fbpx

Evita la nostalgia, el golf cambia.

La nostalgia en el campo de golf es un enemigo silencioso, no debemos aferrarnos al pasado o la tradición. Mira hacia adelante y sigue avanzando.

 

El pasado fin de semana se produjo una situación que me recordó la importancia del golf y cómo cambian los juegos. Me hizo pensar en un interesante «tira y afloja» que todavía se produce entre el pasado y el futuro del juego, sobre todo en lo que respecta a cómo mejorar y conseguir puntuaciones más bajas.

 

Así que escribí (bueno, tecleé) un pequeño ensayo rápido para explorar estas ideas más a fondo.

 

¿Por qué pegas con el driver?

Estaba saliendo en el hoyo 10, un par cuatro “corto” que no llega 350 metros. No es un hoyo particularmente difícil desde el tee, por lo que el driver es una jugada estratégica correcta, en mi opinión.

Uno de mis compañeros de juego sugirió que, dado que el otro miembro del grupo y yo podemos golpear nuestros drivers tan lejos (en comparación con él), no había razón para utilizarlos. Él pensó que era un error y que debíamos pegar un golpe más corto desde el tee porque el hoyo tiene un green, digamos, complicado.

Hace años, probablemente habría estado de acuerdo con él. Gran parte de la sabiduría estratégica popular era no golpear el driver donde «no hace falta» y jugar con seguridad desde el tee tanto como se pueda con un palo más corto.

Pero armado con todo lo que he aprendido en los últimos años, sé que el driver me da la mejor oportunidad de conseguir la menor puntuación en la mayoría de los hoyos…

 

No me interesaba discutir con él en ese momento, ya que estábamos disfrutando de nuestra vuelta; le respondí:

«El golf es un juego de proximidad, contra más cerca del hoyo mejor»

Sinceramente no sé que quería expresar exactamente, pero me salió así.

 

 

A continuación, pegué un drive de 270 metros por el centro de la calle, pegué mi wedge a unos 2 metros del hoyo, y fallé el putt para birdie.

 

Si tuviéramos más tiempo, hubiera debatido con él los pros y los contras de salir con el driver o de pegar golpes a “asegurar” algo que, por cierto, a mi personalmente siempre se me ha dado mal. Cuando juego para “asegurar” casi siempre me meto en problemas, supongo que por aquel factor mental de saber que hay bastante peligro.

 

En una realidad alternativa, podría haber pegado el driver fuera de límites o directamente al bosque o lanzado el wedge por encima del green y volármelo todo. O podría haber salido con hierro para dejarme un golpe completo a green, haber golpeado cerca y haber hecho birdie.

 

Pero ninguno de esos escenarios importa. El juego estratégico inteligente en el golf no tiene que ver con eventos singulares – se trata más bien de apilar las probabilidades a tu favor en el largo plazo, es decir, con regularidad.

Tenemos una comprensión más clara de cómo se produce la puntuación y cómo tomar decisiones óptimas basadas en las matemáticas y no sólo en los sentimientos.

 

En cualquier caso, el intercambio trajo un importante recordatorio sobre el golf y cómo cambia la información.

 

Siempre ha sido un mal juego de teléfono

Estoy seguro de que muchos de vosotros habéis jugado alguna versión del juego del teléfono en la escuela cuando erais niños. El profesor susurraba una palabra o frase al oído de un alumno y, a medida que se abría paso por el círculo, inevitablemente, cambiaba.

El golf no es diferente. Ahora alguien lee un consejo de swing en una revista o ve un vídeo de YouTube y diluye la información entre sus compañeros en el campo de prácticas. Por lo general, no suele terminar bien.

Los golfistas siempre han estado atrapados en un bucle de información mala, incompleta o engañosa. Es una de las razones por las que empecé a crear este tipo de contenidos a diario.

No creo que tenga todas las respuestas, pero estoy seguro de que mucha de la información que te doy en este sitio te dará una mejor oportunidad de mejorar. Básicamente porque la he sufrido yo mismo o he visto de cerca a golfistas en muchas situaciones.

 

Gran parte de lo que intento hacer es «desprogramar» muchos de los mitos que me contaron como golfista junior y que muchos de vosotros habéis escuchado a lo largo de los años.

 

Mantener la cabeza baja y hacer un swing suave no sirve de nada. Por ejemplo.

 

Al mismo tiempo, también he compartido algunos consejos que creía correctos, pero que tras nuevas y mejores investigaciones han sido declarados incorrectos (o quizás una verdad a medias). Intento no ser terco, evolucionar y cambiar cuando es apropiado. No tengo una verdad absoluta ni soy el gurú del golf.

 

 

La nostalgia puede ser un factor limitante

Lo difícil del golf es que hay mucha nostalgia. Y debería haberla; es un juego maravilloso con una rica historia. Sin embargo, al buscar información sobre la mejora, toneladas de cosas que se decían en el pasado no son ciertas.

Por ejemplo, las leyes modernas sobre el vuelo de la bola han aclarado la forma correcta de golpear un fade o un draw. La forma en que se solía comunicar a los jugadores era incorrecta.

Aun así, muchos golfistas aprendieron a golpear un draw o un fade con consejos técnicamente incorrectos. Pero alguien como yo luchó durante años tratando de golpear un fade porque tenía el palo equivocado. Ahora creo que los golfistas tienen muchas más posibilidades de acertar porque tenemos una comprensión mucho más clara de lo que hace que la bola se curve.

Además, frases como «El drive te da la gloria y el putt la victoria” se han actualizado con mucho más matiz y precisión.

Pero eso no impide que la gente piense que la razón por la que Jordan Spieth tuvo su tramo dominante en 2015-2016 fue todo porque su putter estaba muy afinado (era posiblemente el mejor jugador de hierros del mundo y rara vez se metía en problemas con su driver).

 

Pero como el respeto por el pasado es tan fuerte en el golf, todavía veo mucha resistencia a las ideas más nuevas y actualizadas. Incluso lo escucho cada fin de semana en las retransmisiones de golf cuando los antiguos jugadores y los propios comentaristas (bastante desacertados, por cierto, en la mayoría de intervenciones) siguen aferrándose a muchas de las cosas que les dijeron cuando empezaron a jugar hace décadas.

 

Mucha gente no ve con buenos ojos un sistema de lectura de green acomo Aimpoint cuando oye hablar por primera vez del concepto (yo también lo hice, básicamente por incomprensión).

Todavía oigo que se refieren a él como si fuera magia vudú. Pero si se tomaran el tiempo de aprenderlo, sabrían que es sencillo de entender y que se basa en la ciencia lógica. Eso no quiere decir que usar un método moderno como el Aimpoint para leer los greens sea la única manera de hacerlo ahora; es sólo otra herramienta que puede ayudar a los jugadores.

Para ser claro, no estoy declarando que toda la información antigua sea mala. Sigo pensando que el Pequeño Libro Rojo de Harvey Penick es uno de los mejores, si no el mejor, libro de golf jamás escrito.

 

Evita la nostalgia, el golf cambia.
Más información sobre este libro.

 

Hay ciertos fundamentos del juego que nunca cambiarán. Lo que sí creo que frena a muchos jugadores es que se aferran obstinadamente a las ideas más antiguas sólo porque «así lo aprendí».

La frase que más odio del mundo, dentro y fuera del campo de golf es “Siempre lo he/hemos hecho así” y muchos golfista aficionados se aferran a ella cuando están en el recorrido.

 

 

Nunca se termina de aprender en este juego

Para mí, el golf es una especie de hermoso misterio. Me encanta aprender más sobre el juego y cómo mejorar como golfista. Pero al mismo tiempo, no quiero sobrecargarme con demasiadas ideas, o peor aún, distribuirlas a todos vosotros. Así que intento filtrar las cosas cuando es oportuno y mantenerlas lo más sencillas posible.

 

Esa es la misión de sotapar.com, hacer el golf más fácil y comprensible al golfista aficionado.

Así, por ejemplo, cuando digo a los jugadores que apunten al centro del green en la mayoría de los hoyos, ese consejo se basa en que he analizado toneladas de datos y he visto a miles de golfistas aficionados pegar sus golpes a green. Pero es difícil convencer a la gente de que no apunte a las banderas e intente hacer birdies, porque el golfista aficionado (casi) siempre supone que así bajará su hándicap.

 

Supongo que mi petición general en este artículo/ensayo es que no nos aferremos demasiado al pasado, especialmente cuando hay pruebas claras de que hay una forma más nueva y mejor de hacer algo en este deporte. Así es como funciona el progreso.

 

No quiero terminar estas líneas sin volver a aclarar. Todavía hay toneladas de lecciones valiosas que se pueden transmitir generacionalmente en el golf. Supongo que lo difícil es discernir entre ambas cosas.

Mi objetivo seguirá siendo investigar y curiosear para todos vosotros, golfistas,  y hacer todo lo posible para facilitar tanto teoría como práctica.

 

¿Cuál es para ti un consejo mal transmitido entre golfistas?

Comentarios ⬇⬇⬇

 
Evita la nostalgia, el golf cambia.Marc Puig
Marc@SotaPar.com 
@Golfing_marc
Comparte este artículo en:

3 comentarios en “Evita la nostalgia, el golf cambia.”

  1. buenas tardes.
    Muy interesante todas tus notas
    Donde se puede conseguir el pequeno libro rojo del golf, en Uruguay o Argentina?
    muchas gracias

  2. Buenas. El peor consejo que aprendí a entender con los años es el de tratar de pegar lo más recto posible. No sale casi nunca. Siempre haya un spin lateral en el vuelo de la bola. Más vale aprender a darle forma con los golpes, a derecha o izquierda

  3. Personalmente he jugado con con muchos jugadores de hcp.20 o más que llegan a pocos metros del green y ya van automáticamente con el wedge de 60° en la mano incluso en un green plano y por supuesto sin bunker que sobrevolar.Los he visto desperdiciar toneladas de golpes por pegar papas,filazos o sapos.Es casi imposible convencerlos que jugar p.ej.con un hierro 9 un chip rodado con el cual es muy difícil tener un «accidente» y prefieren tratar de jugarlo tipo Michelson.Pero son unos burros de «lomo muy duro».

Deja un comentario

1  +  6  =