fbpx

Juego lento | Mitos, leyendas y soluciones.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el golf moderno es la ralentización del juego. Especialmente en torneos amateurs donde, en algunos casos, los partidos pueden demorarse hasta llegar casi a las seis horas.

Hay muchas teorías y, hasta ahora poca ciencia, acerca de las causas de lentitud en el recorrido de golf. ¿Podemos combatirlas?

 

Repasemos, primero, algunos falsos mitos:

 

Menor handicap = mayor velocidad

Algunos afirman que el ritmo de partido depende del nivel de los integrantes, siendo más lentos cuando peor nivel tengan. Aunque a priori parece lógico, es totalmente falso. Todos hemos visto handicaps altos pegarle a la bola sin pensar y jugadores muy buenos pensárselo como si estuvieran en el Open Británico.

 

Cuestión de sexo

Todavía hay quienes piensan, y encima lo dicen en voz alta, que las mujeres juegan más lentas que los hombres. Evidentemente, no hay ninguna evidencia de ello.

Muchos se escudan, todavía, en el “es que claro, ella tendrá que parar en rojas cuando ya hayamos tirado”.

La preparación previa al golpe depende sólo de la persona, igual que hay personas en barras amarillas que te hacen esperar una eternidad antes de jugar. La mayoría de las féminas que he visto jugando en torneo, esperan pacientes cerca de las rojas para golpear rápidamente cuando sea su turno.

 

Distancia total del campo

Es un pensamiento generalizado. Se cree que, a mayor longitud del recorrido, más tiempo se tardará en completarlo.

Todo lo contrario. Hoyos más largos provocan un mayor espacio entre grupos, traducido en menor congestión del recorrido. Por lo tanto, mejor ritmo de juego.

 

 

Los verdaderos ladrones de tiempo.

En mis años como Marshall y organizador de torneos, dediqué muchas horas a dar vueltas a recorridos de golf agilizando el ritmo de juego. Verdaderamente muchas personas no son conscientes de que, con sus pequeños descuidos golpe tras golpe, hoyo tras hoyo, provocan un gran retraso a todos los partidos.

Otra cosa que los jugadores de golf interpretan erróneamente es que para jugar rápido a golf, hay que golpear rápido, casi jugar sin pensar.

Por ello, a algunos, les sienta mal cuando les pides que aceleren el ritmo de partido. Porque piensan, vaya, ahora tengo que jugar deprisa y tirar el partido.

Para entender las causas del juego lento y poder ponerles solución, debemos ser plenamente conscientes de lo siguiente:

El juego lento en golf no lo provoca una rutina lenta. El juego lento es alimentado por una mala gestión del tiempo entre golpes, de todos los integrantes del grupo.

 

Entonces ¿Cuáles son las causas del juego lento?

Evidentemente, la causa de jugar lento es, básicamente, una mala gestión del tiempo entre golpes. Es decir, para mejorar el ritmo de juego de nuestro partido debemos optimizar nuestro tiempo entre golpes.

 

Aforo de golfistas

Hay diversas causas que provocan un juego lento en un campo de golf, están vinculadas directamente con     la densidad de jugadores en el recorrido.

A más personas en el recorrido, más densidad de jugadores y, por lo tanto, mayor lentitud en el juego. Esta causa directa de juego lento recae sobre la gerencia del club.

Existe una línea divisoria muy fina en la planificación de tee-times. Evidentemente, cuantos más golfistas jueguen en el club mayores serán los ingresos.

 

Configuración del campo

Par 5 largos y par 3 cortos son la configuración de campo más ágil para el ritmo de juego. Una vez más, son medidas tomadas desde gerencia o el comité pertinente.

 

Exceso de información

Cada vez tenemos más información disponible antes de dar un golpe. Reloj GPS, Medidor Láser, StrokeSaver…

Está claro que debemos conocer todo lo posible sobre el golpe y el hoyo concreto que queremos jugar. Pero también debemos ser conscientes de nuestro nivel de juego y la competición que estamos jugando.

Si tienes por delante un golpe de 140 metros, como jugador medio, seguramente te dé igual si la bandera está a 139 o 142.

 

 

Entonces… ¿Cómo podemos ganar tiempo?

Inicios rápidos de hoyo

En todo momento, pero especialmente al inicio del hoyo. Cuando llegamos al tee de salida es muy importante estar preparado teniendo el tee, la bola, el guante y quitada la funda del drive. Igual de importante es conocer el orden de salida.

Hay muchos jugadores que, al llegar al tee, apuntan el resultado del último hoyo, repasan quien debe salir primero y pierden un valioso tiempo. Es igual de común que, al llegar el turno de juego, el jugador todavía no esté listo para jugar.

Reordenando las prioridades conseguiremos reducir el tiempo entre golpes y, una vez ya hemos jugado, podemos completar todo lo demás.

Ya sea dar un trago de agua, apuntar el resultado anterior o quitarnos el jersey… al llegar al tee, lo primero, golpear.

 

Preparado para jugar

Siempre debemos estar preparados para jugar, aunque no nos toque a nosotros. Usando el “ready to play” el orden de juego se dará por quiénes estén preparados para ejecutar su golpe, no en función de quién esté más lejos del hoyo.

Un ejemplo que he visto mil veces, y seguro que tu también.

 

Partido de 4 jugadores.

  1. 3 están en Green y uno debe approchar.
  2. Al realizar su approach pega un filazo que se cruza el Green.
  3. Mientras camina para llegar a su bola, el resto le miran.
  4. Mientras analiza su nuevo approach, el resto le miran.
  5. Mientras prepara el golpe, el resto le miran

 

¡Apliquemos el ready to play!

Mientras el approchador anda hacia su bola, podemos ir putteando, ganando tiempo y acelerando el ritmo.

 

De este modo, no solo reduciremos el tiempo de partido, también le daremos un tiempo extra al jugador de fuera de Green para preparar su golpe y no tener que jugar corriendo.

 

Cuidado dónde dejas tus palos, rastrillos, etc.

Es de las primeras cosas que te enseñan cuando aprendes a jugar a golf, pero está comprobado, es una de las primeras que se olvidan.

 

Deja tu bolsa de palos “en el camino” hacia el siguiente golpe u hoyo.

Si el siguiente tee de salida está pasado el Green a la derecha, deja tu bolsa de palos detrás de Green a la derecha mientras putteas.

Así al acabar de jugar, podrás dirigirte rápidamente al siguiente tee.

Lo mismo se aplica a rastrillos para bunkers.

Antes de jugar desde la arena, busca el rastrillo, cógelo y juega tu golpe de bunker con el rastrillo cerca. Evitando largos paseos de ida y vuelta para rastrillar el bunker.

 

Ocho ojos ven más que dos

Otra de las “reglas de ética” que menos se aplica.

Si entre todos los integrantes del grupo miramos los golpes de los demás, será más fácil determinar dónde ha finalizado la bola.

Reduciendo considerablemente el tiempo de búsqueda, pero, en caso de búsqueda de bola, si participamos todo el grupo conseguiremos encontrarla mucho más rápido.

 

El dueño de la bandera

Esta práctica se está complicando con la nueva normativa, cada vez son más los golfistas que prefieren puttear con la bandera puesta. Además, en tiempos “de COVID” debemos puttear todos con la bandera puesta.

Pero la forma más ágil para quitar y poner la bandera al llegar a Green es simple:

  • Quién tenga la bola más cerca del hoyo quitará la bandera.
  • Quién emboque primero su bola pondrá la bandera.

De este modo, conseguiremos agilizar el juego dentro del Green. Igualmente, si contamos con caddies o acompañantes en el grupo, podemos responsabilizarlos de esa tarea. Así los golfistas se centran en el juego.

 

Regla de cortesía. Sí, funciona.

La regla más incomprendida y menos usada en los campos de golf, creo que pocas personas saben de su importancia y, es más, su eficacia.

A la práctica, casi nadie la usa y, cuando pides a los golfistas que la apliquen (como Marshall) siempre, siempre se molestan.

La principal y evidente diferencia es que, en los pares 3, debemos esperar que el grupo que nos precede acabe el hoyo. Mientras que en los pares 4 y 5 solo debemos esperar a que jueguen el segundo golpe.

Que todos los integrantes completen el hoyo puede demorarse unos minutos, si aplicamos la regla de cortesía en par 3, el grupo posterior pasará esos minutos andando al hoyo y preparando su putt. En lugar de esperar de brazos cruzados en el tee.

Aplicar la regla de cortesía y marcar bola en los pares 3 es, sin duda, la medida que más agiliza el ritmo de juego de un campo de golf.

 

En definitiva: El ritmo de juego lo marcamos todos.

 

¿Te ha parecido interesante y no nos recibes vía mail? 

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

 

¡Más cosas golferas!

Caddy Consejos: Golf de Competición

Golf post confinamiento: Mejores y peores cosas

5 Formas diferentes de usar el híbrido

Deja un comentario