fbpx

Psicología deportiva: Lo consciente y lo instintivo

 

También es interesante no abusar de lo consciente ni de lo instintivo durante el juego.  Por ejemplo, cuando se centra la atención excesivamente en aspectos técnicos (parte consciente y racional) puede que estemos impidiendo actuar al instinto natural, que guarda todo lo aprendido y automatizado con la práctica. De igual forma se puede estar confiando demasiado en la parte instintiva del juego y provocar una relajación excesiva y pasar por alto de detalles técnicos importantes.

 

Lo más productivo es analizar con cuál de las partes del cerebro es más eficiente jugar según el estado de ánimo y las circunstancias. Habrá que practicar el cambio de modo consciente a instintivo para que ambos aspectos psicológicos colaboren como un equipo.

 

La parte consciente del cerebro debe predominar cuando se está pensando en la estrategia antes de salir al campo, en la planificación de un hoyo y en aspectos técnicos del swing, como por ejemplo en la rutina previa al golpe. A partir de aquí, cuando se han tomado decisiones de forma racional, es aconsejable dejar paso a la parte instintiva del cerebro. Ya que, si se continúa pensando de forma racional, el swing puede perder fluidez. A cualquier golfista le ha pasado que le aparecen pensamientos de tipo técnico en el momento de la ejecución que le distraen y acaban provocando un error. Por este motivo es aconsejable que en el momento de golpear la bola predomine una actitud firme y decidida, dejando que la parte instintiva haga el trabajo.

Psicología deportiva: Lo consciente y lo instintivo

También es interesante que cuando se tiene la mente distraída y cuesta concentrarse, se intente conectar con la parte consciente y racional del cerebro pensando en aspectos técnicos para ayudar a focalizar la atención.

 

El cerebro intenta ser lo más eficiente posible y desempeñar su máximo rendimiento con el mínimo de energía. Por tanto, está programado para que los aprendizajes conscientes se incorporen a la parte instintiva lo más pronto posible para poder automatizar la ejecución y dedicar su energía a otras cuestiones (como cuando se automatiza el movimiento para montar en bicicleta). Se debe utilizar la parte consciente para asimilar las instrucciones de los profesionales y durante el entrenamiento para automatizar los movimientos, pero cuando se juega una jornada de golf, habrá que confiar un poco más en la parte instintiva, que habrá guardado lo aprendido para aplicarlo cuando sea necesario.

 

En definitiva, se trata de que durante la ejecución del golpe se confíe en el instinto con una actitud firme y decidida para que ponga en práctica lo aprendido y planificado anteriormente de forma consciente.

 

Albert Soldevilla López

Psicólogo del deporte

asoldevilla@copc.cat

@asoldelo

 

Deja un comentario