fbpx

Presión de grip en golf: una clave oculta.

La presión que aplicamos al grip cuando agarramos el palo de golf es una de esas cosas que, a menudo, está tan arraigada en el subconsciente que no somos conscientes de la presión real que estamos ejerciendo sobre el “mango” del palo.

 

La presión que ejercemos en el grip es determinante para nuestros golpes.

 

Muchos golfistas aficionados tienden a agarrar el palo con demasiada fuerza y como resultado suele producir slice. Esto se debe a que la mano derecha (y la izquierda) ejerce demasiada fuerza, tanta como para no permitir que la cabeza del palo se suelte en el momento del impacto, llegando abierta inevitablemente. Reduciendo distancia y potencia a los golpes.

 

Y no solo eso. La presión de grip puede causar todo tipo de problemas con el ritmo, la sincronización, la potencia…

 

¿Entonces cuál es la presión correcta?

Como siempre digo, en golf no existe un “standard” así que cada jugador debe aplicar la presión en el grip que le haga sentir como y, lo más importante, dominar la cabeza del palo y sentir la cara.

Para testear la eficacia de la presión que ejerces en tus palos de golf a la hora de agarrarlos te propongo dos ejercicios:

 

 

Ejercicios de presión de grip de golf

 

 

Ejercicio 1: Manos / muñecas suaves

 

Un buen ejercicio para crear un grip firme pero suave es timar consciencia de la “capacida de movimiento” real que tienen nuestras manos. Agarra un palo corto, preferiblemente un wedge, con una sola mano. Colócate en posición de stance y, sin apoyar el palo, muevelo suavemente de un lado a otro, como realizando approaches muy cortos y suaves (mueve el palo hasta sobrepasar tus pies, no más swing).

Realiza este movimiento unos 20-30 segundos, hasta que sientas completamente el movimiento de la cabeza del palo. Si tienes dificultades para mantener este movimiento a un ritmo constante, seguramente debas reajustar la presión con la que agarras el palo. 

Parte 2: Realiza el mismo ejercicio, pero realizando “ochos” con la cabeza del palo, este ejercicio te permitirá fortalecer tu grip y ganar firmeza sin renunciar a libertad de movimiento.

 

 

Ejercicio 2: Los grifos golfísticos.

Este ejercicio ya combina presión de grip y coordinación, por lo que es ideal para mejorar tu golf. Tengo que reconocer que no es mío, es del Maestro Bob Toski.

Consiste en agarrar dos hierros, uno con cada mano, por la cabeza del palo. Apuntando con los grips hacia el suelo, moviendo los palos simultáneamente, debes intentar que se encuentren a medio camino, golpeando un grip contra el otro.

 

No es tan fácil como parece. ¿Verdad?

Realiza este ejercicio hasta que seas capaz de realizar 7 “golpeos” seguidos.

Siente los pequeños detalles, el ejercicio será mucho más fácil a medida que “aflojas” presión con tus manos y dejas que la sensación de movimiento se haga cargo del resto.

Eso es lo que debes conseguir con tus golpes de golf. 

 

 

Últimas reflexiones.

La rigidez y la presión en el grip de golf pueden sentirse al principio como control, pero solo hacen que la tarea sea más difícil.

Ten en cuenta que, como cualquier cambio que realicemos en nuestra forma de golpear la bola, al principio, se sentirá muy extraño. Quédate con las sensaciones. Céntrate en sentir y acostumbrarte a esta nueva sensación a la hora de coger el palo, no solo te permitirá controlar mejor la cara del palo, también te permitirá más libertad de movimiento.

 

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

 

Presión de grip en golf: una clave oculta.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

1  +  8  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!