fbpx

Las piernas en el swing: 6 consejos.

Existen muchos consejos, ajustes y cosas a tener en cuenta para realizar el swing de golf correctamente. Es totalmente normal pues, en cualquier golpe de golf, intervienen muchos factores sin mencionar la complejidad técnica del movimiento. 

Hay mucho escrito sobre como realizar el swing de golf; como coger el palo, como colocar las manos, el movimiento de los brazos, la rotación del tren superior… Pero hay muy poco sobre cómo intervienen las piernas en el swing de golf y, menos aún, consejos para mejorar tus golpes solo con las piernas.

Las piernas (todo el tren inferior) son fundamentales en el swing de golf, no solo porque aporten prácticamente toda la potencia a nuestro golpe. Cómo las coloquemos o cómo las utilicemos en el swing tendrá una gran influencia sobre nuestros golpes.

 

Así que esta edición de #caddyconsejos está dedicada en exclusiva a las piernas en el swing de golf.

6 consejos de piernas para tu swing.

 

 

#1 Piernas relajadas = movimiento efectivo

Las piernas, al contrario de lo que se suele pensar, tienen un papel fundamental en el swing. Son las encargadas de generar y descargar la potencia en el swing. Un error muy común entre golfistas aficionados es colocarse a la bola con tensión en las piernas.

Walter Hagen (Prominente golfista en los ’10 y ’20) solía decir que, lo que más le preocupaba cuando se ponía ante la bola era mantener las piernas relajadas. Ya que si podía mantenerlas en posición y relajadas el resto del cuerpo (por lo tanto, también el swing) funcionaría en harmonía casi automáticamente.

 

#2 Un stance más estrecho reduce la tensión

Colocarse en un stance estrecho (menos espacio entre los pies) aporta dos cosas bastante interesantes al golfista. La primera es que se reduce la tensión en todo el cuerpo y, por otro lado, mejora mucho la sensación de equilibrio lo que provoca menos desplazamientos con el cuerpo y mejor giro sobre nuestro eje.

Bobby Jones es el máximo exponente del stance estrecho, sus pies solían estar muy juntos en todos sus golpes, incluso en el tee de salida cuando empleaba el drive sus pies tenían unos 30 centímetros de separación.

 

#3 En la bajada impulsa la rodilla izquierda

Como venía comentando, la mayoría de los golfistas aficionados no usa las piernas adecuadamente en el swing de golf. Algo que se acentúa a la hora de bajar el palo.

La mejor manera de utilizar las piernas en la bajada es impulsar la rodilla izquierda hacia el objetivo cuando se inicia la bajada. Este hecho actuará como detonante para realizar un cambio de peso prácticamente automático.

 

#4 Las piernas controlan el tipo de golpe

El gran Ben Hogan fue el impulsor de esta teoría o, por lo menos, el golfista que mejor la aplicó en su juego. Incluso llegó a ser imitado por reconocidos golfistas como Lee Trevino.  

En este caso las piernas y cómo movamos el tren inferior durante la bajada va a determinar la forma del golpe que damos. Por ejemplo, si generamos un movimiento activo de piernas y caderas el golpe saldrá al fade. Mientras que si las dejamos bloqueadas o más estáticas la bola saldrá al draw. Lo que está claro es que las piernas son determinantes a la hora de conducir la bajada.

  

#5 Las piernas inician la bajada

Una teoría desarrollada por Butch Harmon, quien quiere ofrecer una clara visualización de cómo iniciar la secuencia de bajada. El error más común entre golfistas aficionados es que inician la bajada con las manos, brazo u hombros. 

Harmon es partidario de iniciar la bajada desde abajo hacia arriba. Centrándonos en transferir el peso hacia el pie izquierdo de desde las caderas y rodilla izquierda, desenroscando la cadera antes que los hombros.Esta secuencia de movimientos hará que, automáticamente, los brazos y manos bajen juntos, situándonos en una posición correcta para el impacto.

 

#6 Rodilla izquierda y rodilla derecha

Un pensamiento de swing muy simple (pero muy efectivo) para tener en mente antes de iniciar el golpe. Simplifica a la perfección la complejidad del swing con estas referencias de las rodillas para generar una óptima transferencia de peso.

En la cima de la subida, la rodilla izquierda deberá estar apuntando directamente a la bola. Y, en el momento del impacto, será la rodilla derecha la que apunte directamente a la bola.

 

 

¿Tienes un buen juego de piernas?

 

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.

 

Las piernas en el swing: 6 consejos.

 

Marc Puig

@Golfing_marc

marc@sotapar.com

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

9  +  1  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!