fbpx

Estrategias para el éxito en tu próximo torneo

Definiríamos la estrategia de juego como la habilidad de pensar en la forma de desarrollar nuestro juego en el campo de golf de la manera más efectiva posible.

Muchos jugadores aficionados malgastan un gran número de golpes en cada torneo que juegan, simplemente por tomar decisiones incorrectas o sobrestimar sus habilidades.

 

Planear los golpes con cuidado y evaluar correctamente los riesgos nos permitirá conseguir mejores resultados.

 

Una buena estrategia es muy personal, debemos adaptar nuestro juego al recorrido y sus condiciones. Para desarrollar una buena estrategia es necesario conocer nuestras propias limitaciones y eliminar todo el riesgo posible con el objetivo de que nuestros malos golpes (que los habrá) no nos penalicen en exceso.

 

Algunos consejos para establecer una vuelta de torneo de forma exitosa

 

Establece una rutina previa a la vuelta

Para maximizar la efectividad de nuestro tiempo antes de salir al campo debemos tener clara nuestra rutina. Es un aspecto importante para ir poniendo nuestro cuerpo y mente “en situación”.

No hace falta rompernos la cabeza, establecer patrones simples es más que suficiente, por ejemplo; pagar el greenfee, sacar los palos del coche, ponerse los zapatos de golf, ir al campo de prácticas, ir al tee.

 

El campo de prácticas es para soltar los músculos.

Cuando vayamos al campo de prácticas antes de una vuelta de torneo nuestro único propósito será calentar los músculos. No podemos caer en tentaciones de analizar, ni mucho menos cambiar, aspectos técnicos. Antes de una vuelta no podemos enredarnos en pensamientos ni dudas sobre el swing.

 

Practica putts muy largos en el putting green.

Nuevamente el objetivo no es mejorar técnicamente, simplemente adaptarnos a la velocidad de los greens. Para ello, la mejor opción es jugar putts largos, de punta a punta del putting green, hasta que nos hagamos con la velocidad. Sin pensar en embocar o preocuparnos por la línea.

 

Sal del putting green embocando putts cortos.

El último paso antes de abandonar el putting green serán putts relativamente cortos. Por un lado, son los más decisivos en el campo, por otro lado, embocar varios putts antes de salir aumentará nuestra confianza ¡la mente es muy poderosa!

 

Emplea todo el tee de salida.

Muchos amateurs caen en el error de pinchar la bola siempre en el centro del tee de salida. Pero en algunas ocasiones nos conviene clavar la bola un palo más atrás o en un lado determinado del tee, el que nos permita apuntar más fácilmente hacia un lado concreto de la calle.

Nota: En este caso, nos colocaremos en el lado opuesto. Si queremos jugar la bola al lado derecho de la calle, clavaremos la bola en la parte izquierda del tee.

 

Asegúrate de las distancias desde el tee.

En los tees, las barras que marcan la zona de salida son movidas constantemente, por lo que pocas veces la distancia de juego del hoyo coincide con la distancia “real” del hoyo, la que vemos reflejada en la tarjeta.

En los tees de salida encontraremos placas en el suelo que nos indican el punto exacto desde donde se midió la distancia real del hoyo. Puede variar muchos metros.

 

Juega siempre el golpe más seguro.

A todos nos tientan los golpes épicos, pero cuando competimos debemos tener claro que lo que más nos conviene (a nosotros y nuestro resultado) son golpes seguros.

Si empleamos esta regla al jugar torneos, veremos como empezamos a eliminar cada vez más dobles y triplebogeys.

 

Coge un palo más del que necesitas.

Para conseguir la distancia exacta con un palo concreto debemos impactar la bola a la perfección, pero la realidad es otra. A lo largo de una vuelta pegamos pocos (o ningún) golpe perfecto, por lo que coger un palo de más nos garantiza, en la mayoría de casos, que conseguiremos la distancia que necesitamos cubrir.

 

Tómate los pares 4 largos o complicados como pares 5.

Para muchos jugadores la distancia o dificultad de algunos pares 4 les hace imposible llegar de 2. Si te encuentras en esa situación la mejor estrategia es coger palos con más loft y jugar como si fuera un par 5.

Usando esta táctica, el peor resultado que deberíamos sacar de cualquier par 4 imposible es un bogey.

 

No hagas un swing largo si uno corto vale.

Alrededor de green debemos minimizar los riesgos y errores innecesarios. Caer en la tentación de jugar golpes altos o globos alrededor de green es muy común, la mejor opción (siempre que podamos) es jugar un golpe rodado o incluso utilizar el putt.

Recuerda, alrededor de green contra más largo sea el swing más grande será el fallo en caso de error.

 

¡Mucha suerte en tu próximo torneo!

 

¿Cómo afrontas tus vueltas de torneo?

 

Únete a la newsletter de golf más activa.

Mejora tu golf sin fórmulas mágicas ni gurús.

¿te ha parecido interesante y no nos recibes vía mail?

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

Deja un comentario