno auge en la actualidad con los nuevos protocolos de prevención de contagios.

Antes del covid19 podíamos rastrillar los bunkers de forma correcta o, por lo menos, con el rastrillo. Pocos son los golfistas que perdían el tiempo necesario y empleaban la técnica correcta para “borrar” su rastro del bunker.

La inmensa mayoría, tan solo pasaba el pie encima de la “chuleta” moviendo un poco la arena.

Hoy en día, que no tenemos rastrillos en los bunkers y nos vemos obligados a rastrillar con el pie… Pues muchos son los golfistas que abandonan el bunker tal cual lo han dejado.

¡Recuerda! La chuleta no es lo que perjudica a otros golfistas en bunker (que también) lo que debemos eliminar es nuestro rastro, nuestras pisadas.

 

3.     No sabe contar

Una de las funciones del golfista, para con los demás, especialmente en competición, es la de marcar el resultado de tu jugador.

Eso significa, estar pendiente de su juego, consensuar decisiones que puedan afectar a su juego o su resultado y asegurar que la tarjeta de juego plasma la realidad que se ha vivido en el campo.

Algunos jugadores creen que el marcador solo debe apuntar el resultado en la tarjeta de juego y limitan su actuación a preguntar al final de cada hoyo…

¿Cuántos has hecho?

Y algunos van aún más allá y, después de conocer el resultado del hoyo, añaden…

¿Y en el anterior?

 

4.     Habla, habla, habla.

Es evidente que el golf es un deporte que requiere de mucha concentración y que se practica en silencio.

Esto no impide que los integrantes de grupo puedan conversar, compartir momentos y charlas entre golpes. Es más, yo diría que es prácticamente una de las cosas que hacen grande este deporte.

Pero algunas personas van más allá y pueden llegar a aborrecer a sus compañeros de partido.

El don de la oportunidad es una gran virtud hay que saber en qué momentos podemos tener una conversación distendida y en qué momentos es mejor que nos callemos, por el bien del grupo y, sobre todo, por respeto a los otros jugadores.

 

5.     Se enfada en el campo ¡y lo exterioriza!

Si hay alguien que no haya cogido una rabieta en el campo de golf, en el transcurso de un torneo. Solo puede ser por dos opciones.

 

Es una máquina del swing que no falla un golpe o es un ser despiadado y falto de sentimientos.

Todos nos hemos sentidos frustrados, enfadados e incluso rabiosos tras un mal golpe, mal hoyo, mala decisión, mal partido…

¡Seguro!

Es algo natural, no podemos evitarlo.

El problema viene cuando toda esta negatividad se exterioriza. Algunas personas se sacan la negatividad a base de exclamaciones, gritos, golpes, lanzamientos de palo.

Hay que aprender a gestionar esto:

Por ti mismo, conseguirás más regularidad y mejores resultados si te alejas de estas emociones tras un fallo. Por los demás, porque realmente les estás amargando el partido.

¿Alguna vez has jugado con alguien que…? Cuando le tocaba tirar pensabas… ¡que le salga bien, ojalá no falle! ¿Solo por no oírlo?

 

6.     David Copperfield invertido

David Copperfield es un mago más que reconocido a nivel mundial, de pequeño me impresionaba como era capaz de hacer desaparecer cosas enormes.

Bueno pues hay golfistas que tienen esta habilidad, pero al revés, son capaces de hacer aparecer bolas en cualquier rincón del campo y, además, no es una bola cualquiera, es la que estaban buscando con la que había dado el último golpe.

Seguro que todos hemos vivido algún truco de magia en directo mientras jugábamos al golf.

 

Voy a tirar de tópico (2) pero el golf es el único deporte donde “tu eres tu propio árbitro” hacer trampas es desprestigiar el juego y engañarte a ti, además de una falta de respeto para los demás jugadores.

 

7.     Te pisa cuando baila

Como mal bailarín, pierde el ritmo (del partido) y se lo hace perder a los demás.

¡Ojo! Nada que ver con el nivel de juego, ya hemos visto que el ritmo de juego nada tiene que ver con lo bueno que seas.

Además, todos podemos tener un mal hoyo o un mal partido. Nadie está exento de buscar bolas, perder bolas, repetir golpes… Pero no podemos pegar nuestro “mal día” a nuestros compañeros a base de retrasar el partido.

El compañero de golf fatal retrasa a todo el grupo con sus pérdidas de tiempo en los espacios entre golpes. Algunas veces es más importante avanzar que poner la funda al drive, guardar el jersey en la bolsa, apuntar el resultado o buscar bolas extraviadas.

 

      X. Extra “la peor de todas”

En este punto extra, quería transmitir y dejar claro el elemento que identifica al peor y más fatal compañero de partido que puedes tener el golf…

 

¡El que te gana!

A nadie le gusta perder, especialmente si compites contra tu compi y está la cerveza en juego.

 

¿Crees que falta alguna característica del compañero de golf fatal?

¿Has vivido alguna mala experiencia en un campo de golf?

 

📬 Únete a la newsletter de golf más activa.
⛳ Conectamos cada día con nuestros golfistas
🎁 Guía Rápida para tu Golf ¡de Regalo!
Comparte este artículo en:

Deja un comentario

  +  72  =  77