fbpx

Tipos de compañeros de partido (especial torneos).

Jugar un torneo de golf es siempre una especie de lotería, por un lado, nunca sabes cómo te va a salir el día. Además, como en los torneos no puedes escoger el resto de los golfistas para completas el grupo de juego, como en la ruleta, algunas veces te toca premio, otras… bueno. Ya nos entendemos.

 

Está demostrado que los compañeros de partido afectan, y mucho, al desempeño de tu vuelta. Un mal compañero de partido es, prácticamente aplicarte 2 o 3 golpes de penalidad.

En un torneo todo el mundo quiere sacar su mejor golf, por lo que todos se preocupan de hacer lo necesario para que sea posible. Pocos golfistas tienen en cuenta que, pese a ser un deporte individual, una buena cohesión de grupo mejorará el juego en todos los sentidos. Empezando por el ritmo, que será rápido y fluido, por último, también se reflejará en mejores resultados.

 

Un grupo de golf cohesionado es garantía de un magnífico día de golf. Puede que no hagas tu mejor resultado, pero seguro que disfrutarás del partido.

 

Para entender cómo un mal o buen compañero pueden cambiar la dinámica de un partido de golf, enfrentaremos algunos de los más estereotipados.

 

El jugador del Tour.

Piensa que está compitiendo de forma profesional y, por lo tanto, espera que el resto del grupo también lo haga. Es poco colaborativo, no acostumbra a mirar las bolas de sus compañeros (aunque le gusta que miren la suya), tampoco se esmera demasiado en ayudar a buscar bolas o dar referencias, directamente no las tiene. Ni hablemos ya de llevar el resultado del golfista al que marca, se limita a preguntar ¿cuánto has hecho? Al finalizar cada hoyo.

Este tipo de golfistas generalmente acaba dividiendo el grupo en 2, quedando él mismo y los otros 3 jugadores.

 

El fore caddy.

Un golfista escaso. Son como un tesoro, si lo encuentras debes valorarlo. Se preocupa por le resto de integrantes y sus partidos. No solo mirando las bolas, algo que debería hacer todo el mundo, intenta ayudar (de verdad) a los compañeros. Ya sea describiendo el hoyo en el tee, animando el ambiente con alguna anécdota o chiste. Comparte las distancias si usa medidor o reloj gps… En definitiva, estos golfistas no solo hacen que el juego vaya mejor, también crean buen ambiente que perdura todo el partido.

 

El tramposillo.

Admitámoslo. Existen. Haberlos, hay los. Por desgracia, en la mayoría de los casos, tienen tan afiladas sus habilidades que sus trampas pasan desapercibidas. En cambio, hay algunos que ni cortos ni perezosos exponen sus fechorías a plena luz del día. Inundando el ambiente de malestar.

Creo que los golfistas estamos poco preparados para abordar las trampas. Al ser un deporte donde “arbitramos entre todos”, hablando de la mayoría de las competiciones amateurs, en muy pocos casos tenemos herramientas, armas o ganas para enfrentarnos a trampas y tramposos.

Por lo que, si piensas hacer trampas no te apuntes a torneos. No solo te estás engañando a ti mismo, estás truncando el partido al resto de golfistas y, en especial, a tu grupo de juego.

 

El árbitro encubierto.

Este es todo lo contrario al tramposillo. Los árbitros encubiertos son golfistas que dominan el reglamento al dedillo. Y eso, sin duda, ayuda. Comparte su conocimiento con el resto del grupo por lo que las situaciones de duda se resuelven rápidamente, no solo eso, con sus consejos, también ayuda a los compañeros a conocer sus opciones y tomar la mejor decisión que el reglamento permita.

 

El que está en otro partido.

Algunos jugadores parece que, directamente, estén jugando en otro partido. Viven en su propio mundo. No me refiero a que no interactúen o compartan con el resto de los golfistas, esto, hasta cierto punto, podría entenderlo.

El problema viene cuando la integración es tan nula, que no se integra ni en el juego. Se despista cuando le toca tirar y nunca sabe cuando es su turno, siempre se deja la bolsa en el lado opuesto del green para ir al siguiente tee, tampoco es muy ávido mirando bolas a sus compañeros… de los que va tan metido en su burbuja que suele pisar las líneas de putt.

 

El preparado para jugar.

Éstos son los que realmente dinamizan el juego. Siempre tienen claro lo que tienen que hacer, preparan sus golpes mientras los compañeros ejecutan los suyos, así que siempre está listo para golpear. Propiciando buen ritmo al grupo.

Además, esta disponibilidad inmediata hace que este tipo de golfistas cubran los huecos entre golpes, cuando hay dudas de a quien le toca, cuando el resto de golfistas llega a sus bolas o, ante cualquier imprevisto, él ejecutará su golpe.

Sin duda soy de los que opina que, cada vez más, deberíamos decantarnos hacia esta modalidad de juego, el preparado para jugar. NO hace falta que golpee el que esté más lejos, que lo haga quien esté preparado. Ganaremos todos.

 

Últimas reflexiones.

Estos 6 tipos de golfistas son capaces de darte un día de golf espectacular o, por el contrario, suponer una tortura de 18 hoyos y al borde de las 6 horas. A partir de ahora, siempre que estés jugando un torneo de golf, recuerda que, no solo debes cuidar tu resultado. ¡También debes cuidar a tus compañeros!

 

¿Y tu? ¿Qué tipo de compañero de partido eres?

 

 

Tipos de compañeros de partido (especial torneos).

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

2 comentarios en “Tipos de compañeros de partido (especial torneos).”

  1. Te falta el compañero profesor y el compañero árbitro… no les importa que no quieras que se metan en tu juego ni en tu swing, si no vas haciendo pares, te dan todo tipo de consejos sobre cómo tienes que jugar como tienes que hacer el swing que fallos estás cometiendo… que si apuntas mal que si no pasas el brazo que si tal que si cual… ademas de informarte de todas las normas habidas y por haber … algunas equivocadas o directamente inventadas por el o ella… también deciden cuando hay que dar paso a otra partida o cuando no, quien juega primero, cuanto tiempo llevas buscando una bola.., etc etc
    Por último también está el nervioso que para calmar sus nervios te satura con todo tipo de chascarrillos, chistes y anécdotas no importa si estás andando o preparado para pegar a la bola..
    En fin… que si… que tener compañeros que se adapten a ti y tú a ellos es la diferencia entre una maravillosa mañana de golf y otra completamente deprimente jajj!

  2. Procuro ser del tipo “preparado para jugar”, levar buen ritmo de juego y buen talante con los compañeros de partida.

Deja un comentario

7  +    =  17

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!