fbpx

Los peores colapsos del golf profesional.

El golf es un deporte muy técnico, pero sobre todo mental. Como en cualquier deporte individual debes lidiar tu solo con la presión, y esto, cuando está en juego un gran torneo (o un suculento premio) es complicado.

Aunque la mayoría de las veces no lo veamos reflejado en sus caras o lenguaje corporal, los jugadores profesionales no escapan de este “miedo” capaz de dejar sin habilidades al mejor jugador.

Hay algo que sacamos en claro, o por lo menos, eso creo.

Como cualquier miedo o estímulo negativo, la presión es algo puramente psicológico; no la puedes ver, no la puedes tocar, pero sí la puedes sentir y, una vez se mete en tu cabeza, te hace un lío y no te deja pensar con claridad.

Ahí es donde todo se va al traste.

Especialmente en el campo de golf.

En este post, a modo de curiosidad, pero también de relflexión recordaremos los mayores colapsos del golf profesional.

 

¿Qué entendemos por colapso?

 

El diccionario lo define como: arruinarse, destrucción o ruina de algo; sistema, estructura o institución.

No se aleja nada de lo que queremos decir cuando afirmamos que un golfista colapsa; pese a tener una buena ventaja lo pierde todo, lo primero el liderato, lo segundo su confianza y por último el torneo.

 

 

¿Recuerdas algún colapso profesional que te impactara?

He sido bastante friki del golf desde bien pequeño y en todos estos años he visto miles de golpes extraordinarios, victorias trepidantes (en especial de Tiger quien fue mi gran ídolo) pero también algunos colapsos.

Fueron tan grandes y decepcionantes que prácticamente los sentí como míos… ¡Repasemos algunos!

 

0.     Van de Velde | British Open | 1999

Esta es tan conocida que hasta Netflix le ha dedicado un capítulo en la serie documental “Perdedores”.  Había que mencionarla, pues creo que representa el mayor colapso de la historia del golf, pero no profundizaremos en esta historia para no hacer spoilers si alguien quiere ver el capítulo.

Bueno, solo un pequeño e inocente avance; Lo resumiremos en la frase que exclamó el locutor de la BBC que retransmitía el evento en vivo.

“El cerebro golfistico de este chico se ha apagado hace más de 10 minutos”

Los peores colapsos del golf profesional.

 

 

1.     Greg Norman |Masters de Augusta | 1996

Sí, aunque parezca mentira, los tiburones blancos también se arrugan algunas veces.

El depredador más letal del planeta, por lo menos en su apodo, dejó escapar una presa que ya tenía entre los dientes.

Este caso fue muy significativo y recordado en la historia del golf, pues no se trata de un “colapso puntual” en un momento concreto del juego. Directamente el golf de Greg Norman se esfumó durante todo el partido del domingo, donde salía al campo con una ventaja de 6 golpes sobre el segundo clasificado Nick Faldo.

El Masters de 1996 arrancó muy bien para Greg Norman, de hecho en los primeros 18 hoyos consiguió el record del campo con una vuelta de 63 golpes (-9). Seguida de una segunda vuelta de 69 y una tercera de 71, para un total de 203 (-13).

Una vez en el tee del uno, la salida del partido estelar arrancó con un terrible gancho de Greg Norman que hundía su bola en el espeso bosque de la izquierda. El mal juego, pero también la mala suerte fueron una constante en la vuelta del domingo

La jornada quedó retratada en la imagen de Norman en el hoyo 15, quien acabó literalmente tirado en el suelo después de que su approach para Eagle pasara fregando el borde del hoyo.

 

Los peores colapsos del golf profesional.

 

2.     Phil Mickelson | U.S. Open | 2006

Los principales protagonistas de esta edición del U.S. Open eran Phil Mickelson y Colin Montgomerie “Monty”. Dos golfistas con los que he crecido. Ambos golfistas mantuvieron un bonito duelo a lo largo de la última jornada de este Major Championship.

Aunque era el zurdo quien lideraba el torneo gracias a sus grandes habilidades con el juego corto. El domingo cogió solamente 2 calles de 14 posibles, desde el tee.

Creo que ese domingo tuvimos la muestra práctica de una expresión que he oído muchas veces y cada vez comparto (y entiendo más).

 

Existen 2 variables.

“Lo que el campo te da, el campo te lo quita.”

“Lo que el golf te da, el golf te lo quita.”

 

Bueno, pues después de 17 hoyos salvando el tipo con recuperaciones mágicas y eso que algunas parecían imposibles. Phil llegó al tee del hoyo 18 con una ventaja de un solo golpe sobre Ogilvy y 2 de ventaja sobre Monty.

Por lo tanto, con un par le bastaba para ganar el torneo.

Y ahí mismo, en ese tee, empezó el colapso.

Algunos lo atribuyen, de inicio, a una mala decisión y es que el zurdo decidió dar el primer golpe en el hoyo 18 con la madera 3, dejando del drive en la bolsa.

 

¿Resultado?

Un terrible gancho a la derecha (recordemos que es zurdo), que deja la bola hundida en el espeso rough que caracteriza el U.S Open. Le quedaban casi 200 metros hasta el green.

 

¿Su decisión?

Sacar el hierro 3 e intentar dejarla en green de 2. La movió 10 metros. Con su tercer golpe intentó de nuevo alcanzar green…

 

Sin éxito.

La bola acabó en el bunker con un tremendo huevo frito. 4º golpe para entrar en green y 2 putts. Doble Bogey para acabar segundo a un golpe de Ogilvy.

Los peores colapsos del golf profesional.

 

 

3.     Jordan Spieth | Masters de Augusta | 2016

Uno de los más recientes y, en mi opinión, uno de los más dolorosos que he vivido.

El golfista tejano lideraba el Masters por 5 golpes a falta de nueve hoyos y dejó escapar el torneo de la peor manera.

Empezó la segunda vuelta con bogey – bogey, pero seguía manteniendo 3 golpes de ventaja a falta de 7 hoyos. Todo se esfumó en el hoyo 12.

 

Ese tremendo par 3.

Uno de los hoyos más emblemáticos del “amen corner” un par 3 relativamente corto, protegido por un obstáculo de agua antes del green, un bunker posterior y un viento que se arremolina a lo largo del hoyo.

Jordan golpeó mal desde el tee y su bola acabó en el agua. Recordemos que venía de bogey-bogey. El torneo sigue en sus manos, para asegurar el 3 golpe Spieth decide dropar tirando hacia atrás en línea a bandera, para dejarse un golpe entero con el blaster, a una medida que el domina. En mi opinión, la mejor decisión que podría haber tomado.

 

¿Resultado?

Le pega un palmo antes y hunde su segunda bola en el lago. Jugó el 5 golpe desde la misma posición, pero se pasó y acabó en el bunker posterior. Approach y putt para embocar de 7, cuádruple-bogey y segundo a un golpe del líder.

El daño psicológico ya estaba hecho, Jordan perdió la confianza y no pudo remontar el resultado.

 

Los peores colapsos del golf profesional.

 

 

Un ranking personal.

Como anunciaba en las primeras líneas de este post, los colapsos del golf profesional expuestos responden a una visión subjetiva. Siendo las acciones que más me han marcado (y entristecido) a nivel personal.

Pero existen otros muchos colapsos en el mundo del golf…

 

¿Alguno que te haya marcado a ti?

 

⛳ Conectamos cada día con nuestros golfistas

📬 Únete a la newsletter de golf más activa.


  +  61  =  70

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

1 comentario en “Los peores colapsos del golf profesional.”

  1. Mi problema son los puts cortos,pero cortos cortos y me duran varios partidos y cuando creo que se acabó el problema vuelvo de nuevo a las ganas de patear con el drive

Deja un comentario

  +  82  =  83

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!