fbpx

Carro de golf: Historia y origen.

Uno de los elementos más habituales en los clubes de golf de todo el mundo, además de los buggies, son los carros de golf. Estos carritos tienen una estructura simple; un soporte para sujetar la bolsa de palos, dos ruedas y un mango para tirar de él.

El carro de golf es prácticamente imprescindible para jugar a golf. Claro está que hay personas que prefieren jugar con la bolsa al hombro, pero es una muy poco frecuente entre golfistas aficionados.

 

La aparición del carro de golf no fue casual, dio respuesta a una problemática común en todos los campos de golf estadounidenses. La falta de caddies.

 

Como pasa con cualquier novedad, su irrupción fue polémica y tardó en generalizarse, pero supuso un antes y un después para la práctica del golf. Tanto fue así que los diseñadores de campos tuvieron que adaptar los recorridos.

 

 

Orígenes del carro de golf.

Los primeros carros de golf aparecieron en Estados Unidos a finales de la década de 1930 y se desarrollaron entre 1939 y 1945. Debido a la II Guerra Mundial, un reclutamiento generalizado y un enorme despliegue de tropas, en el país la mayoría de los jóvenes se puso el uniforme militar.

Este hecho propició escasez de caddies en los clubes de golf privados. Los más pequeños formaron una nueva generación de caddies que sustituía a sus predecesores en acto militar. Tener a niños ejerciendo de caddy supuso una doble problemática.

En primer lugar, las leyes laborales de Estados Unidos empezaron a hacer presión para acabar con esta actividad donde niños pequeños cargaban con pesadas bolsas de palos de golf.

Por otro lado, actuó una ley económica básica, la de la oferta y la demanda. Como los caddies escaseaban, pero la demanda seguía siendo alta, empezaron las tensiones provocando una “mala relación y convivencia” entre socios de club y caddies.

 

 

Proliferación del carro de golf.

Los gerentes de los clubes de golf vieron en el carro una doble solución a sus problemas. Si equipaban al club con carros de golf, se acabarían las disputas, tensiones y principales problemáticas de los socios. (En perjuicio de los caddies)

Pero, además, gracias a las tarifas de alquiler de carros de golf los clubes generaban una nueva fuente de ingresos, diaria y prácticamente de obligatorio pago para cualquier persona que quisiera jugar a golf en el recorrido.

 

En 1941 el 40% de los clubes de golf en estados unidos se habían equipado con carros de golf.

 

Los jugadores de golf encontraron en el carro un nuevo aliado; pese a que empujar de el suponía un esfuerzo extra, siempre mejor que cargar con la bolsa al hombro, les propiciaba un nuevo escenario en sus partidos de golf. La completa intimidad. Al tirar cada uno de su carro y prescindir de los servicios de los caddies los grupos de juego se componían exclusivamente por golfistas.

Lejos de miradas indiscretas los grupos de juego no solo creaban una atmósfera íntima donde poder conversar “sin temor” sobre cualquier tema. También preservaban la intimidad golfistica, evitando testigos indeseados que presenciaran (y chismorrearan) malos golpes o pésimos resultados.

 

 

La revolución del carro de golf.

Una vez los carros de golf ganaron presencia en la inmensa mayoría de clubes y dado que prácticamente todos los golfistas los utilizaban. Los diseñadores de campos tuvieron que adaptar los recorridos al tráfico de carros de golf, especialmente las áreas alrededor de green, pero también en la colocación de bunkers en torno a la calle.

La última consecuencia de la apración del carro de golf fue la popularización del golf como deporte. Al poder alquilar un carro de golf para el partido, los golfistas se evitaban tener que pagar los (caros) servicios de un caddy, por lo que, para jugar a golf simplemente debían abonar el correspondiente greenfee y alquilar un carro.

 

 

Evolución de carro de golf.

Desde sus inicios el carro de golf no ha dejado de evolucionar, aunque en la mayoría de los recorridos seguimos encontrando los carros de golf más tradicionales. Hoy en día existen todo tipo de modelos de carro de golf; de tres ruedas para empujar en lugar de tirar. Hay carros que cuentan con todo tipo de gadgets, incluso algunos cuentan con un asiento para que puedas descansar entre golpes.  Sin mencionar, los carros de golf eléctricos.

¿La última tendencia en carros de golf?

Carros de 4 ruedas para facilitar la rodada a la vez que se gana estabilidad, además, son ultra-compactos y plegables en un solo movimiento, para facilitar su transporte y almacenaje. Descúbrelo aquí

 

 

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

 

¿Quieres más contenidos de golf?

En Formato vídeo: Todo tu Golf.

En Formato audio: podcast.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

6  +  2  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!