fbpx

5 Formas diferentes de usar el híbrido

Los híbridos son unos de los palos con más recursos de la bolsa de golf. No solo ofrecen grandes prestaciones (y facilidades) a la hora de golpear a la bola y conseguir golpes largos.

Pero no solo son óptimos para sustituir a los hierros largos. Son muy buena alternativa por todo el recorrido. Hoy repasaremos 5 recursos para mejorar nuestros resultados.

 

1.- Bota y rueda cerca de green

Una de las mejores formas de sacar partido a nuestro híbrido es usarlo alrededor del green, como si fuera un “chipper”. El híbrido es básicamente como un putt, pero con loft, y una varilla más larga que dificulta su control.

Para usar el híbrido alrededor del green es recomendable coger el palo más corto, por la parte más baja del grip, casi tocando la varilla.

Mueve el palo como si fuera un putt, no te preocupes por levantar la bola, de eso ya se encarga el loft del palo. Después de un vuelo corto, la bola rodará hacia el hoyo.

 

2.- Golpe de recuperación

Cuando aparecieron los palos híbridos en la industria del golf, en sus inicios, se llamaban “rescues” (salvadores) y es por un buen motivo.

Nos puede sacar de situaciones complicadas, especialmente cuando fallamos calle y estamos rodeados de árboles. El híbrido nos ayudará a mantener la bola baja y que salga viva para conseguir distancia.

Para conseguir más control, cogeremos el palo corto, por la parte baja del grip y moveremos el palo como si realizáramos un approach largo.

 

3.- Golpear en lies malísimos

Cuando jugamos en verano, y no se aplica la regla de invierno, impidiéndonos colocar bola en calle. Es común que nos encontremos con lies malos, teniendo que jugar desde desperfectos, chuletas o socavones.

El híbrido es la mejor opción en estas situaciones gracia a su base plana. Al ser muy complicado determinar donde impactaremos con la bola, usaremos la “potencia extra” del híbrido para sacarla del mini obstáculo.

 

Un golpe de punch, ¾ de swing con el peso adelantado es la mejor forma para salir de lies complicados.

 

4.- Bunkers de calle

Nuevamente su base ancha y su centro de gravedad retrasado (en comparación con los hierros), convierten al híbrido en nuestro mejor aliado para salir de los bunkers de calle.

Evidentemente, los taludes influirán en si tenemos opciones o no de jugar el híbrido.

Consejos para salir del bunker de calle con el híbrido: Mantén un stance ligeramente más bajo. No importa si coges un poco de arena, lo importante es realizar un contacto sólido, céntrate en el área de impacto de la bola.

 

5.- Jugar desde rough alto

Los roughs altos son el peor enemigo del golfista y de los hierros largos. Éstos se quedan fácilmente atrapados en la hierba alta (por la parte de la varilla) restándonos mucha distancia y desviando la bola a la izquierda.

El centro de gravedad retrasado del híbrido ayudará a que la bola salga viva del rough, elevándose en el aire.

En estos casos, conviene coger el palo un poco más fuerte, para asegurar que la cara del palo llega cuadrada en el momento del impacto.

 

 

¡Sé creativo!

Como ya has visto, a menudo, los palos de golf nos ofrecen muchos más recursos de los que imaginamos.

Solo hace falta un poco de creatividad (y de práctica, no nos engañemos).

Pero si usas estos consejos verás como el híbrido se acaba convirtiendo en tu mejor aliado, para situaciones complicadas.

 

¿Te ha parecido interesante y no nos recibes vía mail? 

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

 

¿Qué palos pongo en la bolsa? Adáptate al recorrido

¿Qué diferencia una vuelta de >90 a una por debajo de 80?

Golf post confinamiento: Mejores y peores cosas

Caddy Consejos: Puttea de forma eficaz, no perfecta

Soluciones rápidas para golpes problemáticos

Deja un comentario