fbpx

Lecciones del Masters de Augusta 22.

El Masters de Augusta sigue consolidándose, año tras año, como el torneo más singular y especial del calendario. Para todo el mundo del golf, desde los espectadores hasta los propios jugadores, pasando por todo el staff y trabajadores que hacen posible su realización.

Puedo decir con la boca bien grande que el Masters de Augusta nunca decepciona, son 4 días de puro golf con espectáculo asegurado. Solo hay una cosa clara (y constante) en cada celebración del Masters, quien quiera enfundarse la chaqueta verde va a tener que jugar a un gran nivel de golf.

 

El Masters lo ha vuelto a hacer y no ha defraudado a nadie, dejando grandes momentos y buenas reflexiones que cualquier golfista puede aprovechar para su juego.

 

El recorrido está igual para todos:

Esta es una expresión que se usaba mucho en el mundo amateur, pero creo que cada vez está más en desuso. Es básicamente una máxima del golf, todo el mundo debe completar el mismo recorrido, en las mismas condiciones. Pese a ello, es frecuente encontrar golfistas aficionados que se muestran poco contentos con el recorrido, incluso llegando a despotricar.

Ya sea por la posición de banderas, la altura de los greens, el corte de rough o la posición de los tees, hay golfistas que solo ven aspectos negativos en la configuración de campo, especialmente cuando tienen un mal día.

Aquí la cosa está clara, el recorrido es el mismo para todos. Hay que encontrar la mejor fórmula o la estrategia que mejor encaje en cada ocasión, quizá también una pizca de suerte, pero ante un recorrido exigente hay que esforzarse. Quejarse no sirve de nada.

Ni una decena de golfistas han conseguido vencer al par del campo tras los cuatro días de Masters de Augusta, hecho que pone de manifiesto (nuevamente) la exigencia del recorrido, pero nadie se ha quejado, todo lo contrario, para cualquier golfista es un honor enfrentarse a un campo tan “complicado” como Augusta.

 

Masters de augusta mal putt

 

Cada vuelta es un mundo.

Creo que este concepto es el que más claro tienen los golfistas aficionados, pues suelen tener un juego bastante volátil y poco constante, en el Masters de Augusta se pone de manifiesto esta “particularidad” del golf.

Hasta que no acabas los 18 hoyos no sabes qué va a pasar, da igual la confianza que tengas en el tee del 1, lo bien que estés pegando la bola o lo en forma que te sientas, hay que jugar y completar el recorrido. Casi todos los golfistas de esta edición del Masters han tenido altibajos en sus diferentes vueltas, cosechando resultados bastante diferentes en cada vuelta.

Nunca vas a tener dos días de golf iguales, así que no puedes esperar a conseguir buenos resultados solo cuando se alinean los astros. Para ser un golfista competitivo debes ser capaz de apretar los dientes y luchar por el resultado, incluso los días en que no estás fino.

 

La confianza y la mentalidad lo son todo.

Por lo menos cuando juegas a golf, evidentemente una buena técnica y estrategia son de mucha ayuda en el campo de golf, pero este epígrafe está prácticamente dedicado a Scottie Scheffler un golfista que está en estado de gracia.

No solo por sus victorias recientes en varios torneos del PGA Tour, incluyendo el Campeonato del Mundo Match Play. Scottie ha impuesto su juego en el recorrido de Augusta, siendo el único golfista en vencer al par en cada una de las vueltas, además de conseguir un récord que llevaba tiempo sin producirse en augusta, casi 10 años, tuvo la ventaja más abultada del Masters tras 36 hoyos, aventajando al segundo clasificado por 5 golpes.

El nivel de golf que despliegues en el recorrido va a ser directamente proporcional a tu estado mental y la confianza que tengas en tu juego. Evidentemente sin milagros, solo por ser confiado y tener un buen estado mental no llegarás al Tour. Pero entre los mejores del mundo este detalle es el que marca la diferencia, semana tras semana, para ver quien levanta el trofeo.

 

El exceso de confianza se paga caro.

Muy ligado al punto anterior. En el campo de golf no se puede ir de chulo ni de sobrado, algo que ya pagó muy caro Bryson DeChambeau en este mismo recorrido, cuando afirmó que con su potencia y su estrategia el recorrido de Augusta National, para él era un par 67.

Bueno, pues este año ha cosechado 76 y 80 golpes en las dos primeras vueltas para un total de 156, corte fallado y a casa. La chulería y el exceso de confianza se pagan muy caros jugando a golf, si le pierdes el respeto al juego o al recorrido, seguramente lo acabaras sufriendo en tus carnes.

No hay nada de malo en sentirse bien, en ir a por todas o intentar conseguir un muy buen resultado, pero con respeto hacia el deporte, el recorrido y los demás participantes.

Masters de augusta bryson

 

El drive te da la gloria y el putt la victoria.

Prácticamente todos los torneos de golf se acaban decidiendo por el acierto a la hora de puttear, quien emboca los putts clave se acaba llevando el trofeo a casa. En Augusta esto cobra un sentido especial pues los malos putts penalizan mucho, estar en la “parte mala” del green, leer mal un putt o darle la velocidad equivocada es sinónimo de problemas.

 

Ahora que con el buen tiempo los greens estarán cada vez más duros y secos, podemos extrapolar este problema al golf aficionado. Cuidado con ser demasiado agresivo o demasiado pasota a la hora de puttear, presta atención al golpe que tienes por delante, además, toma consciencia de que no se trata de embocar sino de dejar la bola “dada” eso sí que restará golpes a tus resultados.

 

El Masters de Augusta para el mundo.

Pienso que es un torneo tan especial y con tanto eco que llega hasta todo el mundo. Durante la semana del Masters de Augusta todos los medios (deportivos o no) se hacen eco de la celebración de la prueba, incluyen información en sus retransmisiones consiguiendo que el golf sea el protagonista en grandes periódicos o incluso en “prime time” por televisión.

Algo que es siempre de agradecer, recordemos que el Masters no tiene patrocinadores ni contratos publicitarios, así que todo el tempo que se destina en los medios sobre el torneo es, exclusivamente, sobre golf.  Lo que me parece una gran labor hacia nuestro deporte.

 

Últimas reflexiones.

Al igual que el golf es mucho más que un deporte el Masters de Augusta es mucho más que un torneo de golf. Es el evento del año, aquel con quienes todos soñamos con acudir. Todos los grandes profesionales del golf intentan, año tras año, conseguir una plaza en el torneo mientas que los meros espectadores soñamos con poder presencial el torneo en directo, algún día, incluso por qué no, jugar una vuelta en el Augusta National.

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

Comparte este artículo en:

1 comentario en “Lecciones del Masters de Augusta 22.”

  1. Buenos dias Mark yo también he seguido el Masters y como todos he disfrutado como un enano de ese torneo que cada vez lo veo mas difícil, pues aparte del fuerte viento el campo precioso pero terriblemente exigente, pero mi » queja» es sobre las retrasmisiones de TV que no salen mas que a sus favoritos, cuando John estaba Nº 1 tampoco salían imágenes suyas si no jugaba en la partida de algún americano y para verlo en este Master ha tenido que ser en la partida con Woods ( todo el torneo sobre par) y a Sergio ni se le ha visto apenas tu como lo ves? saludos y muchos pajaritos

Deja un comentario

49  +    =  52