fbpx

El primer set de palos de golf fue a medida

Si nos remontamos a los inicios del golf moderno, el deporte tal y como lo conocemos hoy en día, nos situamos en la Escocia del siglo XV.

Realmente los orígenes del golf son algo incierto. Se han encontrado restos y evidencias de que este deporte ya se practicaba en China en la antigüedad, incluso los romanos lo practicaron. 

Si nos remontamos a los inicios del golf moderno, el deporte tal y como lo conocemos hoy en día, nos situamos en la Escocia del siglo XV.

Después de conocer el origen de los bunkers, descubrir por qué un recorrido tiene 18 hoyos o qué es un recorrido Links… En el post de hoy profundizaremos en la evolución de los palos de golf.

Una vez más, desde la modernidad, entendiendo este origen como el punto de inflexión que dio lugar a los palos de golf que usamos hoy en día o, por lo menos, su primera versión.

El primer salto de calidad en los palos de golf se dio cuando los artesanos de la madera empezaron a construir palos de golf profesionalmente.

 

Anteriormente, los jugadores aficionados al golf tallaban sus propios palos de madera, hecho que les obligaba y, prácticamente condenaba, a jugar con equipamientos muy primitivos. Pero pronto recurrieron a los artesanos para producir sets de palos competitivos.

 

El primer juego de palos construido fue a medida.

La primera referencia documentada sobre un juego de palos de golf construidos bajo petición data del 1502. Cuando el rey de Escocia James IV encargó a un fabricante de arcos de madera en Perth que le construyera un set de palos de golf.

Un juego de palos, por aquel entonces, no estaba compuesto por 14 elementos. Consistían más bien en un conjunto de palos, compuesto por:

 

El primer set de palos de golf fue a medida“Longnoses” para dar el golpe de salida o los golpes más largos desde la calle.

“Niblicks” para golpes de media distancia

“Spoons” para golpes cortos

 

Las cabezas de los palos estaban construidas de maderas duras como las de haya mientras que las varillas eran de avellano. Ambas piezas se ensamblaban utilizando férulas atadas fuertemente con correas de cuero.

 

Era un proceso lento y muy caro que exigía una gran maestría artesanal.

Hecho que se tradujo en un precio exorbitado para la gran mayoría.

 

 

A partir de entonces, hubo grandes procesos de experimentación en materia de fabricación de palos de golf, en una búsqueda por construir palos más resistentes y fiables.

 

El gran cambió se introdujo en 1750

Cuando algunos fabricantes empezaron a construir cabezas de metal forjado para los niblicks. Esta novedad dio lugar a la segunda generación de palos de golf.

 

 

Segunda generación en material de golf.

Abierta la veda de la experimentación, los fabricantes de palos no dejaron de buscar nuevos materiales para sus creaciones.

Robert Forgan dio con la solución, en 1826 decidió dar un paso más en la construcción de varillas y empezó a hacerlas de madera de nogal importado de EE. UU. Rápidamente la madera de nogal empezó a ser la más usada para varillas de palos de golf.

El primer set de palos de golf fue a medida

En 1848 hubo otra revolución.

La invención de la bola “Guttie” por Adam Paterson, una bola más resistente y compuesta por nuevos materiales que dejó obsoletos a los Longnoses para dar paso a los “Bugler” palos con cabeza en forma de bombilla, algo muy parecido a las maderas que usamos hoy en día.

 

Gracias a profesionales como Allan Robertson, Old Tom Morris o Willie Park que tenían contactos y realizaban actividades internacionales en materia de golf, empezaron a distribuir palos de golf fuera del país.

 

Poco tiempo después, los golfistas de todo el mundo asociaban a Escocia con equipos de golf de alta calidad igual que hoy asociamos Suiza con los mejores relojes.

 

 

¿Te ha parecido interesante y quieres más? 

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

 

Driver Slazenger de 1985 VS. Cobra King SZ

Cosas que seguimos haciendo mal en el campo de golf.

 

Deja un comentario