fbpx

Grip the Claw, ¿puede arreglar mi putt?

Algunos golfistas se pierden entrenando su swing completo, en un intento de mejorar su nivel de juego o bajar sus resultados, pero no debemos olvidarnos del putt y con el grip the claw, eso puede mejorar mucho.

Recuerda que prácticamente la mitad del juego transcurre alrededor de green, por lo que, la forma más efectiva de mejorar tus resultados es mejorar tu golpe de putt.

 

No es ningún secreto; eliminar los 3 putts y mejorar la efectividad dentro de los 3 metros, mejorará tus resultados, seguro.

 

Una nueva forma de puttear se está poniendo muy de moda, especialmente en el European Tour (también en el PGA Tour).

Cada vez podemos ver a más golfistas el grip del putter con el grip the claw.

 

Si a ellos les funciona ¿por qué a ti no?

En este artículo analizaremos todo lo que debes saber respecto a esta forma única de coger el palo de golf.

 

 

Grip the claw, todo lo que debes saber

Si estás un poco metido en el mundo del golf, ya te habrás dado cuenta que grandes golfistas usan (o han usado) esa forma de coger el putt.

Phil Mickelson, Sergio Garcia, Ian Poulter, Tommy Fleetwood, Webb Simpson, entre otros muchos, han abandonado el clásico grip the putt para empuñar el grip the claw, con claros resultados.

Para la mayoría de los golfistas aficionados, no es una forma muy popular de coger el putt, ya que la mayoría usan el grip convencional o, como mucho, un grip the manos invertidas a la hora de puttear.

 

 

Quizá el grip the claw es todo lo que necesitas para empezar a embocar más putts.

 

 

¿Debo usar el grip the claw?

Antes de entrar en materia quiero dejar algo claro: no realices este cambio por “diversión” o por probar.

Si estás golpeando bien la bola con el putt y te sientes sólido en green, no te aconsejo que realices ningún cambio, solo entrena para pefeccionar tu forma de usar el putter.

Aunque, si estás leyendo esto, entiendo que necesitas algún cambio en tu forma de puttear.

Algunas veces basta con cambiar la forma con la que cogemos el palo para notar una gran diferencia y con el grip the claw es la que da mejores resultados.

Además, la mayoría de las veces, este simple cambio nos llena de la confianza necesaria para meter más putts.

 

¿Cómo es el grip the claw?

Este grip tiene un sencillo propósito. Minimizar la acción de la mano de “abajo” durante el movimiento de swing con el putt.

Así que, si tiendes a pegar manotazos en el impacto, esta forma de coger el palo puede ser una solución para ti.

 

El grip the claw deja a la mano de abajo en un segundo plano, se vuelve pasiva durante el swing, lo que ayuda a muchos golfistas a mover el palo más en línea.

También hace más fácil el control de distancia, ya que, el movimiento recae principalmente sobre los hombros, evitando las muñecas.

Aunque es verdad que, en un inicio, los golfistas experimentan problemas de distancia en los putts largos (+20m) ya que, utilizando el grip the claw, se pierden las muñecas como fuente de fuerza.

 

La última ventaja que ofrece este grip the claw es que ayuda a mejorar la alineación del golfista en el stance, cuadrando mejor los hombros en línea al objetivo.

 

 

¿Cómo empezar a usar el grip claw?

Grip the Claw, ¿puede arreglar mi putt?
Grip the claw “tradicional”

Paso 1: Coge el putter con tu mano izquierda (diestros).

Asumiendo (como siempre) que eres un golfista diestro, empezaremos por coger el palo con la mano izquierda, manteniendo una ligera presión sobre el grip (aproximadamente de 6 sobre 10).

Es importante no cogerlo demasiado firme, porque te concentrarás en ejercer fuerza en las manos y por tanto relajas el movimento de hombros.

 

Paso 2: Añade tu “mano dominante” al grip.

Cuando tengas bien cogido el palo con la mano izquierda, añade la mano derecha, colocando el grip entre el pulgar y el índice.

En algunas variaciones, el dedo índice queda hacia abajo, apoyado en la varilla. Es te dará una sensación de estabilidad.

Esta es la parte más personal, debes sentirte cómodo.

Algunos usan el método del índice en la varilla, otros, directamente, cogen el palo por la varilla con la mano derecha, otros, solo por el grip.

¡Experimenta y siéntete cómodo!

 

Paso 3: Practica, practica y practica.

No te creas que esto es simplemente cuestión de estilo.

Si no practicas, no notarás demasiados cambios.

Inicialmente debes sentirte cómodo y familiar con esta nueva forma de coger el palo.

 

Una vez que te sientas cómodo y confiado, ya puedes empezar a afinar tus habilidades, como empezar a dominar el control de distancias.

 

Grip the Claw, ¿puede arreglar mi putt?
Grip the claw “pencil” con el dedo extendido en la varilla.

 

Últimas reflexiones del grip the claw del putter

Lo mejor de esta forma de coger el putt es que elimina la acción de la mano dominante, por lo que es más fácil puttear en línea al objetivo.

Pero, como comentaba al inicio del artículo, si te encuentras a gusto con tu forma de puttear actual, no te recomiendo realizar estos cambios “porque sí”.

Aunque pueda parecer una chorrada, este tipo de cambios pueden sabotear tu propio éxito.

Por el contrario, si no te sientes bien en el green y necesitas cambios para ganar efectividad (o confianza con el putt), te recomiendo muchísimo probar este grip.

Cambiará tu juego dentro de green, seguro.

 

Grip the Claw, ¿puede arreglar mi putt?

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

Comparte este artículo en:

Deja un comentario

89  +    =  94

Descubre más desde Sota Par

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo