fbpx

Como evitar “rajarse” en el campo de golf.

El principal motivo por el que veo golfistas que limitan su juego y no pueden alcanzar su máximo potencial es que sabotean su rendimiento por el miedo a fallar. Este miedo, demasiado a menudo, causa lo que en golf llamamos “colapso” “rajada” o en inglés “choking”

 

Los miedos más comunes en el recorrido son:

  • No jugar al nivel que somos capaces (o esperamos)
  • Lo que otros golfistas piensen de nosotros
  • Perder una oportunidad de ganar
  • Decepcionar a entrenadores, parejas, amigos
  • Fallarle al equipo o no entrar en el equipo (interclubes)
  • Dar ciertos golpes (fallar putts cortos, salidas, chips…)

 

 

¿Qué es el miedo?

El miedo es una parte normal de la experiencia humana y no está mal sentirlo. En pocas palabras, es la proyección de la mente de un evento futuro negativo (o doloroso) lo que impacta cómo piensas y sientes en el presente.

Piensa en cualquier escenario que te haga sentir incómodo (el más común para la mayoría es dar un discurso frente a un gran grupo de gente) e inmediatamente se reproducirá una película en tu cabeza y cambiará la forma en que te sientes por dentro. Todos experimentamos la respuesta al estrés o al miedo en varios grados: mariposas, sudoración, aumento de la frecuencia cardíaca y posiblemente un apretón de manos.

 

 

¿Por qué el miedo existe? 

El propósito del miedo es ayudarnos a sobrevivir y evitar el dolor. En el pasado, el miedo nos mantenía alejados de los grandes depredadores. En la actualidad, el propósito es más el de mantenernos alejados de la amenaza del dolor emocional que del físico.

Lo que tememos puede variar de persona a persona, pero es nuestro subconsciente es el que nos dice que debemos prepararnos para el peligro o tratar de evitarlo por completo.

Lo que sea que te provoque miedo o que te cause asfixia en el campo de golf, si quieres superarlo necesitarás cambiar su relación con él y aprender estrategias que te ayudarán a controlarlo, operar en su presencia y lidiar con los pensamientos y sentimientos que puedan surgir de esas situaciones concretas.

 

 

 

ESTRATEGIAS PARA REDUCIR EL MIEDO AL FRACASO Y EVITAR RAJARSE EN EL CAMPO DE GOLF.

 

 

 

1.     ACEPTA QUE ESTARÁ PRESENTE SI QUIERES MEJORAR

“El coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es el que no siente miedo, sino el que vence ese miedo”.

  • Nelson Mandela

 

¿Crees que un jugador profesional del Tour no siente miedo cuando juega en el recorrido? Ese empujón, ese subidón que obtenemos del miedo es una de las principales razones por las que jugamos a golf. La habilidad recae en controlarlo y no dejar que se apodere de ti.

El primer paso para controlar al miedo es aceptar que va a aparecer, que va a estar presente y que vas a sentirte “incomodo” en el campo de golf. Esa incomodidad no es algo de lo que asustarse, si eres capaz de darle la vuelta y pasar al otro lado, es donde vas a encontrar el verdadero tesoro.  Crecimiento y realización. El camino fácil no te va a llevar hasta ahí, créeme.

 

 

2.     CAMBIA TU PERSPECTIVA DEL FRACASO.

“El golf es de locos. Un día es genial, al otro es una mierda. Menudo deporte he elegido para jugar”

  • Justin Thomas

 

El fracaso, el cagarla, va a estar presente en cada vuelta de golf. Acéptalo, no lo temas. ¿Podría ser considerado algo positivo y no algo de lo que asustarse? Respuesta corta. Sí.

Cuando trabajo con golfistas para mejorar sus procesos mentales en el campo de golf siempre empezamos por lo mismo. Desarrollar una mentalidad de crecimiento; es cierto que ahora no estamos en el punto en el que nos gustaría estar, pero para mejorar hay que trazar bien el camino a seguir.

Si no estás familiarizado, las personas con mentalidad de crecimiento tienen la creencia de que pueden mejorarse a sí mismas y parte del proceso es asumir que pueden fallar en la consecución de sus objetivos.

Esta perspectiva ayuda a aprender y a crecer. Para un golfista con una mentalidad de crecimiento el fracaso se considera aprendizaje, experiencia, por lo que nunca hay decepción y, mucho menos, emoción negativa derivada del golf. Si no has tenido éxito en tu vuelta, siempre puedes aprender algo que te ayude a mejorar como golfista a largo plazo. Seguro.

Por cada golfista (incluidos los mejores jugadores del mundo, como Justin Thomas), hay más fracasos que éxitos jugando al golf. Tener la perspectiva de que el fracaso es aprender, y que nada está “mal”, es importante para recuperarse y no crear tejido cicatricial, sino palancas de crecimiento.

 

 

3.     CAMBIA TU REACCIÓN AL FRACASO.

Para controlar el miedo al fracaso y afrontar correctamente las situaciones futuras, debemos analizar cómo hemos manejado el fracaso en el pasado. Cualquier golfista puede haber tenido una mala experiencia y, ahora, tiene un recuerdo profundo de cómo se siente. Algo que se almacena en el subconsciente.

Desde mi propia experiencia, el miedo al fracaso no trata sobre evitar situaciones concretas sino de evitar los sentimientos derivados de esas situaciones. Por esto nuestra interpretación de cada situación es tan importante. Si las situaciones pasadas desencadenaron en mal humor o un diálogo interno negativo, las heridas de estas situaciones tardaran en sanar y, lo más seguro es que caeremos en ese mismo error una y otra vez.

Algunos golfistas se toman el error / fracaso en golf como algo personal, como si les convirtiera en peores personas. Es muy importante tener claro que nuestro resultado en el campo de golf no nos determina como personas. Algunas veces nos sentiremos semi-dioses, otras los más fracasados del mundo. Son cosas del golf.

Un factor clave para reducir el miedo y la asfixia en el golf es lidiar mejor con el fracaso a medida que ocurre, que es aceptarlo, aprender de él y superarlo rápidamente. No permitas que estas experiencias tengan tanto poder sobre tus futuras actuaciones.

 

 

4.     AMPLÍA TU ZONA DE COMFORT.

“Esta ha sido, de lejos, la vez que más incómodo me he sentido en un campo de golf”

  • Shane Lowry después de ganar el Open.

 

Aprender a controlar el miedo es un camino progresivo. Si el tamaño del miedo es proporcional al tamaño de lo que percibimos que podríamos perder, entonces tiene sentido aumentar gradualmente la cantidad que tenemos en juego y aprender a manejar con éxito los pensamientos, sentimientos y malestar que surgen en cada nivel.

Por ejemplo, si tienes miedo a hablar en público que deseas superar, no querrás hacerlo hablando frente a mil personas. En cambio, “expandirías tu zona de confort” gradualmente hablando frente a grupos más pequeños y trabajando hasta llegar a grupos más grandes. En cada nivel, debes aprender a lidiar con los cambios físicos y mentales que ocurren cuando el miedo está presente.

Es lo mismo en el golf: no puedes aprender a superar esa sensación de incomodidad de liderar un Major Championship cuando ni siquiera has jugado en un evento del PGA Tour. Jack Nicklaus dijo que le tomó muchos segundos puestos para aprender a ganar.

Al expandir nuestra zona de confort, lo que percibimos como “incómodo” cambia. La amígdala, que es la parte del cerebro que controla la respuesta al miedo en los humanos, en realidad puede reducir su tamaño, por lo que lo que pudo haber desencadenado el miedo en el pasado y dejar de hacerlo.

 

 

Últimas reflexiones:

Trabajar en tu juego interior requiere ser capaz de hacer un inventario honesto de ti mismo y conocer tus fortalezas y fuentes de confianza, tus debilidades y fuentes de miedo. El autodescubrimiento y conocerse mejor a sí mismo es clave para saber cómo mejorar su juego mental de golf.

 

 

 

Como evitar “rajarse” en el campo de golf.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

  +  71  =  75

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!