fbpx

Elimina la tensión de tu swing de golf.

Seguramente te has visto en esta o una situación muy parecida en el campo de golf. Tienes buenas sensaciones en todo el recorrido, vienes pegándole bien a la bola y jugando bien en general, pero, en los últimos hoyos tus resultados son realmente altos.

 

Lo sé.

Es frustrante.

 

Tener la sensación de jugar bien, estar haciendo bien las cosas y con confianza en cada hoyo hasta que, de repente, te das cuenta de que lo estás haciendo realmente bien y que puedes conseguir un gran resultado (si no el mejor de tu carrera) si acabas bien en los últimos hoyos.

Tal y como acabas de tener este pensamiento te tensas. Es inevitable. Dejas de mover el palo libremente y empiezas a intentar guiar el palo, como para asegurar y es, en ese preciso momento cuando pierdes tu swing, tu tempo y tu resultado.

 

La explicación es demasiado simple;
La tensión mata tu swing de golf.

 

Como en cualquier otro deporte, el golf hace que los jugadores se sometan a situaciones de nervios y presión en el momento de la verdad. Generalmente, entre los golfistas aficionados ocurre por pensar en el futuro inmediato y dejar de vivir (y jugar) el presente. Ten en cuenta que es prácticamente imposible jugar bien a golf mientras se está tenso.

Si quieres mejorar tus resultados, especialmente en vueltas de torneo, necesitas eliminar la tensión de tu swing de golf.

 

 

¿Cómo eliminar la tensión de tu swing de golf?

Hay una expresión (creo que) deportiva que me encanta y viene perfecta para ilustrar lo que quiero transmitir ahora mismo: si puedes entrenarlo, podrás confiar en ello. Sea lo que sea, un nuevo movimiento de swing, una nueva forma de coger el palo o eliminar la tensión del swing de golf. Todo empieza entrenando física y mental mente.

 

 

Céntrate en tu respiración:

Si estás tenso, seguramente no estarás respirando adecuadamente. Intenta recordar la última vez que los nervios o la tensión te jugaron una mala pasada en el campo de golf.

¿estabas respirando profundamente?
¿estabas caminando relajado?

¿tus movimientos eran suaves?

Casi seguro que la respuesta a las tres preguntas es no.

 

Lo primero en lo que debes centrarte es en tu respiración. Vale, puede parecer algo muy básico, pero, el control de la respiración es una de las técnicas más efectivas (y menos usadas) para reducir la tensión en nuestro cuerpo.

Cuando estamos nerviosos es normal acelerar la respiración y los pensamientos, así que no solo debes concentrarte en tu respiración, también debes entrenarla en el campo de prácticas:

  1. Antes de pegar cualquier bola realiza seis inspiraciones profundas.
  2. Inhala por la nariz, aguanta el aire 2 segundos, exhala por la boca.

Existen estudios que han demostrado que tomar 6 respiraciones profundas ayuda a cambiar tu estado de ánimo y mental. Es algo así como realizar una especie de reset al cuerpo.

Es importante coger el hábito de controlar la respiración en nuestros entrenamientos para poder aprovechar sus beneficios el día de torneo.

 

 

Más recursos de gestión de la respiración

Parece casi absurdo hablar de cómo respirar, pero puede marcar una gran diferencia en tu golf. Aunque todos respiramos de forma natural, casi sin darnos cuenta, debemos tener plena consciencia de nuestra respiración durante el swing.

Algunos golfistas, inconscientemente, mantienen la respiración mientras mueven el palo, lo que tensa los músculos dificultando realizar movimientos fluidos. Además, sumado a la fatiga puede llegar a crear demasiada presión lo que dificulte incluso realizar correctamente el swing.

No lo digo yo, es algo que está estudiado y documentado por psicólogos deportivos. Así que la pregunta es simple; ¿Respiras mientras pegas golpes de golf? Seguramente nunca te has parado a reflexionar en ello, pero a partir de ahora, toma consciencia.

 

  1. Realiza respiraciones profundas antes de colocarte a la bola.
  2. Cuando estés en posición de stance, otra respiración profunda.
  3. Toma consciencia de tu respiración
  4. Siente que estás en consonacia con tu cuerpo
  5. Mueve el palo.

 

 

Amplía rutina pre-golpe

¿Qué mejor sitio para usar tus técnicas de respiración que tu rutina? Mejor será tu rutina previa al golpe contra más tensión te permita liberar.

Si te fijas en los golfistas de la tele, notarás que muchísimos de ellos realizan una profunda respiración antes de colocarse a la bola. Algunos lo hacen al inicio de la rutina, otros, como paso final. Sea donde sea, pero te recomiendo que lo hagas.

 

Una vez tengas clara la distancia, el palo y el tipo de golpe que vas a dar… colócate detrás de la bola:

  • Realiza unos swings de práctica visualizando el golpe.
  • Antes de colocarte a la bola toma una respiración profunda.
  • Exhala cualquier pensamiento negativo para colocarte a la bola relajado y confiado.

 

Añade un waggle a tu swing.

Molesto para muchos golfistas, pero necesario para la gran mayoría. Anadir un waggle al swing es una muy buena forma de mantener el cuerpo en movimiento y evitar la sensación de estar plantado encima de la bola.

 

Cuanto más tiempo estés parado ante la bola más fácil será incrementar la tensión en la manos y antebrazos.

 

Lead waggle amanda dufner GIF - Find on GIFER

 

Cada golfista tiene sus manías y movimientos, aunque el waggle más común es mover la cabeza del palo adelante y atrás por un corto recorrido, generalmente mientras se mira fijamente al objetivo. Mi recomendación es realizar máximo 2 o 3 waggles antes de golpear, de otro modo vas a ralentizar mucho tu rutina y desesperar a tus compañeros de partido.

 

 

Ultimas reflexiones:

Antes de empezar a preocuparte por la tensión, los nervios y demás, recuerda. El golf es para divertirse,  y quieres eliminar estos inputs de tu golf para disfrutarlo aún más.

 

Recuerda lo que decía Tim Grover (entrenador personal de Michael Jordan):

“La presión es un privilegio”

 

Cuando llegan los momentos de la verdad, los momentos de presión, recuerda que estás en el lugar en el que muchos querrían estar. En nuestro caso, jugando a golf y disfrutando del día.

La próxima vez que te sientas nervioso o tenso en el campo de golf recuerda los ejercicios que hemos comentado para relajarte.

 

  • Respira
  • Confía en tu rutina
  • No te quedes parado

 

Una última reflexión.

El golf es un deporte de largo recorrido, por lo que, si has conseguido tu mejor resultado en los primeros nueve hoyos, pero la salida del diez no va bien… No te hundas, olvida el pasado y céntrate en el presente, no puedes cambiar el pasado y solo hace que pierdas también el presente.

 

 

2 CONSEJOS PARA JUGAR MÁS RELAJADO

 

Si quieres jugar mejor a golf sin realizar cambios en tu swing, estos consejos pueden ayudarte. Muchos golfistas aficionados sufren grandes problemas en su juego, especialmente cuando están en el recorrido, debido a la tensión. Jugar relajado, en todos los aspectos es fundamental para mover el palo libremente, realizar un swing fluido y conseguir buenos impactos con la bola.

 

 Supongo que ya imaginarás que no te convertirán, de la noche a la mañana en un gran golfista ni conseguirás el mejor resultado de tu vida en la próxima vuelta. Pero sí pueden ayudarte a jugar mejor a golf y eso lo notarás de inmediato.

 

A continuación, te doy 2 consejos para que juegues más relajado y realices un swing más fluido, para trasladar tu golf “del campo de prácticas” al recorrido.

 

 

 La fluidez.

La clave para conseguir un buen swing es la fluidez con la que movamos el palo. Una de las principales causas de “agarrotamiento” durante el swing es quedarse congelado delante de la bola.

Me refiero a esos momentos en los que el golfista ya está en posición de stance pero se queda completamente quieto, de pie, delante de la bola durante un largo instante antes de mover el palo y realizar el swing.

Si te quedas congelado ante la bola, lo más seguro es que te dé un bloqueo mental que te impida mover bien el palo.  La solución para evitar esto es crear un movimiento dinámico, los conocidos como Waggles, aquellos pequeños movimientos del palo antes de mover el swing. Igual desde fuera no se “ve bonito” pero ayuda mucho a mantener los músculos relajados, especialmente los de los brazos.

 

 

 La presión de grip

Esto es un clásico pero también uno de los grandes errores del golfista aficionado. Apretar demasiado el grip con las manos se traduce en tensión muscular, causando (de nuevo) dificultades para realizar un movimiento fluído.

Y no solo eso, también suele provocar “vicios” en el swing por lo que acabamos moviendo el palo por la línea que no queremos. La clave en el grip de golf es sujetar el palo firme pero suavemente, si hicieras una escala de presión del 1 al 10, la ideal para agarrar el palo de golf sería de 6 sobre 10.

 

 

Últimas reflexiones.

Aplicando estos tres consejos podrás jugar a golf de forma más relajada. Ya habrás visto que, al contrario de lo que solemos creer no toda la tensión ni presión que sentimos en el recorrido tiene un origen mental. En muchas ocasiones somos nosotros mismos los que, sin darnos cuenta, tensamos demasiado nuestro cuerpo, nuestros músculos lo que nos dificulta acceder a nuestro mejor swing.

 

 

También me gusta decir que, evitar tensión en los músculos suele traducirse también en un mejor humor, lo que nos permite disfrutar aún más de nuestro deporte favorito.

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.

 

Comparte este artículo en:

Deja un comentario

3  +  5  =