fbpx

La verdad del movimiento de cabeza en el swing.

¿Cuántas veces has oído o leído en cualquier artículo de golf el consejo mágico “Mantén la cabeza baja” o su variante “No levantes la cabeza?

 

Me atrevo a decir que es el consejo de golf más extendido y repetido a lo largo de la historia. Casi todos los golfistas los hemos recibido, incluso transmitido, en alguna ocasión. Entre los que me incluyo.

 

Pero, amigo golfista, tengo que confesarte algo.
Es uno de los peores consejos que pueden darte, de hecho, existen demasiados mitos acerca del papel de la cabeza en el swing de golf. Tanto en la transición como en la bajada.

 

Mi propuesta desde que emprendí el reto de dotar a golfistas con recursos para mejorar su juego, día a día. En el post de hoy quiero acabar con el tópico “no levantes la cabeza”

 

 

El movimiento de cabeza en golf.

Quizá, en este instante te estés preguntando ¿entonces, debo mover la cabeza en el swing de golf?

La respuesta quizá te sorprende. Sí, deberías moverla y tener ciertas libertades en tu swing de golf, lo que te llevará a crear una buena rotación tanto con el tronco superior como con el inferior. Ingredientes esenciales para un buen impacto. 

No es cuestión de blanco o negro. Mover la cabeza o no, cuanto y como se mueve es algo personal de cada golfista y su swing. Una cosa hay que tener clara; mover la cabeza ligeramente a lo largo del swing nunca supondrá un problema, realizar grandes desplazamientos, como con cualquier otra parte del cuerpo puede conllevar a errores de swing.

Para mostrar mejor lo que quiero exponer, vamos a fijarnos en el que (para mí) es el mejor swing de la historia del golf. El de Tiger, pero no uno de Tiger cualquiera, el de principios de los 2000. Tiger mueve bastante la cabeza, más que la mayoría de profesionales. A simple vista igual te parece que está estática, puntea con el ratón en su barbilla y observa sus desplazamientos.

 

 

 

Desgranemos el movimiento de cabeza en 3 tipos; lateral, vertical y el release.

 

 

Movimiento de cabeza lateral:

Empecemos por el movimiento de cabeza lateral. Se trata de cuando la cabeza se mueve ligeramente hacia el pie de atrás, generalmente durante la subida del palo. Es algo normal, como introducía, si es leve nunca va a suponer un problema.

Si desplazamos demasiado la cabeza hacia atrás va a ser muy complicado que la devolvamos a su posición original en el momento del impacto. De lo contrario aplicaremos mucho efecto a la bola con nuestros brazos, además de perder muchísima distancia de vuelo.

Un poco de desplazamiento puede ser provechoso, puesto que nos ayuda a realizar una rotación completa de hombros en nuestra subida, completando así el backswing girando el torso hasta 90 grados.

 

 

Movimiento de cabeza vertical:

El segundo movimiento es al que se refiere ese mítico consejo. Al igual que en el movimiento lateral, un poquito siempre te puede venir bien, demasiado… te va a complicar el swing. Lo que es seguro es que mantener la cabeza baja o hundirla en tu pecho te va a llevar a cambios de postura y deficiencias de swing.

Lo más común es agachar un poco la cabeza durante la bajada, así puedes aprovechar toda la fuerza del suelo y generar una transición de peso ideal para crear más potencia en tu swing. El claro ejemplo de este movimiento es Rory Mc Ilroy, no es uno de los más altos ni tampoco uno de los más musculosos, pero sí es uno de los que más lejos envía la bola con su drive. Usa toda la fuerza del suelo para generar potencia.

 

Existe una regla muy clara, debes saber cuando lo haces en tu swing.

Por ejemplo, si agachas la cabeza durante la subida, entonces, tendrás que subirla durante la bajada para que se encuentre en la misma posición en el impacto. Aunque haciéndolo así perderás mucha distancia

Recuerda, no hay nada de malo en agachar la cabeza, siempre que sea en la bajada. Incluso te va a beneficiar (en su justa medida). La pantera rosa, Paula Creamer, al igual que Rory es un buen ejemplo de este movimiento.

 

Release:

Por último. Es momento de matar el mito.

Ya hemos visto que no es necesario mantener la cabeza estática en nuestro swing. Algunos de los mejores golfistas del mundo levantan el cabeza justo antes del impacto, otros la agachan bastante, aún así, tienen una gran calidad de impacto en todos sus golpes.

Levantar la cabeza es necesario, de lo contrario no podrás “liberar” el lado izquierdo (golfistas diestros). Si dejas la cabeza gacha no podrás abrir ni rotar las caderas, por lo que perderás mucha distancia, además, tus brazos pasaran tu cuerpo creando una alita de pollo que, inevitablemente, derivará en más problemas.

 

Cuando levantas la cabeza es más fácil liberar el lado izquierdo y acabar el swing en línea al objetivo.

 

La verdad del movimiento de cabeza en el swing.
David Duval en el momento del impacto, con la cabeza bien levantada.

 

 

 

La verdad del movimiento de cabeza en el swing.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

  +  31  =  40

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!