fbpx

Las trampas más comunes en golf.

Por desgracia en los recorridos de golf, especialmente en las vueltas de competición encontramos a demasiados golfistas que llevan demasiado lejos sus ganas de conseguir un buen resultado.

Pese a que el golf es el deporte de la honestidad donde cada jugador ejerce como su propio árbitro, algunos aprovechan esta situación para cometer irregularidades en sus vueltas. Llamemos a las cosas por su nombre, existen muchos golfistas que hacen trampas cuando juegan a golf.

 

Estoy seguro de que a ti también te ha pasado y has tenido que compartir hoyos con algún golfista tramposo.

 

Es nuestro deber, el de todos los golfistas, acabar con estas prácticas por el bien de nuestro deporte; algunas personas prefieren no meterse y no “crear polémica”, en definitiva, se está engañando a sí mismo si hace trampas para conseguir buenos resultados…

Puede ser una buena teoría, esa la conocemos todos, incluso yo la he dicho en muchas ocasiones. Pero la realidad es muy distinta, no solo se está engañando a él mismo, está desvirtuando uno de los principios más valiosos de este deporte. La honestidad con uno mismo y con el resto de los jugadores.

 

 

¿Cuáles son las trampas más comunes en golf?

 

 

Trileros de las bolas.

Esta es una de las más usadas en el campo de golf, consciente o inconscientemente. Desde el tee de salida el jugador debe pegar bola provisional ya que duda si encontrará la primera. Aclara cual es su primera bola y cual es su segunda, por ejemplo, Titleis 1 y Titleist 3 provisional.

Cuando llega a calle, la que está bien colocada siempre es la primera bola, no hace falta ni ir a mirar la que se encuentra en mitad del bosque o en una posición menos favorable. Si está en calle y tiene tiro es la primera.

Hay que reconocer que, en la mayoría de los casos, son capaces de hacer el lío pues el resto del grupo escucha las bolas, pero no presta atención a cual es la primera o la segunda, simplemente asume que el golfista será honesto.

En realidad, es el truco más fácil para conseguir un mulligan.

SOLUCIÓN: Identificar (y confirmar) las bolas antes de cada salida.

 

 

Travesías por el desierto.

El bunker es una de las trampas del recorrido que más complica la vuelta a los goflistas aficionados. Por la contra, sus taludes y hundimientos proveen al goflista de una especie de refugio para sus maldades.

Son muchos los golfistas que mejoran su lie en el bunker, especialmente en el golf postpandemia cuando, pese a haber recuperado los rastrillos, nadie parece interesado en rastrillar los bunkers.

A la hora de jugar desde bunker es normal encontrar la bola con malos lies, hunidida en la arena o en una posición complicada. El problema es que muchos jugadores la arrastran levemente con el palo para conseguir un buen lie.

Los bunkers, al igual que el resto de “trampas” están ahí para complicarte la vuelta. 

SOLUCIÓN: Cuando un golfista juega desde bunker, el resto observa su golpeo desde la arena.

 

 

Movimientos irregulares en green.

Llegado el momento de marcar la bola en green es cuando / donde más trampas se producen por parte de los golfistas aficionados. Aunque sea para ganar unos pocos centímetros, pero la ambición les lleva a cometer irregularidades.La más común es marcar la bola de forma peculiar, especialmente con esos marcadores que parecen fichas de casino. La trampa más usada es marcar la bola por uno de los laterales (en lugar de justo detrás de la línea) no hay nada de malo en ello si después se vuelve a colocar en la misma posición.

El tema es que a la hora de reponer la bola, el habilidoso golfista coloca la bola justo delante de la marca, ganando así unos centímetros respecto a la posición inicial de la bola.

OJO: La trampa de esto no es ganar centímetros, es enfocar el putt desde una caída muy diferente.

 

 

Pistolas laser para apuntar mejor.

La tecnología avanza muy rápido y realmente ayuda mucho a los golfistas a disfrutar más de su deporte favorito. Últimamente lo que más se usa en el recorrido para consultar las distancias son los medidores láser.

Nada de malo en ello, de hecho, están permitidos en la mayoría de las competiciones, pero deben tener una función deshabilitada. La de calcular los “slopes” y tener en cuenta los desniveles y otras condiciones climatológicas que pueden dar información relevante (y ventajosa) al golfista.

Muchos jugadores llevan activadas todas esas opciones en vueltas de competición pese a no estar permitido. Total, tampoco nadie va a comprobar sus medidores láser.

 

 

Últimas reflexiones.

El golf es un deporte individual que se juega en comunidad. No creas que tus actos solo te afectan a ti, nos afectan a todos. Es nuestra obligación mantener los valores y preceptos de este deporte.

Si los propios golfistas no somos capaces de respetar el golf no podemos pedir al resto de personas que lo valoren como realmente se merece y, además, si juegas a golf y haces trampas, directamente no has entendido de qué va realmente este deporte.

Si juegas a golf y haces trampas no puedes considerarte golfista.

 

 

¿Has lidiado con trampas en el recorrido?

Cuéntamelo en los comentarios. ⬇ ⬇ ⬇

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

2 comentarios en “Las trampas más comunes en golf.”

  1. Hej!

    Jugar con algún tramposo es parte del proceso de aprendizaje, sobre todo porque te hace espabilar en la picaresca de otros. La de trampas que se ven, sobre todo cuando hay jugadores que comentan, que total, no es el Master de Augusta y solo hemos venido a jugar a golf y pasar un buen rato.

    He tenido parejas de golf tramposos, pero de verdad que a uno se le quita las ganas de llamarlos para jugar, cuando sabes que harán trampas, con el agrabante de luego estar comentando los buenos resultados que han tenido o lo mal que hemos jugado el resto.

    Yo pienso que si uno mismo, no es capaz de ser honesto con uno mismo en algo tan sencillo como la posición donde está la bola, en qué otras cosas tampoco será honesto. 🙁

    De hecho en Japón hay un dicho que dice “Anata ga gorufu o suru hōhō o oshietekudasai, soshite watashi wa anata ga anata no jinsei de dono yō ni natte iru no ka o shirudeshou” o lo que viene a ser “enséñame como juegas al golf y sabré como eres en tu vida”.

    Entiendo que hay mucha gente para los que es muy importante aparentar ser increíbles jugadores, pero de verdad que con solo ver que hacen trampa una sola vez, ya consiguen que pongas en duda cualquier resultado que haya obtenido.

    Bueno, ni que decir ya en los torneos, que son los primeros que se molestan cuando se les controla “más que a otros” porque sabes que si hizo trampas en una vuelta rutinaria, ya en el torneo que no podrá hacer para así conseguir embocar con algún golpe menos. 🙁

    Un saludo desde Suecia

    P.D. La frase en japonés es gracias a la traducción de Google Översätt, que mi japonés está ya muy oxidado de no usarlo para nada. 🙂

  2. No hace falta ser un caballero para jugar a golf, pero para jugar a golf si hay que ser un caballero.

Deja un comentario

57  +    =  66