fbpx

5 cosas que NUNCA debes hacer con el DRIVER.

El driver es, directamente, un suplicio para la mayoría de golfista aficionados. Son muy pocos los que llegan a dominarlo o que pueden controlar sus golpes, para muchos pegarle al driver es lo más parecido a jugar a la lotería, nunca saben hacia donde puede salir la bola.

Que el driver es el palo más difícil de la bolsa es una realidad, es el que tiene la varilla más larga, por lo tanto la cabeza del driver está mucho más alejada del grip que con cualquier otro palo, además, también es el palo con menos loft de la bolsa (después del putter, pero no pegamos swings enteros con el putter). Por lo que cualquier error, por mínimo que sea, se paga caro cuando tenemos el driver en las manos.

 

Siendo realistas, la mayoría de errores cometidos con el driver son provocados directamente por malos planteamientos del golfista, no por la dificultad del palo.

 

Algunas veces, por no decir en casi todos los errores cometidos con el driver son, básicamente, errores de planeamiento más que fallos técnicos o errores de swing cometidos por el golfista. Para sentar las bases de cómo plantear bien un golpe de drive, te cuento las 5 cosas que nunca debes hacer cuando quieras pegarle al driver.

 

 

NO te coloques igual que para pegar un hierro.

No es que se trate de swings completamente diferentes (aunque sí guardan algunas diferencias especialmente en le momento del impacto). El caso es que para pegarle al driver debemos colocarnos en una posición que nos permita generar velocidad con la cabeza del palo y pegarle a la bola en una trayectoria ascendente.

 

  1. Stance ancho con las piernas más separadas (ancho de los hombros o un poco más)

 

  1. Posición de hombros un poco inclinada. Los hombros siempre quedarán inclinados, pues la mano derecha está más baja que la izquierda, pero para generar esa sensación de impacto ascendente, podemos incluso acentuar un poco más esa posición.

 

 

NO muevas el palo solo con los brazos.

El gran error es intentar generar velocidad moviendo el palo más rápido. Aunque tengas los brazos más fuertes del mundo, un swing potente se genera con las piernas y con la torsión de nuestro cuerpo.

Asegúrate de generar rotación con tu cuerpo, gira y desgira el torso aunque sea de forma mínima (cualquier golfista puede hacerlo) esa es la forma en la que generarás potencia con tu swing.

Recuerda que la rotación ideal, la que nos describen en los libros dice que en la cima de la subida nuestro pecho debería apuntar en dirección opuesta al objetivo, dándole la espalda por completo. Con esta idea, cada golfista dentro de sus posibilidades debe buscar su movimiento de rotación.

 

 

NO le pegues hacia abajo.

Es uno de los principios básicos del driver y todos deberíamos conocerlos, pero a la hora de la verdad, la mayoría de golfistas aficionados “ataca” la bola con un ángulo descendente. Recuerda que pegarle hacia abajo con el driver es el principal motivo de globo.

Una buena forma de asegurarte de que le pegas hacia arriba, impactando la bola en trayectoria ascendente, prueba a pinchar el tee un poco más alto de lo que acostumbras, algo mínimo, pero que te recuerde que hay que pegarle hacia arriba.

 

 

NO desaceleres el golpe.

Este es uno de los errores más cometidos con el driver y con el resto de palos de la bolsa. ¡El golpe no acaba con el impacto! Es  más, te diría que casi empieza. Recuerda que debes alcanzar el pico máximo de velocidad de palo justo después del impacto.

Así que, para pegar buenos drives deberás mantener la aceleración del palo a través del impacto. Nota. No hablo de generar swings potentísimos, simplemente de que la cabeza del palo tenga más velocidad después del impacto que a media bajada, cada uno con su velocidad de swing.

 

 

NO descuides el impacto.

La clave para pegar un buen golpe de golf es pegarle por el centro de la cara del palo. Y pese a que los “puntos dulces” de los drivers son cada vez más grandes, asegúrate de comprobar dónde impactas exactamente la bola.

 

Pegar a la bola centrada o descentrada es, en gran parte, lo que va a determinar la calidad del golpe y, sobre todo, la distancia conseguida.

 

Para comprobar dónde generas exactamente el impacto puedes probar con los sprays de impacto específicos para golf, cualquier spray que “ensucie” la cara del palo o simplemente mojar un poco las bolas para que dejen su marca en la cara del palo.

 

 

Últimas reflexiones.

Espero que estas líneas te ayuden a entender mejor qué NO debes hacer nunca con el driver para que te sea más fácil generar la posición y los movimientos correctos con el perro grande. Sin duda, el palo más odiado de la bolsa por la mayoría de golfistas.

 

 

 

¿Cómo se te dan los golpes con el driver?

¿Tienes algún truco “personal”?

Comentarios más abajo⬇⬇

 

 

Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

5 cosas que NUNCA debes hacer con el DRIVER.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

2 comentarios en “5 cosas que NUNCA debes hacer con el DRIVER.”

  1. Hej Marc!

    Muy buenos consejos, es más muy importante tenerlos en cuenta, pero me gustaría añadir la flexión de las piernas, ya que muchos jugadores tienen las piernas estiradas y eso dificulta tanto el giro (que se quede corto) como luego a la hora del impacto, provocando que la bola o no suba mucho y por tanto tampoco llegue tan lejos. Te lo digo por propia experiencia 😉 y cuando ya lo corregí, gane bastantes metros.

    Un saludo desde Suecia

  2. Marc, hay un consejo tuyo, creo que del post llamado (algo así como) “Bajar siempre por dentro” donde hablas de la línea de subida del palo. Venias a decir, que si subes en una línea un poco por fuera, es casi imposible no lograr bajar en una línea por dentro. A mi ese consejo, especialmente con el driver, me esta ayudando mucho a evitar hacer slices.

    Gracias por tus post y tus podcast!!

Deja un comentario

28  +    =  30