fbpx

Usa la fuerza del suelo en tu swing.

Todavía hay muchas personas aficionadas al golf que no tienen claro de donde se extrae la potencia en golf. Es, quizá lo que más buscan los golfistas. Tal como debatimos en profundidad en en Capitulo 1 de Todo Tu Golf.

Aunque es un concepto que se ha entendido en profundidad desde hace relativamente pronto, gracias a la tecnología, los jugadores de golf lo han venido usando desde hace tiempo para ganar un extra de distancia.

Si ahora mismo no te queda claro o, directamente, no tienes ni idea de lo que te estoy hablando ¡No pasa nada! Te lo cuento todo a continuación.

 

 

¿Qué significa usar la fuerza del suelo?

Puede que se algo de lo que nunca te han hablado. Desde luego no está considerada (erróneamente creo yo) una parte básica de los fundamentos del golf, pero es algo que puede ser usado por golfistas de todos los niveles.

 

 

¡Empezamos!

Imagínate a ti mismo colocado a la bola de golf, justo a punto de iniciar tu swing. Usar el suelo no significa que tus pies estén tocando el suelo, pero es el punto de inicio.

 

Usaremos números redondos. Imagina que pesas 80Kg.

Tus pies están ejerciendo una presión de 80 Kg sobre el suelo en el momento de la colocación inicial. A la que subes el palo, probablemente tu peso se desplaze un poco hacia el pie trasero (o se mantenga estable en el centro). Sea como sea, en el tope de la subida del palo sigues ejerciendo 80 Kg de presión en el suelo.

 

En el inicio de la bajada es donde empezamos a usar el suelo; Los jugadores más pegadores, consiguen más distancia gracias a que encuentran el modo de ejercer más presión sobre el suelo que su peso corporal a través del impacto.

 

Lo que hacen es crear un pequeño movimiento de arriba y abajo en su swing; la parte ascendente viene a través de la bajada. Recuerda cuando eras un niño y saltabas en una cama elástica.

 

Cuando saltas en una cama elástica, cada vez que aterrizas la presión que ejerces en la tela es superior a tu peso corporal. Debido al movimiento generado, arriba y abajo, además de la gravedad empujándote hacia el suelo.

 

El mismo concepto es el que necesitas recrear en tu swing de golf. Exceptuando una cosa, que tus pies no se separan del suelo ni un instante a lo largo de la subida. Utilizar el suelo es algo así como si empujaras hacia el suelo con el objetivo de generar más potencia en el impacto. Este proceso te lleva a conseguir más distancia, especialmente desde el tee.

 

Matt Wolff's Excellent “3 To 9” – But About That Left Foot Action | WAX Golf 

 

¿Cómo usar la fuerza del suelo en el swing de golf?

Esa es la gran cuestión. Espero que si sigues aquí es debido a que te has convencido de que deberías usar la fuerza del suelo. Porque deberías. 

 

Vamos a ver como hacerlo.

Antes de entrar en materia, hablemos de uno de los conceptos más repetidos en golf; “ No muevas la cabeza”. Esto es importante, básicamente porque mantener la cabeza quieta, especialmente en la subida, nos aporta estabilidad. Así será más fácil conseguir un buen contacto.

Nuestro cuerpo es como un péndulo, si mantienes el punto de sujeción (tu cabeza) en el mismo punto durante todo el tiempo, tu punto en movimiento (el palo) volverá al mismo punto exacto desde donde empezó a moverse (impacto).

Esto es una gran verdad del golf. Si estás buscando más consistencia en tu golpeo ¡Deja la cabeza quieta! Dicho esto, si lo que estás buscando es más distancia, puede que tengas que alejarte un poco de esto.

Volvamos a la cama elástica. Cuando aterrizas, para generar más potencia y saltar más alto, lo que haces es agacharte con la cabeza, con la espalda con las rodillas. De ese modo ejerces más presión sobre el elástico.

Ese “empuje hacia abajo” de la cama elástica, debemos trasladarlo a la subida del palo hundiendo levemente la cabeza. OJO CUIDADO: Levemente. Si lo haces en exceso perderás consistencia, o peor.

La acción no acaba ahí. Durante la subida deberás transferir peso al pie trasero. Al empezar la bajada del palo usa ese “peso extra” en el pie trasero para empujar el suelo. En ese punto concreto es cuando estarás ejerciendo más presión que tu peso corporal en el suelo. A la vez que empujas tu cabeza volverá a su posición inicial.

 

La clave para hacerlo correctamente.

Asegúrate de que el balanceo de peso se desplaza hasta tu pie delantero. En muchas ocasiones, cuando golfistas aficionados prueban este concepto empujan sin transferir el peso hacia delante. Por lo que se desequilibran y acaban cayendo hacia detrás.

Si no transferimos correctamente el peso no ganaremos distancia, más bien la perderemos.

 

Usa la fuerza del suelo en tu swing.

 

Ejercicios para usar la fuerza del suelo.

Sé que son conceptos raros, quizá abstractos, así que vamos a ver algunos ejercicios para practicar.

 

PIE CONTRA LA PARED.

Este ejercicio puedes hacerlo en tu casa, sin usar palos de golf. De hecho, te lo recomiendo, así seguro que no rompes nada.

  1. Coloca la parte exterior de tu pie trasero en contacto con la pared y el suelo, a la vez que te colocas ante la bola (imaginaria). La parte exterior del pie debe estar encastada en la esquina que forma el suelo y la pared.
  2. Realiza algunos swings de práctica, subiendo el palo, agachando la cabeza y transfiriendo el peso.
  3. Cuando bajes, aprieta con tu pie contra la esquina de la pared y el suelo.
  4. Aprovecha ese impulso para transferir el peso hacia delante y acabar el swing de forma normal.

 

PIES JUNTOS

Este sí que puedes realizarlo en el campo de prácticas utilizando un palo de golf.

  1. Colócate a la bola como haces normalmente.
  2. Desplaza tu pie delantero hasta que esté casi tocando con el trasero.
  3. Realiza la subida del palo.
  4. Desplázate a través del impacto, dando un paso lateral y devolviendo el cuerpo a la posición inicial (pies separados). Quiero que te centres en la sensación de empuje del pie trasero.

Al principio te costará bastante darle bien a la bola, poco a poco iras cogiendo sensaciones. No solo te servirá para trabajar en este concepto, mejorarás mucho la coordinación ojo-mano.

 

EL SALTITO

Este ejercicio es un poco más extraño, pero realmente ayuda a trabajar las sensaciones. No está pensado para ser realizado mientras se golpea una bola de golf. De hecho, sería contraproducente.

  1. Colócate a la bola, sin bola ni palo.
  2. Sube el palo centrándote en agachar levemente la cabeza.
  3. Cuando bajes el palo, a través del impacto, empuja el suelo con los pies, con tanta fuerza que saltes un par de dedos.
  4. Finaliza el golpe con el peso hacia el pie delantero.

Esto te ayudará con las sensaciones de transición de peso.

 

 

Ultimas reflexiones.

Esto es todo lo que necesitas saber para empezar a utilizar el suelo como fuente de potencia y consigas unos metros extra con tus golpes. Como todo cambio o mejora en golf va a tomarte un tiempo dominar estas técnicas, aplicarlas a tu golf y ver resultados. ¡No desistas!

 

 

 

Si quieres saberlo todo acerca de la potencia en el swing de golf…

Te lo contamos en Todo tu Golf.

También en formato podcast.

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

  +  48  =  50

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!