fbpx

Cambio de swing: Como hacerlo correctamente

Hacer un cambio de swing de golf exitoso puede elevar tu juego a nuevos niveles. Pero no está exento de riesgos o desafíos.

 

Muchos golfistas pueden quedar atrapados en un bucle, preguntándose si la «hierba es más verde» con una versión diferente de su swing. Para aclarar algunos conceptos sobre el cambio de swig, en este artículo hablaremos sobre::

 

  • Por qué la relevancia es crucial a la hora de hacer un cambio de swing
  • Cómo debería ser el proceso y cuánto tiempo debería llevar
  • Por qué deberías considerar tomar clases (y tener continuidad)
  • Tener paciencia, establecer un marco de trabajo y funcionalidad

 

A continuación, un resumen de algunas de mis principales reflexiones.

 

¿Es el cambio relevante para el swing?

Hay más información que nunca sobre el swing de golf. En los últimos años, la comunidad de profesores ha hecho grandes avances en su conocimiento colectivo con el uso de la tecnología moderna. En general, esto es algo estupendo. Pero tiene un «lado oscuro».

Puedes pasar horas en YouTube y en las redes sociales devorando información técnica sobre el swing de golf de los mejores instructores. Sin embargo, si la información no es relevante para tu swing de golf, incluso puede ser perjudicial.

Así que antes de seguir adelante con un cambio de swing, hay que hacerse la siguiente pregunta. ¿Es el cambio que estoy haciendo relevante para las combinaciones únicas de mi swing de golf? Y lo que es más importante, ¿servirá de algo?

 

En otras palabras, no hagas un cambio de swing sólo por hacerlo, por estética o para estar al día con las tendencias recientes.

 

 

¿Cómo es el proceso del cambio de swing?

Si estás decidido, lo ves claro y vas a seguir adelante con un cambio de swing, hay un proceso básico que te da más posibilidades de éxito.

Lo mejor es empezar por los cambios en un entorno sin consecuencias. La razón es que si vas a cambiar hábitos, es mejor empezar despacio en un entorno cómodo que no te distraiga ni te frustre. Para los golfistas, esto podría significar lo siguiente:

 

Al principio, no salgas al recorrido. Quédate en el campo de prácticas.

 

Incluso una buena idea es golpear bolas en una red sin ningún tipo de retroalimentación visual para ayudar a eliminar la presión o la sensación de estar haciendo mal. No hay nada más frustrante durante el cambio de swing que ver como de mal salen los golpes que antes pegabas bien.

Ensaya el cambio que estás tratando de hacer sin siquiera golpear bolas, realizando swings para crear memoria muscular.

Al principio, deberías ser capaz de cambiar el patrón de tu movimiento de swing con éxito. Por ejemplo, si tratas de pasar de un ángulo de ataque negativo con el  driver a empezar a golpear la bola hacia arriba, deberías ser capaz de lograrlo físicamente (no todo el tiempo) con bastante rapidez.

Sin embargo, lo mejor sería que no se preocuparas por el rendimiento (hacia dónde va la bola de golf).

Con el tiempo, a través de la práctica, puedes empezar a añadir más «capas» de expectativas. Puedes empezar a golpear normalmente en el campo de prácticas y prestar atención al vuelo de la bola.

A continuación, llevar el nuevo cambio de swing al campo en un contexto de práctica. Por último, el objetivo final es ejecutar el cambio de swing con cierto éxito (no la perfección) durante la presión de vuelta ronda de torneo.

 

 

¿Cuánto tiempo llevará un cambio de swing? ¿Cuándo debería hacerlo?

Sinceramente creo que no hay un período establecido para realizar un cambio de swing, todo depende de la profundidad del cambio y del tiempo que dediques a entrenar.

Han pasado casi 10 años desde que pasé por un gran cambio de swing, y comencé el proceso durante el invierno ya que era la época del año cuando menos torneos “importantes para mi” disputaba.

En retrospectiva, me alegro de haber elegido la temporada baja porque es un gran momento para empezar a experimentar con los cambios y también crear un ambiente libre de consecuencias.

Si eliges hacer un cambio de swing en plena temporada de torneos, especialmente si estás siguiendo circuitos, puedes perder la fe en el proceso porque te centrarás demasiado en el resultado (tus puntuaciones) en lugar de pasar por el proceso de entrenar tu cuerpo para moverse de manera diferente.

 

Cambio de swing - sota par

 

Tomar clases hará que el proceso sea más eficiente

Hay más formas que nunca de llevar a cabo un cambio de swing por tu cuenta. Y hay muchos ejemplos de golfistas que pueden enseñarse a sí mismos a realizar cambios de swing con éxito.

Dicho esto, tomar clases con un profesional de la enseñanza te dará muchas más posibilidades de éxito. Y lo que es más importante, con su orientación, podrás hacer los cambios en menos tiempo.

Sin embargo, tienes que estar preparado para hacer el trabajo. Si encuentras un profesor que te guste, puedes esperar que te prescriba algo de trabajo entre clases. Si no estás dispuesto a hacer el trabajo, ¡no esperes que se produzca un cambio!

 

Esto me lleva al siguiente punto…

 

La continuidad es crucial

Uno de los mayores retos de hacer un cambio de swing hoy en día es el mencionado acceso a la información. La infoxicación.

Hace un par de años, hablaba con un amigo mío que es instructor de swing. Un golfista con el que había estado trabajando en un cambio de swing llegó al campo de prácticas y le mostró un vídeo de Instagram, preguntándole si creía que el consejo de swing era algo que debía seguir.

 

No tenía nada que ver con lo que estaban trabajando…

Creo que la respuesta es evidente.

 

Si decides hacer un cambio y trabajar con un entrenador de swing, tienes que mantener las anteojeras puestas. Habrá momentos en los que te sientas frustrado y tentado a escuchar otra voz. Como sabes, están a un solo clic en YouTube o Instagram.

 

Parte del proceso es asegurarse de comprometerse y no dudar en cambiar de rumbo.

 

Ten paciencia y gestiona las expectativas

No hay un período prestablecido de cuánto te llevará conseguir el cambio de swing, como he mencionado antes. Eso no es exactamente de la noche a la mañana, así que hay que tener paciencia.

Y lo que es más importante, la gestión de las expectativas es otro elemento crítico. A menudo, los golfistas fantasean sobre el futuro y el tipo de golf que creen que pueden jugar después de hacer el cambio de swing. Desgraciadamente, estas esperanzas y sueños a menudo no se ajustan a la realidad.

 

Por ello, palabras como «eliminar» no son útiles en todo el proceso.

Supongamos que quiere arreglar el slice. Esencialmente tienes dos opciones: trabajar para reducir el slice o cambiar su patrón de swing (jugar un draw).

En el primer escenario, tu objetivo no será eliminar el slice. Más bien, un cambio de swing exitoso reduciría la curvatura de izquierda a derecha de la bola de golf. Seguirás pegando grandes slices de vez en cuando, pero si puedes hacerlo con menos frecuencia, entonces habrás tenido éxito.

Por el contrario, algunos golfistas que sufren de excesivo slice ven mejores resultados tratando de golpear un draw. Técnicamente, puede que no vuelvan a pegar un slice, pero podría surgir un nuevo problema: un hook. Del mismo modo, su objetivo será hacer que los grandes ganchos se produzcan cada vez menos con el tiempo.

 

Marco y funcionalidad

Uno de los beneficios de hacer un cambio de swing (si lo haces correctamente) es tener un marco de trabajo. Cuando un golfista está «perdido» con su swing, a menudo va a la deriva de una idea a otra. Normalmente, esto no conduce a ninguna mejora y aumenta su frustración.

Si puedes aprender más sobre tu swing de golf y los nuevos cambios que buscas lograr, ahora tienes un marco de trabajo. Eso significa que puedes presentarte en el campo de prácticas conociendo tus tendencias y lo que puedes hacer para arreglarlas si las cosas se desajustan, lo que siempre ocurre en el golf.

En mi opinión, esto es una gran ventaja para cualquier jugador. El éxito del golf es una serie de micro ajustes. No deberías tener que hacer grandes revisiones de un mes a otro para sentir que vas en la dirección correcta.

 

Mi última reflexión se refiere a la funcionalidad. El objetivo de cualquier cambio técnico es tener un swing de golf funcional. No es necesario que sea perfecto y, desde luego, no tiene que ser bonito.

Por ejemplo, yo hago varias cosas en mi swing que muchos considerarían poco ortodoxas. A veces, puedo tener una trayectoria del palo excesivamente hacia dentro y hacia fuera, también agacho bastante la cabeza en el momento del impacto… Pero lo que sí tengo es una relación funcional con los emparejamientos en mi swing de golf.

Sé cómo hacer ajustes en la orientación de la cara del palo en función de cómo estoy haciendo el swing porque llevo mucho tiempo trabajando con este marco, y confío en él.

 

Así que, si estás considerando hacer un cambio de swing, asegúrate de que el cambio es relevante, prepárate para hacer el trabajo, busca ayuda, comprométete y esfuérzate por la funcionalidad.

 

 

 
Cambio de swing: Como hacerlo correctamenteMarc Puig
Marc@SotaPar.com 
@Golfing_marc

 

Comparte este artículo en:

1 comentario en “Cambio de swing: Como hacerlo correctamente”

  1. Me pareció uno de los mejores consejos para mi juego (y el de todos)..es una bocanada de aire fresco! Gracias!

Deja un comentario

29  +    =  37