fbpx

4 formas de acabar con el slice

Uno de los fallos más frustrantes para el golfista aficionado es el slice. El primer gran error que aparece en nuestras vidas cuando aprendemos a jugar a golf. Cualquier golfista ha pasado por ello y ha tenido que aprender a lidiar con el slice.

 

Es algo demasiado común.

Llegar hasta el tee de salida y sentirse aterrado si a la derecha hay peligro.

¿Qué es lo que hace el golfista aficionado para solucionarlo?

Apuntar a la izquierda.

¿Qué pasa entonces?

Un slice todavía más pronunciado.

 

Si estás tratando de pegar un suave fade que se dirija al objetivo, entonces sí, apunta un poco a la izquierda. Pero si estás pegando slices considerables, apuntar a la izquierda solo agravará el problema.

 

 

Sigue leyendo con atención si quieres corregir tu slice.

 

 

¿Qué es un slice?

Como venía anunciando antes, el slice es el fallo más común del golf. Lo cometen >90% de los golfistas aficionados. Así que ya puedes sentirte afortunado si formas parte del privilegiado 10%.

Un golpe de slice, para un golfista diestro, es aquel que la vola se mueve en el aire de una forma pronunciada de izquierda a derecha.

 

 

¿Qué causa el slice?

Como siempre en golf, el origen de un error como el slice puede darse por varios motivos. Pero para simplificar, hay algo evidente. Si tus bolas salen con slice, la cara del palo llega muy abierta al impacto. Y eso puede pasar por varias causas.

 

Razón #1 Tronco superior muy activo

Parafraseando a Ben Hogan; “la bajada del palo es iniciada por un giro de caderas hacia la izquierda. Los hombros, los brazos y las manos -en ese orden- así se genera potencia.

Si estás pegando slice muy grandes, lo más probable es que estés iniciando la bajada con los hombros, brazos o manos, no con las caderas (tronco inferior). Cuando tenemos un tronco superior muy activo nos llevamos el palo.

Haciendo que la línea de swing sea hacia la izquierda y llegando con la cara del palo abierta, debido al propio movimiento (adelantado) del tronco superior.

 

 

Razón #2 Mala alineación

Aunque parezca contradictorio, apuntar demasiado a la izquierda es una de las causas principales del slice. Lejos de ser una solución agrava el problema.

 

Razón #3 Grip débil

Un mal grip es consecuencia directa de una cada del palo mal alineada. A menudo un simple ajuste en la forma de coger el palo puede suponer grandes cambios.

 

 

Estas son algunas de las causas más comunes del slice. ¿Cómo detenerlo? A continuación.

 

 

4 formas de eliminar el slice

 

I Revisa tus palos

Claro está que no es la flecha, es el indio. Pero unos palos mal ajustados nos impedirán golpear bien a la bola. Los palos deben estar bien ajustados a nuestras características de swing.

Lo primero que debes comprobar es la dureza de tus varillas. Si tu varilla tiene demasiada flexión será muy difícil cuadrarla correctamente en el impacto. Comprueba la dureza de tus varillas y configuración de tus palos.

 

II Revista tu colocación

Para dejar atrás el slice deberás modificar tu línea de swing. Será vital crear un movimiento con tendencias dentro a fuera, con el objetivo de evitar cortar la bola. La forma más rápida para conseguir esas sensaciones es retrasar el pie derecho.

Tiraremos el pie derecho hacia atrás unos 4 dedos, dejando las puntas de nuestros pies mal alineadas. De este modo será más fácil mover el palo de dentro a fuera.

Ejercicio para mover bien el palo:

He repetido este ejercicio muchas veces. Incluso lo he usado como rutina previa al golpe para coger sensaciones. Es realmente efectivo (para mí).

 

El movimiento de béisbol:

Colócate normalmente a la bola, pero eleva la cabeza del palo hasta la altura de tu cintura. Desde ahí, realiza el swing en horizontal. Como si movieras un bate de béisbol.

Estos movimientos te ayudarán a configurar “mentalmente” tus movimientos musculares.

 

III NO apuntes a la izquierda

Ya lo he comentado, pero es tan importante que hay que repetirlo. En lugar que querer apuntar más a la izquierda prueba a colocarte en la parte derecha del tee.

Esta posición te aportará más sensación de espacio.

Reajustar donde apuntamos es un arreglo a rápido y a corto plazo, pero no te ayudará a superar grandes errores en el largo plazo.

 

IV Cuadra la cara antes

La posición de la cara del palo, en el momento del impacto, determina la magnitud de tu slice.  A mayor velocidad de swing y mayor largura de varilla, más dificultad para cuadrar la cara del palo.

Algo está claro. Si tu bola sale con slice es que la cara llega muy abierta.

Intenta ajustar eso para cuadrar antes la cara del palo, ese debe ser tu objetivo principal y tu único pensamiento de swing

 

Reflexiones sobre el slice

No te obsesiones con el slice. Aunque haya estado ahí mucho tiempo o, directamente, todo el tiempo que has jugado a golf. No significa que no tenga solución ni que vaya a estar ahí para siempre.

Siguiendo los consejos de este post podrás entender mejor cuales son las causas de tu slice. También algunos recursos para corregirlo o, por lo menos, para empezar a trabajar en él.

Una vez hayas mejorado tu línea de swing y la cara de tu palo llegue cuadrada al impacto. Tus golpes serán más largos y rectos que nunca. Pero debes tener en cuenta que solo funcionarán si los entrenas donde toca, en el campo de prácticas. Deja de intentar implementar este tipo de soluciones a mitad de vuelta, solo empeorará las cosas.

Si tu slice es cosa únicamente del driver, que no te de corte dejarlo en la bolsa y usar una madera 3 o 5.  Como ya hemos comentado, el driver es el palo con el que más cuesta cuadrar la cara en el impacto.

 

 

¿Has sufrido el slice en tu golf?

 

 

📬 Únete a la newsletter de golf más activa.

⛳ Conectamos cada día con nuestros golfistas.
🎁 Guía Rápida para tu Golf ¡de Regalo!

Deja un comentario

45  +    =  54

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!