fbpx

Puttear bien bajo presión | La guía definitiva.

Para ser realmente efectivo, con el putt, bajo presión, necesitas una rutina.

La presión es algo curioso y, aunque de modos diferentes, nos afecta a todos.

Hay golfistas que juegan realmente bien, pero se deshinchan en los últimos hoyos, algunos de ellos admitirán en privado que les pudo la presión del final de vuelta.

 

Existen 2 tipos de golfistas cuando entra en juego este factor psicológico, los que se ponen a la defensiva para “evitar errores” y los que continúan haciendo su propio juego. Éstos últimos son los que se llevan el gato al agua, los que ganan la cerveza, el torneo o se convierten en grandes campeones, de esos que cuanto más grande es la ocasión, mejor juegan.

 

Una de las claves para jugar bajo presión es tratar los golpes más importantes como uno cualquiera, especialmente con el putt.

 

Decirlo ya suena complicado, así que ponerlo en práctica no será fácil.

Para conseguir enfrentarnos a todos los golpes por igual y con absoluta indiferencia hacia el resultado, debemos desarrollar una rutina sólida.

 

No me refiero a repetir movimientos una y otra vez, sino desarrollar una rutina en la que puedas confiar y, lo más importante, que seas capaz de desarrollar en base a tus necesidades.

 

 

El objetivo de la rutina es doble.

 

PRIMERO. Estamos poniendo a nuestro cuerpo en la predisposición física para realizar el golpe que tenemos por delante con las máximas garantías. Apelando a la memoria muscular y conseguir reproducir ese golpe que tanto hemos practicado.

SEGUNDO. El plano psicológico. Estamos colocando nuestra mente en un “espacio neutral” sin lugar para los sentimientos o pensamientos, simplemente reproducimos un proceso que nos permite golpear a nuestro máximo nivel.

 

De este modo podremos enfrentaros a todos los golpes por igual, ala hora de preparar y ejecutar el golpe solo tendremos la rutina en la cabeza.

 

No existen rutinas buenas o malas

Por defecto no podríamos definir qué contiene una buena o una mala rutina para jugar bajo presión, es algo muy personal. Debemos crear nuestra propia rutina para sentirnos cómodos y seguros ante cualquier putt.

 

¿Qué compone una buena rutina de putt?

Como avanzaba no existe un movimiento o rutina concreto que sea considerado correcto. Para no caer en conceptos abstractos, os mostraré cual es mi rutina de putt.

 

Esa que realizo antes de absolutamente cada putt.

Da igual que sea en el hoyo 1 de una pachanga con mis amigos como el último putt para ganar mi torneo soñado.

 

 

Una rutina para puttear bajo presión.

 

 

I.Colocación de la bola.

No podemos dejar al azar como colocamos la bola en el green. Debemos colocarla siempre en la misma posición.

Algunos aprovechan las líneas y marcas para apuntar al hoyo.

A mi, personalmente, no me funciona. Así que mi colocación de bola es siempre la misma, con la marca de la bola perpendicular a la línea de golpeo y, con el número en la parte derecha.

 

II.Observación principal

Una vez la bola está colocada, realizo una observación desde la parte posterior en una perspectiva general.

 

III. Observación lateral

Me sitúo en el lateral derecho entre la bola y el hoyo para observar el putt desde una perspectiva lateral. Así puedo fijrame en los desniveles.

 

IV.Mirada contraria

Sigo dando la vuelta al hoyo, para mirar el golpe dese la otra parte del hoyo. Lo uso para corroborar la caída que tengo en mente y que he observado desde detrás de la bola

 

V.Vuelta atrás

En este punto vuelvo al sitio inicial, detrás de la bola, para localizar una referencia cercana donde apuntaré al cuadrarme en stance.

 

VI.Swings de práctica

Siempre realizo 3 swings de práctica, desde la altura de la bola.

  1. Focalizado en la línea del putt
  2. Focalizado en la fuerza del putt
  3. Practicando el golpe que quiero realizar

 

VII. Colocación a la bola

Me coloco a la bola en mi posición natural y miro 2 veces al hoyo antes de golpear.

 

VII. Golpeo

 

 

Puede parecer una rutina larga, no lo es en exceso. Una vez has interiorizado todas sus fases se convierte en un movimiento natural.

Si no tienes una rutina bien definida a la hora de puttear te sugiero que la vayas creando poco a poco, tomando conciencia de cada uno de los pasos que la integrarán.

¡Puedes empezar ya mismo a crear tu rutina!

 Un buen comienzo en tomar consciencia sobre nuestra forma de preparar el golpe.

 

¿Cómo colocas la bola?

¿Realizas swings de prácticas normalmente?

¿Cuántos?

¿Cuántas veces miras al hoyo antes de colocare a la bola?

 

Haz una nota mental de todos estos procesos e intenta recrearlos de forma exacta en cada green, como ya hemos comentado, una rutina no debe ser sinónimo de juego lento.

A medida que trabajes en tu rutina, los movimientos serán más fluidos y veloces, aprovecha para observar y mantenerte alerta mientras tus compañeros de partido puttean, te permite ganar mucho tiempo.

Si eres capaz de repetir tu rutina al milímetro, en cada putt, aumentarás tus posibilidades de dar un gran golpe, traducido en un putt embocado.

 

¿Y tú? ¿Tienes una rutina sólida?

 

Únete a la newsletter de golf más activa.

¿Te ha parecido interesante y no nos recibes vía mail?

¡Cuidado! Es realmente muy activa. Conectamos a diario.

Solo para auténticos golfistas.


1  +  3  =  

2 comentarios en “Puttear bien bajo presión | La guía definitiva.”

    • ¡Muchas gracias Jose! Aprovecharemos otras perspectivas para repasar las demás rutinas 🙂

Deja un comentario

2  +  5  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!