fbpx

Golf: Una serie de decisiones independientes.

Empecé a jugar a golf hace más de 25 años y todavía sigo aprendiendo. Una de las últimas cosas que descubrí sobre este deporte es que hay algunas lecciones que pasan completamente desapercibidas pese a que las tenemos a “plena vista” y que pueden cambiar mucho tu perspectiva sobre una vuelta de golf.

 

En este post voy a explorar este concepto que se me escapó durante mucho tiempo y desearía haber sido consciente cuando empezaba a jugar. Creo que puede ayudar enormemente a cualquier golfista.

 

Mientras revisamos nuestro resultado, en el post partido, es imposible evitar pensar cómo el golpe de salida del hoyo 3 (por ejemplo) cambió completamente el desarrollo de la vuelta. Incluso durante el fragor de la batalla, es muy difícil no pensar en lo que sucedió en hoyos anteriores, o como el golpe que tienes por delante podría afectar al resultado actual o futuro.

Si ponerme en plan filosófico, diría que el golf como deporte tira de nuestro cerebro hacia direcciones opuestas. El pasado y el futuro interfieren en nuestras decisiones. Sin embargo, he descubierto que lo mejor es evaluar el golf como una serie de decisiones independientes.

 

Luchar con el pasado:

Cuada vez que llegamos a la bola en el campo de golf, se abre una nueva situación que evaluar. Aunque hayas jugado 100 veces en el mismo campo, el viento, la temperatura, las condiciones del césped y las sensaciones de tu swing (entre otras cosas) son las variables con las que hay que lidiar. Eso es lo que hace especial al golf, cada día es diferente.

Una vez la vuelta comienza, la mente empieza a luchar contra el pasado. Es inevitable. Si las cosas van mal, tus emociones negativas pueden empezar a arrastrar más y más cosas del pasado. Eso influye en nuestra forma de pensar y de jugar… quizá te vuelvas más agresivo desde el tee o empieces a cazar banderas, aunque no tienes por qué hacerlo, intentando arreglar las cosas.

Por el contrario, si tienes un buen arranque de vuelta, tu cerebro puede empezar a jugarte otro tipo de malas pasadas. Para preservar la buena suerte, es posible que empieces a jugar demasiado conservador, sin arriesgar por miedo a equivocarse e incluso que empieces a cambiar tu forma de golpear.

En cualquier caso, no importa lo fuerte que seamos con el juego mental, los resultados anteriores en nuestra vida golfista suelen pesar mucho la mente cuando evaluamos el golpe que tenemos por delante.

 

Controlar el futuro:

En lo que respecta a la estrategia, los golfistas aficionados suelen dejar que el futuro influya en sus decisiones. Una de las cosas más difíciles de hacer en el campo de golf es no tomar decisiones en el presente que se vean afectadas por los deseos de futuro.

para ilustrar lo que quiero decir voy a repasar un par de escenarios con golpes de salida (1) y golpes de aproximación (2)

 

 

 

PERSEGUIR LOS ÁNGULOS DESDE EL TEE:

Los buenos golfistas suelen tratar de posicionar la bola en un lado concreto de la calle para obtener el mejor “ángulo” en el tiro a green en función de la posición de bandera. Yo mismo utilicé esta estrategia durante mucho tiempo, pero a medida que más aprendo sobre el juego y más estadísticas analizo (de jugadores de élite) se hace más evidente que esta estrategia no es una buena idea.

 

Para empezar, echa un vistazo a esta imagen recopilada por Lou Stagner, uno de los mayores analistas de golf que existen:

decisiones golf sota par

La imagen es una representación visual de unos 90.000 golpes realizados en el PGA Tour con las banderas a la izquierda del green y a la derecha. Los números representan si los jugadores ganan o pierden golpes al dejar la bola en ciertas partes de la calle o del rough, según la posición de bandera.

Por ejemplo, de 125 a 149 yardas, un jugador que tiene la bola en el rough derecho hacia una bandera situada en el lado izquierdo del green está perdiendo 0,07 golpes respecto a sus competidores (indicado por el número negativo).

 

Aunque la imagen puede resultar un poco confusa para muchos permitidme resumir algunas de sus conclusiones clave:

  • La mayor ganancia en la puntuación es dejar la bola en la calle, independientemente de su posición. Se trata de una ventaja de 1/4 de golpe frente a estar en el rough.

 

  • No hubo cambios claros en la puntuación cuando se realiza un tiro de aproximación desde el lado opuesto a la posición de la bandera. Los ángulos de tiro a green no influyen en el resultado final del hoyo.
  •  

Así que, si los jugadores del PGA Tour no pueden ganar ninguna ventaja con un mejor ángulo hacia el pin, ¿por qué deberías hacerlo tú? Espera, la cosa se pone aún mejor…

 

 

NO PUEDES GENERAR UN BUEN ÁNGULO, AUNQUE LO INTENTES:

Un jugador medio en el PGA Tour tiene una dispersión de 40 – 50 yardas con el driver. Con una distribución de golpe tan amplia y sabiendo que una calle típica hace (de media) unas 30 -32 yardas en el Tour ¿Cómo podrían tirar a un lado concreto de la calle con regularidad?

Para los golfistas que no golpean la bola tan lejos desde el tee, su dispersión tiende a reducirse (pero no siempre). Por lo que es casi imposible para cualquier golfista del planeta, independientemente de su nivel de juego, aterrizar la bola consistentemente en un lado de la calle (digamos un objetivo de 10-15 yardas).

Un concepto que he oído para referirse al driver es que no se trata de un rifle de francotirador, más bien es como una escopeta.

 

Volviendo al argumento original – cuando empiezas a preocuparte demasiado por tu golpe de aproximación (el futuro) antes de que hayas golpeado tu tiro de salida, es probable que cometas algunos errores mentales.

 

Un concepto como el de jugar con el mejor ángulo en el golpe de aproximación puede tener sentido en teoría. Pero es prácticamente imposible ganar golpes a largo plazo. Y lo que es peor, si ganas el ángulo, ¡no es realmente una ventaja! Como he dicho antes, jugar a hacer apuestas en el campo de golf no funciona.

 

Por eso, cada vez que salgo al campo, desde el tee estoy *intentando* (no soy perfecto) eliminar el encanto de ganar un lugar favorable en la calle, y no pensar en el futuro. Simplemente pegar el mejor golpe posible.

 

 

EL MITO DE LOS BIRDIES Y LOS GOLPES DE APROXIMACIÓN

 

Para aquellos que han sotapar.com desde hace 2 años, están más que familiarizados con mi creencia de que perseguir banderas es una mala estrategia. Esta es otra batalla entre tu «yo actual» y tu «yo futuro» en el campo de golf.

 

Sé lo que todos queréis, y yo también lo quiero. Es una sensación gloriosa ver cómo tus golpes de aproximación vuelan hacia la bandera y luego embocar ese putt para birdie. Lamentablemente, no es realista esperar eso, menos en golf amateur.

 

Al igual que ocurre con los ángulos desde el tee, intentar aterrizar la bola cerca de la bandera no funciona por dos razones:

 

  • Tus patrones de dispersión con los hierros lo hacen imposible

 

  • La recompensa del birdie no existe porque no hay certeza de embocar el putt.

 

 

A menudo he citado esta estadística del PGA Tour, y siempre vale la pena repetirla. Desde la calle, a unos 100 metros del hoyo, los jugadores del tour dejan la bola a un promedio de 6 metros del hoyo. A pesar de lo que digan los locutores de televisión (que en España dejan mucho que desear), ni siquiera ellos pueden colocar la bola junto al bandera con garantías.

 

En general, el deseo de tener putts cortos para birdie (pensamiento futuro) pone a tu presente en una mala situación. Precisamente por eso le digo a casi todos los golfistas que esta “aburrida” estrategia es la más efectiva para conseguir buenos resultados.

 

 

ABORDA CADA GOLPE COMO UNA DECISÓN INDEPENDIENTE:

lo que estoy discutiendo en este artículo no es nada nuevo. Por supuesto, nada de lo que he dicho aquí es difícil de entender (o al menos eso espero). El valor de separación en el golf siempre será la disciplina y la ejecución.

Si puedes mejorar en no dejar que el pasado y el futuro afecten a las decisiones de cada golpe, te convertirás en un mejor golfista. Sin embargo, vale la pena señalar que fallarás en esto muchas veces, incluso si estás comprometido con esta filosofía. Yo todavía lo hago y lo seguiré haciendo.

Aunque sólo he hablado de un par de escenarios, me refiero a todas las partes del juego. Los golpes de recuperación, el juego con el wedge, el putt… todos son pruebas. Cuando golpeas un mal golpe de salida, ¿dejarás que la decepción (pasada) y el deseo de salvar el par (futuro) afecten tu objetivo y la selección del palo? O analizarás la situación sin emoción y elegirás la decisión óptima para el golpe en cuestión… ¡La decisión es tuya!

 

 

Golf: Una serie de decisiones independientes.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
Comparte este artículo en:

1 comentario en “Golf: Una serie de decisiones independientes.”

  1. «La mayor ganancia en la puntuación es dejar la bola en la calle, independientemente de su posición» Estadísticas demoledoras! Creo que me voy a preocupar más por estar en calle todo el rato.

    No me ha quedado clara cual es vuestra recomendación para atacar banderas. Bueno, si está claro la no recomendación de atacarlas. Pero entiendo que lo que es una estrategia más inteligentes es atacar zonas de green. Principio, Mitad, Final de Green, ¿no?
    Gracias!

Deja un comentario

  +  28  =  36