fbpx

¿En qué debes pensar mientras haces el swing?

Pensar correctamente en golf: EL LOCUS DE ATENCIÓN PUEDE AYUDAR A TU RENDIMIENTO

 

Cuando los golfistas se inician en este maravilloso deporte, todo gira en torno al swing. Mantener la cabeza quieta, poner las manos aquí en la bajada, ¡no olvidar la rotación! Etc.

Estamos programados para pensar conscientemente en lo que hace nuestro cuerpo en todo momento. Esto es algo que nunca se detiene, la rueda gira y gira sim importar el nivel del jugador, casi todo el contenido instructivo (y muchas de las clases presenciales) se centran, exclusivamente, en el movimiento del swing de golf.

Asumimos colectivamente (y se nos enseña) que debemos pensar en estas cosas antes, durante y después de hacer el swing. A menudo, esto da lugar a que los golfistas aficionados jueguen al «swing de golf» y no al golf en sí.

 

Pero ¿y si hubiera pensamientos más productivos que no tuvieran nada que ver con el swing de golf?

En este artículo me gustaría que conocieras un concepto llamado Locus de atención. Es un concepto único y poderoso que puede ayudar a casi cualquier golfista a mejorar sus golpes.

Aunque no podemos controlar completamente nuestra mente en el campo de golf, te animo a que pruebes algunos de estos conceptos. Creo que marcarán una verdadera diferencia en tus golpes de golf.

 

Los tres locus

En términos generales, hay tres locus de atención diferentes en lo que respecta al golf (o a cualquier otro deporte):

 

Enfoque interno: Concentrarse en el movimiento en sí, en el propio swing de golf. Por ejemplo, lo que hacen los brazos o las muñecas durante el swing.

 

Enfoque externo: Pensar fuera del cuerpo. Esto podría ser concentrarse en golpear una parte determinada de la bola, cuadrar bien la cara del palo, rozar una brizna de hierba delante de la bola, o imaginar una determinada trayectoria o forma de golpe.

 

Enfoque neutro: No está relacionado con el movimiento o el proceso del golpe. Un ejemplo sencillo es concentrarse en la respiración. Otro podría ser tararear una canción o pensar el mítico 1-2-3. 1 durante la subida, 2 en la transición, 3 bajada + impacto.

Se pueden desglosar más, sobre todo los enfoques externos, pero lo mejor es pensar en estos tres en aras de la simplicidad.

 

Enfoque interno – El defecto

Aunque este dibujo se ha convertido en una sátira, tiene mucho de cierto:

pensar en el swing de golf - sota par

 

En su mayor parte, los golfistas aficionados juegan pensando en todos los movimientos internos del swing de golf. Mientras que los pensamientos internos pueden ser productivos y se adaptan mejor a ciertos jugadores, pueden limitar a muchos jugadores a alcanzar su potencial.

Por ejemplo, si estuvieras jugando al baloncesto con un amigo, ¿pensarías en lo que tienen que hacer tu brazo y tu muñeca para lanzar la pelota correctamente hacia la canasta? Probablemente no. Si pensaras en esas cosas, probablemente te costaría completar la tarea y fallarías el tiro.

Por lo general, en otros deportes no nos obsesionamos con la forma y la mecánica tanto como en el golf.

Entonces, ¿por qué el golf debería ser diferente?

 

Creo que, si los golfistas empiezan a alejarse de los pensamientos internos sobre el swing, especialmente en el campo de golf, y empiezan a trasladar su atención a otra parte, liberarán sus cuerpos para ejecutar atléticamente.

La mayoría de los jugadores pueden pegar el tipo de golpes que quieren; a veces, simplemente tienen que salir de su propio camino y empezar a explorar otras opciones.

Uno de los mejores ejemplos que se me ocurren proviene del libro de Dave Stockton, Unconscious Putting. Él da una anécdota de alguien que conduce un coche en una autopista. Cuando está conduciendo, no piensa en dónde tiene las manos en el volante o en lo fuerte que tiene que pisar el acelerador.

Sin embargo, si de repente ve un coche de policía en su espejo retrovisor, es probable que su cuerpo se tense y empiece a pensar en lo que hacen sus manos, brazos y piernas. En lugar de conducir el coche, está guiando el coche.

Stockton descubrió que la mayoría de los golfistas golpean el putt como si tuvieran un coche de policía en el espejo retrovisor. Llevaré su ejemplo aún más lejos; ¡creo que la mayoría de los golfistas aficionados hacen el swing de esa manera también!

Por eso un enfoque externo en el campo de golf puede ser tan útil para muchos golfistas. Puede sacarte de la «cárcel del swing», en la que estás constantemente pensando en lo que está haciendo tu cuerpo y te mueves más hacia la creación del resultado que quieres.

 

El poder de los pensamientos externos

Muchos golfistas pueden tener avances en su juego cuando empiezan a cambiar su enfoque fuera de su cuerpo y más en una tarea. He visto el poder en mi propio juego, y muchas de las enseñanzas de Adam Young se centran en que los golfistas ejecuten tareas externas.

Aunque hay muchas formas de enfoques externos, he escrito sobre varios métodos de práctica en esta web que son de naturaleza externa.

Si te das cuenta, ninguno de estos consejos te dice que rotes más el hombro externamente o que subas las manos en el backswing. Esto se debe a que realmente creo que si se auto-organiza en torno a una tarea como tratar de golpear con la cara del palo cuadrada, por ejemplo), tu cuerpo comenzará a hacer los movimientos necesarios sin tener que pensar en ellos conscientemente.

 

 En mi opinión, es ahí donde quieres llegar con tu juego, especialmente en el campo de golf.o

 

Cuando juego mi mejor golf, no me preocupa lo que hacen mis brazos, piernas y manos durante el swing. Me concentro únicamente en golpear el césped delante de la bola con mis hierros. O quizás estoy imaginando jugar un fade con mi driver como forma de contrarrestar un hook excesivo contra el que estoy luchando ese día.

Esto no quiere decir que los golfistas no puedan tener éxito con los pensamientos internos del swing en el recorrido. Hay muchos ejemplos de que eso funciona. Los pensamientos internos tienen su tiempo y lugar – tal vez al hacer un cambio de swing o en el campo de prácticas.

Sin embargo, si tuviera que apostar, diría que son más los golfistas que tienen problemas por culpa de los pensamientos internos que los que son ayudados por ellos.

 

Prefiero que los jugadores desbloqueen su atleta interior desviando su atención del swing (por muy difícil que sea).

 

 

Pensamientos neutros en el swing

Hay una tercera categoría de enfoque que ni siquiera involucra al golf en absoluto. Se trata de pensamientos neutros, como tararear el ritmo de una canción o concentrarse en la respiración profunda en momentos de estrés.

Muchos atletas se refieren a estos pensamientos como estar «en la zona». En mi propio juego, he tenido mucho éxito en los torneos gracias a los pensamientos neutros… Por ejemplo, cuando me siento muy presionado, ralentizo conscientemente mi cuerpo y me centro en ralentizar mi respiración en un estado casi meditativo.

 

Los pensamientos neutros no son para todos los golfistas. En general, son probablemente más adecuados para los jugadores más hábiles. Pensar en algo totalmente diferente al golf puede ayudar a ciertos jugadores a salir de su propio camino y permitir que su cuerpo haga lo que sabe hacer.

En cualquier caso, pueden ser tan impactantes como un enfoque externo para un jugador principiante o intermedio.

 

Experimenta por tu cuenta

Ahora que (con suerte) sabes que hay diferentes cosas en las que puedes pensar aparte del movimiento de tu cuerpo, es hora de experimentar. Dado que todos nuestros cerebros funcionan de forma diferente, lo mejor es experimentar con qué tipo de pensamientos pueden ayudarte a obtener mejores resultados.

Creo que, en general, la mayoría de los golfistas aficionados verán un éxito incremental al pasar de los pensamientos internos a los externos. Y para aquellos que tienen un poco más de experiencia en el juego, los pensamientos neutros pueden ayudar igualmente.

 

 

¿En qué piensas durante el swing?

.

¿En qué debes pensar mientras haces el swing? Marc Puig
Marc@SotaPar.com 
@Golfing_marc

.
.

Comparte este artículo en:

4 comentarios en “¿En qué debes pensar mientras haces el swing?”

  1. Empezaré a practicarlo a partir de mañana… Muchas gracias!!!

    • Muchas gracias a ti Fernando.
      Espero que te sea útil en el recorrido.. ¡Ya me contarás los resultados!

  2. A mí, esto de la canción que no hay forma quitártela de la cabeza, me pasa muy a menudo y me muchísima rabia, sobre todo si es un villancico…..
    En el momento del swing pienso en que no tengo que pensar en nada.

    • Muy buenas Michael,
      Es algo que pasa muchos golfistas, como compartía en el email diario…

      No es nada malo, aunque parece que tenemos que «estar centrados y serios» algunas veces puede ir bien para mejorar el tempo del swing.

Deja un comentario

69  +    =  75