fbpx

Hierros largos VS. Híbridos | ¿Cuál me conviene más?

La composición de la bolsa de golf es algo muy personal, cada aficionado al golf se siente más cómodo con unos palos determinados. Existen muchísimas configuraciones de bolsa posibles y todas son correctas.

Hay quienes juegan con 3 wedges mientras otros usan solo, pero el gran debate se ha centrado siempre en los híbridos, concebidos como palos entre la madera y el hierro, algunas veces, tienen dificultades para encontrar espacio en la bolsa.

La gran problemática se plantea en el momento de “sacrificar” hierros largos a favor de los híbridos. ¿Vale la pena?

¿Cuándo y cómo jugar cada uno?

 

¿Qué es un hierro largo?

Se consideran hierros “largos” los palos a partir del hierro 5. Estableciendo los hierros 2, hierro 3, hierro 4 y hierro 5, como los largos.

Son los palos que más estragos causan a jugadores aficionados debido a su alta exigencia, pese a ser “hierros” exigen un plus de consistencia en el impacto para lograr levantar la bola en el aire y conseguir la distancia pretendida.

 

¿Qué es un híbrido?

Los híbridos, como su nombre indica, son palos “mixtos” concebidos a partir de la fusión de dos elementos. Los hierros largos y las maderas.

Gracias a su centro de gravedad retrasado y la dimensión de la cabeza del palo, en comparación con los hierros largos, son la opción más segura para conseguir distancia y altura. Aunque no consigamos un impacto sólido.

 

 

La velocidad de swing es el aspecto determinante

 

Hierros Largos – requieren más velocidad de swing.

Para conseguir un buen golpe con estos palos, se requiere más velocidad de swing.

 

¿Cuáles son los trucos para golpear bien?

Los hierros largos no requieren una habilidad especial para golpear la bola, de hecho, no hay demasiada diferencia entre un hierro 7 y un hierro 5. Pero tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de jugarlos puede facilitar tus golpes.

 

  1. Posición de la bola

El error más común es colocarse en “stance” con la bola demasiado al pie izquierdo (para personas diestras), pensando que se trata de palos previos a las maderas.

Como ya hemos dicho, no tienen demasiadas diferencias con el resto de los hierros. Por lo tanto, la posición de la bola será centrada más o menos alineada a nuestra ingle izquierda.

 

  1. Contacto limpio

Un contacto sólido es la base para cualquier buen golpe de golf, con los hierros largos seguiremos buscando un impacto descendente – bola suelo – pero con la mínima verticalidad posible.

La sensación ideal, así como el impacto, sería aquel movimiento que al golpear contra el suelo no levante chuleta (o una chuleta mínima).

 

  1. Posición del cuerpo (en el impacto)

Seguimos desgranando la importancia del impacto, pero en este caso nos centraremos en la posición del cuerpo. Es vital mantenerse “encima de la bola” sin desplazamientos laterales del cuerpo.

En el momento del impacto, debemos apuntar con nuestro esternón sobre la bola, así aseguraremos un contacto limpio con la bola. No impactaremos antes ni toparemos.

La gran tentación con los hierros largos es intentar levantar la bola por nosotros mismos, con el cuerpo, como toda tentación, hay que evitarla.

 

 

Híbridos – requieren menos velocidad de swing.

Para conseguir un buen golpe, estos palos, no demandan mucha velocidad de swing.

 

Estos palos son bastante permisivos

Los híbridos hacen buena la expresión “que el palo trabaje por ti” además de ofrecer a los golfistas una abrumante facilidad de uso (si comparamos con los hierros), los híbridos pueden ayudarnos a escapar de muchas situaciones.

 

¿Cómo jugarlos?

Evidentemente, por muy permisivos que sean, no funcionan solos.

EL volumen de su cabeza, más un centro de gravedad retrasado, los híbridos permiten levantar la bola en el aire fácilmente, propiciando un extra de distancia.

 

  1. Posición de la bola.

Nuestra posición de bola seguirá siendo centrada, pero al ser palos que tienden hacia las maderas, colocaremos la bola mínimamente más hacia la izquierda.

 

  1. Contacto más plano

Siguiendo el caso del primer punto, moveremos el palo con una sensación “más de maderas” con un swing más plano para conseguir un impacto horizontal. Hasta podríamos permitirnos un impacto ascendente sin demasiadas consecuencias negativas.

 

 

¿Te ha parecido interesante y no nos recibes vía mail? 

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

 

¡Más cosas golferas!

5 Formas diferentes de usar el híbrido

Entrena en el campo | Conviértete en un golfista versatil.

Fade vs. Draw | Controla los efectos | Consejos del Pro.

Deja un comentario