fbpx

Reflexiones del WGC Dell Technologies.

El WGC Match Play de la semana pasada ha dejado grandes momentos, hechos y reflexiones que pueden (y deben) servir para cualquier golfista aficionado. En primer lugar, algo que ya sabíamos pero que siempre vale la pena recordar, el match play es la modalidad más espectacular del golf.  El Match Play poco tiene que ver con cualquier otra modalidad del golf, directamente, lo convierte (casi) en otro deporte.

En el WGC Dell Technologies Match Play de la semana pasada hemos visto un golf muy poco común, básicamente debido a que es el torneo donde los golfistas son más agresivos. No porque sea el único torneo Match Play, la Ryder Cup es el otro torneo match play por excelencia del calendario, pero en la Ryder los jugadores representan a su equipo y, aunque vemos un golf bastante más “movido” que en un torneo del Tour queda lejos del WGC Dell Technologies…  es el único torneo Match Play INDIVIDUAL.

 

A lo largo de toda la competición se han puesto de manifiesto, a mi parecer, algunas de las cosas más interesantes del golf, tanto es así, que nos pueden servir a todos los golfistas para entender mejor este deporte.

 

Lecciones del WGC Dell Technologies Match Play

 

 

#1 Jugar agresivo no compensa.

Una de las principales diferencias entre una vuelta match play y una stroke play es, evidentemente, que no todos los golpes cuentan. Al puntuarse por hoyos sumado a la necesidad (única) de conseguir menos golpes que tu rival en cada hoyo, no en la suma de los 18 lleva a los golfistas a ser mucho más agresivos y atrevidos que nunca en el recorrido. Total ¿Qué hay que perder?

Por este motivo hemos visto líneas muy agresivas, tanto desde el tee como en el tiro a bandera. Golpes muy atrevidos siempre buscando hoyo alrededor de green y especialmente con el putter, donde casi todos los golpes dentro de green se han tirado a meter.

 

Esta forma de juego supone un gran espectáculo para el espectador, de eso no cabe duda. Pero tiene poca recompensa para el golfista.

Es cierto que estos golpes se han dado por la modalidad de juego y que, probablemente, se plantearían muy diferente en competiciones por golpes. Pero en la mayoría de las ocasiones esta “agresividad” en el juego no tiene recompensa. Sí, algunas veces la bola entra o sale un tirazo, pero son las mínimas. El cómputo general de los golpes agresivos son líneas muy desviadas y putts con mucha miga a la vuelta.

 

Algo que da igual si estas participando en el WCG Match Play, pero que da muchos dolores de cabeza a los golfistas aficionados.

 

Muchos golfistas aficionados intentan mejorar sus vueltas o salvar sus resultados, “pasando al ataque” y siendo más agresivos en algún momento de sus partidos. Pensando que así, si la cosa sale bien, podrán firmar un buen resultado. La realidad es muy diferente y en el 99% de los casos jugar agresivo complica aún más las cosas.

En el 1% que funciona NO es debido a la agresividad del juego, es debido a la mentalidad de “ahora ya me da igual” cuando se pierde el miedo a fallar, es cuando mejor se juega.

 

 

WGC Dell Technologies Match Play

 

 

#2 No hay golfistas buenos o golfistas malos.

Como en cualquier deporte antes de un enfrentamiento directo entre dos deportistas o equipos, se suele tener en cuenta el nivel o momento actual para predecir por dónde irán los tiros.

En el caso del WGC Dell Technologies, se usaba el puesto en el Ranking Mundial de cada jugador. Donde, a priori, el golfista mejor clasificado en el Ranking vencería al “peor” clasificado. Quizá no en todos los casos, pero sí en los que había mucha diferencia.

A la hora de la verdad, cuando están en el recorrido, el Ranking Mundial no importa, solo importa el golf. Hemos visto a Cameron Young (40) vencer a Patrick Reed (23) a Si Woo Kim (48) imponerse a Daniel Berger (17) a Corey Conners (36) ganar a Paul Casey (19) o a Lucas Herbert (39) superar a Tony Finau (18)… Podría seguir, pero creo que ya queda claro.

 

 

A donde quiero llegar es que en el mundo amateur pasa algo parecido.

LOS GOLFISTAS AFICIONADOS SUELEN FIJARSE DEMASIADO EN EL HANDICAP.

 

 

Por un lado, tenemos a los hándicaps altos que se “bloquean” cuando juegan con hándicaps bajos en la partida (de torneo), pensando que no tienen el nivel, que darán la nota, que no les saldrá bien, que quedarán mal, etc.  Básicamente entran en un estado de nerviosismo que no les deja ni jugar bien ni disfrutar de la vuelta.

 

Piénsalo así, a la hora de la verdad NADIE está pendiente del nivel de juego del otro, evidentemente, siempre que se mantengan los 2 mínimos para jugar a golf.

 

1 ética y cortesía.

2 ritmo de juego

 

Mientras cumplas estas dos cosas puedes compartir partido con quien sea sin ningún problema. Piénsalo así…  

Intenta recordar un golpe desastroso o un mal partido de un compañero de vuelta en torneo, seguro que no te vienen nada a la cabeza, pues no solemos estar pendientes del juego de otros. Ahora, si te pregunto por la vuelta donde jugaste con alguien poco cortés o con mal ritmo, seguro que te vienen vívidos recuerdos.

El campo de golf debería ser un espacio común donde todo el mundo se sintiera a gusto, sé que no es así en realidad, pero es cosa de todos conseguirlo

Sé de primera mano que algunos hándicaps bajos se creen lo más. Tanto es así que no creen que un hándicap alto sea digno de compartir partido con ellos; sin darse cuenta de que es su propia actitud la que está mermando la diversión (y el nivel de juego) de la otra persona.

 

En el último párrafo podemos sustituir hándicaps altos por; mujeres, niños, gente mayor.

 

Si eres uno de esos golfistas que no puede jugar con hándicaps altos, mujeres, niños o ancianos porque “te sacan del partido” que sepas que el problema es tuyo y la mala compañía para jugar al golf eres tú. NO AL REVÉS.

Así que, amigos y amigas golfistas, da igual vuestro nivel de juego, experiencia, sensaciones del día o compañeros de partido, sencillamente enfocaros en vuestro juego y en pasarlo bien, pues de eso se trata.

 

Reflexiones del WGC Dell Technologies.

EN MATCH PLAY JUGAMOS UN GOLF MUY DIFERENTE.

Descubre todo lo que debes saber sobre el Match Play en golf y conviértete en un hueso duro de roer con los mejores 9 consejos para dominar el Match Play

 

.

#3 La fe (y la mente) mueven montañas.

 

Cree siempre en ti mismo.

Da igual lo que haya pasado hasta ahora, da igual si estás en una crisis de juego o si nunca has juagado del todo bien. En este deporte extremadamente mental lo que importa es como tu te veas y te percibas.

Si no lo crees fíjate en Scottie Scheffler flamante Campeón del Mundo Match Play 2022. Hace un año perdía su primera oportunidad de salir ganador en un torneo del PGA Tour. Hoy es el número 1 del Ranking Mundial, un golfista que ha ganado 3 de los últimos 5 torneos que ha disputado, embolsándose 6.200.000 de dólares (en premios) en los últimos 42 días.

 

Su primera victoria en el PGA Tour fecha del 13 de febrero del 2022, un mes y medio después es considerado el mejor golfista del planeta.

 

Este es el juego de la confianza. Así que si quieres jugar bien a golf debes empezar por trabajar en ti mismo, apoyarte, confiar en ti y tirar hacia adelante, tanto en el campo de golf como en la vida, nadie lo hará por ti.

 

Ten claro qué quieres hacer o hasta donde quieres llegar, visualiza, planifica y paso a paso, llegarás hasta donde te propongas:

Para algunos es consolidarse en hándicap de un dígito, para otros ganar el torneo del club, otros querrán bajar de 90 golpes o, simplemente, ganarle la cerveza a su amigo. Todos somos personas diferentes por lo que todos somos golfistas diferentes. Simplemente céntrate en ti y confía en lo que haces.

 

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.

Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.

 

Comparte este artículo en:

Deja un comentario

7  +  2  =  

Descubre más desde Sota Par

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo