fbpx

Consejos de los maestros XIII: Ben Hogan.

Su swing era considerado como perfecto; por ello, desde Ben Hogan, los profesionales se ejercitan mucho en el campo de prácticas para mejorarlo. Ganó 63 torneos profesionales, por lo cual es considerado como uno de los mejores golfistas de la historia, en cuanto a victorias, después de Jack Nicklaus, Tiger Woods y Arnold Palmer.

 

Ganó nueve torneos mayores: el Campeonato de la PGA de 1946 y 1948, el Abierto de los Estados Unidos de 1948, 1950, 1951 y 1953, el Masters de Augusta de 1951 y 1953, y el Abierto Británico de 1953. También logró cuatro segundos puestos en el Masters de Augusta, dos en el Abierto de los Estados Unidos, 25 top 5 y 40 top 10 en 58 torneos mayores disputados.

Hogan ganó tres torneos mayores profesionales en 1953: el Masters de Augusta, el Abierto de los Estados Unidos y el Abierto Británico. Fue el primer golfista en lograrlo, aunque en 1930 Bobby Jones triunfó en los torneos abiertos y de amateurs estadounidenses y británicos.

 

 

La reflexión más interesante de Ben Hogan es:

“El éxito radica en el trabajo duro”

 

Quienes tuvieron el privilegio de verlo en persona, aseguran que nada daba más miedo que mirar a los ojos cuando iba a dar un golpe. Su mirada “asesina” parecía intimidar al resto de jugadores.

Hogan era un obsesionado de la práctica, del trabajo duro. Tanto era así que, demasiado a menudo, otros golfistas se quejaban de su comportamiento, especialmente aquellos que les tocaba dormir en la habitación contigua en el hotel. Por lo visto, a altas horas de la madrugada se podían oir golpes y rebotes de bola contra la pared, ya que practicaba su juego corto en la misma moqueta de la habitación.

Ben Hogan, además de ser un golfista talentoso y un trabajador obsesivo, también era una persona inteligente y visionaria. Fue uno de los primeros (por no decir el primero) de los grandes golfistas que dedicó tiempo a trabajar en la parte mental del juego.

 

Una de sus primeras indagaciones en este ámbito fue pegar bolas y entrenar en frente de una radio a todo volumen, al máximo. En un intento de prepararse para jugar frente a grandes multitudes o públicos ruidosos, ya sabemos que el público del PGA Tour es “famoso” incluso hoy en día por el ruido, los murmullos e incluso por el movimiento, algo con lo que deben lidiar los golfistas.

 

Últimas reflexiones:

Ben Hogan no dice nada nuevo. Todos, absolutamente todas las personas, sean golfistas o no, sabemos que, para mejorar, para conseguir resultados (en cualquier ámbito) hay que esforzarse y trabajar duro. El problema es que no siempre tenemos las ganas, el tiempo o la motivación para hacerlo.

Un consejo es que cuando pienses en planificar entrenamientos, en mejorar, lo hagas desde la constancia. Eso es lo que vas a necesitar para seguir los planes al pie de la letra. Desde la motivación, cuando estamos motivados, todo es fácil, todo es llano y con todo se puede. El caso es que en más de la mitad de las ocasiones no tendrás esa motivación, de hecho, no tendrás ni ganas… es ahí donde la constancia debe llevarte a ser mejor golfista.

 

Ya sabes que, para mejorar, hay que trabajar duro.
Además, el golf es un deporte bastante desagradecido.

 

Consejos de los maestros XIII: Ben Hogan.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

8  +  1  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!