fbpx

Aprende a gestionar tus fallos en el recorrido.

El golf no es un deporte de perfección. Seguramente ya lo habrás oído antes y, si no es así, tranquilo, acabarás experimentándolo por ti mismo.

En el post de ayer El dialogo interno de un golfista ganador. Aprendimos a mejorar nuestra mentalidad para no dejar que los errores, los miedos o los pensamientos se transformen en dudas sobre nosotros mismos o sobre nuestro golf.

 

Hoy aprenderemos a usar nuestros fallos a nuestro favor.

Para ser un golfista completo no solo debes ser capaz de aislarte de tus fallos y pensamientos negativos, en realidad puedes adquirir grandes ventajas de tus errores. Puedes aprovecharte de todos tus malos golpes, puedes aprender a ser un buen golfista. Aunque, evidentemente, queremos evitar el máximo de malos golpes.

 

 

¿Qué significa gestionar tus fallos?

Ya sabemos que todos fallamos, incluso los mejores golfistas del mundo. Gestionar tus fallos significa que no dejarás que tus errores te penalicen de más.

Si eres un asiduo de ver el golf por la tele, sabrás que desde hace un tiempo han introducido un nuevo concepto… los “golpes ganados” es simplemente una nueva categoría estadística. Por ejemplo los golpes ganados con el drive:

Esta estadística mide cuantos golpes gana o pierde un jugador, respecto al campo en un golpe concreto. Evidentemente tu no podrás medir esto en tus vueltas pero quiero que entiendas la idea. Digamos que, por ejemplo, pegas un buen drive a calle. Pero hay un árbol inmenso que no te permite tirar directo a green en tu siguiente golpe. Sí, has pegado un golpe a calle, pero no podrás llegar bien a green.

Si estuvieras en la misma calle, pero en el otro lado tendrías tiro directo a green pues el árbol no te cubriría.

 

Después de pegar el drive a calle  (pero detrás del árbol) todavía no eres consciente de que ha sido un “golpe fallado”. Puede que le hayas dado bien, seguramente has realizado un buen swing y has mandado la bola donde querías. Pero te has olvidado o nunca has sido consciente de que este árbol supondría un problema, por lo que el golpe es un “golpe fallado” debido a que va a añadir golpes (innecesarios) a tu resultado.

Gestionar tus fallos te permite ahorrar golpes y mejorar tu resultado.

 

 

¿Cómo gestionar tus fallos?

Vamos a abordar ahora el gran tema, cómo gestionar tus fallos. Lo primero que debes hacer es ser plenamente consciente de tu “error principal”.  Todos los golfistas tenemos un tipo de golpe que tendemos a pegar más que ningún otro, en mi caso, suelo pegar la bola abriendo ligeramente de forma natural, por lo que mi error principal, es cuando pego un slice.

 

¿CUÁL ES TU VUELO DE BOLA MÁS COMÚN?

Lo primero que debe hacer cualquier golfista es conocer su vuelo de bola natural y qué pasa cuando fallan sus golpes. Casi siempre el error principal es una exageración del efecto natural. Conocer tu error principal te permitirá eliminar la mitad del recorrido.

ELIMINA LA MITAD DEL RECORRIDO.

Cuando eres plenamente consciente de tu error principal tienes la habilidad de eliminar la mitad del recorrido, debes aprender como establecer tu objetivo. La mayoría de golfistas aficionados no elige correctamente sus objetivos ni sus líneas de golpeo, simplemente apuntan al medio. Esa es de las peores estrategias en el campo de golf.

Imagina un golpe a green donde la bandera está arrinconada al margen derecho del green, con grandes bunkers protegiéndola. Intenta, a toda costa, que tu bola quede en el lado izquiero de green (usando tu fallo natural) sí, tendrás un putt muy largo, pero intentar ir a por la bandera puede acabar en green fallado o bola en bunker, lo que, sin duda, añadirá golpes a tu resultado.

 

 

Recuperarte de un fallo.

Ahora que ya tenemos recursos para jugar con cabeza y ser conscientes de nuestros fallos, debemos tener claro que esto es simplemente el lado mas estratégico del golf. No siempre podremos evitar los errores.

Cuando los errores ocurren, ya sea tirando la bola al lago, al bosque o fuera de límites, debemos activar nuestra recuperación. Cuando el error ya se ha cometido, no hay nada que hacer. ¡Está hecho! La calve es no dejar que se convierta en una bola de nieve que va creciendo. Los bogies ocurren, los dobles y triples no deberían.

 

 

Últimas reflexiones:

La próxima vez que llegues al tee del 1, toma una larga y profunda respiración, recuerda que no debes ser ni jugar perfectamente. Lo único que necesitas es conocer tus imperfecciones y jugar con ellas a tu favor. Los errores van a llegar y, creeme, ocurrirán, eso está bien no hay nada de malo en ello, nadie escapa de los errores.

No dejes que esos malos golpes u hoyos se te metan dentro. Olvídalos y sigue adelante con tu juego.

 

 
Aprende a gestionar tus fallos en el recorrido.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

  +  78  =  86

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!