fbpx

La pirámide de golpes de golf, cómo pegarlos bien en torneo.

Con esta pirámide de golpes de golf, sabrás rápidamente la diferencia entre el éxito y el fracaso.

En este artículo voy a explorar un concepto que me ha llevado más de 20 años aprender, y creo que puede ayudar a cualquier golfista a mejorar su juego.

Se llama la “pirámide de golpes de golf”.

Hace poco recibí un correo electrónico de un suscriptor al email diario en el que me realizaba algunas consultas enfocadas a una vuelta de torneo en la que iba a competir la semana siguiente.

Básicamente iba a jugar en un recorrido que es muy diferente al de su club, donde estaba muy acostumbrado a jugar.

Su duda era si debía adaptar su juego o practicar “golpes nuevos” que creía le podían ir bien en ese recorrido del torneo.

 

Mi consejo, como casi siempre en este tipo de situaciones es que se quedara con los golpes que actualmente le eran cómodos de ejecutar y que, a mi parecer, intentar golpes “nuevos” en un torneo no suele ser una buena idea.

 

Este ejemplo me va perfecto para ilustrar el concepto llamado la pirámide de golpes de golf, compuesta por tres niveles.

Espero que conocerla te dé una nueva perspectiva sobre los golpes de golf y cuáles son las expectativas razonables para aprender a pegar mejor a la bola.

 

 

¿Qué es la pirámide?

Los golfistas aficionados, en general, son muy poco realistas con sus habilidades, y a menudo cometen grandes errores durante sus vueltas.

Esto se debe a que hay una gran diferencia entre el entorno de práctica, una vuelta amistosa de golf y una partida de competición.

Estos son los tres niveles de la pirámide.

La mayoría de nosotros caemos en la trampa de tratar todas la vueltas igual pensando que no hay diferencia, y que si podemos realizar un golpe en el campo de prácticas significa que debemos esperar poder hacer lo mismo en el recorrido.

 

Esto no podría estar más lejos de la realidad por una serie de razones.

 

golpe de golf pirámide sota par

 

Como puedes ver, la pirámide tiene dos partes: la anchura y la altura.

A medida que ascendemos, la dificultad aumenta.

Además, la anchura de la pirámide comienza a reducirse.

Esto representa los tipos de golpes de golf que puedes ejecutar.

 

Por ejemplo, en el campo de prácticas puedes ser capaz de realizar 6 o 7 tipos de técnicas de juego corto: bump and run, flop shots, etc.  

 

Sin embargo, al pasar a jugar una vuelta de golf, y luego a una competición, de repente sólo eres capaz de ejecutar correctamente uno o dos del total de golpes cuando la presión es realmente alta.

 

Este es el marco de lo que deberían ser las expectativas en lo que respecta a los golpes de golf.

A medida que ascendemos en la pirámide y la presión aumenta, y las capas se desprenden de tu juego.

 

Campo de prácticas

El entorno de prácticas es el momento para perfeccionar las técnicas con las que te sientes cómodo.

También debería ser su campo de pruebas, y donde experimentar con nuevos golpes.

 

Siempre he creído que nuestro swing de golf cambia constantemente.

Los tipos de golpes que solía jugar de niño son radicalmente diferentes a los que juego ahora.

Por eso creo que la experimentación clave para conseguir una mejora.

 

Para experimentar necesitas un lugar donde no haya presión y puedas probar cosas nuevas de forma segura.

 

Si estás tratando de aprender nuevos golpes de golf o corregir errores, ésta es la primera etapa.

Simplemente estás viendo si eres físicamente capaz de realizar el golpe, y haciendo pequeños cambios para obtener el resultado deseado.

 

Una vez que sientas que has cruzado ese puente, te aconsejo que te presiones más.

Juega a juegos de rendimiento en el campo de prácticas y, si es posible, realiza ese golpe en el campo de golf en una situación de práctica en la que no lleves la puntuación.

Una vez que sientas que has adquirido esa habilidad, entonces puedes pasar al siguiente nivel de la pirámide.

 

Tus vueltas de golf.

Para la mayoría de los golfistas aficionados, una vuelta de golf “amistosa” es el escenario principal de su juego.

Quieren conseguir sus mejores resultados y la presión es muy real.

La brecha entre la práctica y una vuelta en vivo es grande, y debe ser respetada.

 

Tu nuevo golpe de golf no va a ser tan fácil de ejecutar porque ahora sólo tienes una oportunidad de hacerlo bien.

Esta es la trampa en la que caen la mayoría de los golfistas aficionados.

Esperan llevar un golpe recién concebido desde el entorno de práctica con bastante facilidad al campo.

 

Eso no significa que debas tener miedo de probar un nuevo golpe.

 

Lo que quiero decir es que hay que moderar las expectativas.

A veces resulta que las cosas que podemos hacer en un entorno de práctica simplemente no se trasladan al recorrido.

 

Por ejemplo, yo puedo hacer todo tipo de golpes flop al estilo de Phil Mickelson alrededor del putting green.  

Pero no tengo la confianza (o las agallas) para utilizarlos en una vuelta de torneo.

Esto se debe a que mi nivel de habilidad (evidentemente) ni siquiera se acerca al suyo, y creo que mi margen de error es demasiado grande.

 

Mi consejo es que una vez que saques tu nuevo golpe de la etapa de incubación en tu entorno de práctica, empieces a probarlo durante tus vueltas.

No tengas miedo de fallar.

Sigue de cerca si te sientes cómodo usándolo o no, y si estás viendo resultados positivos.

No puedo darte ningún tipo de prueba de fuego verdadera, pero creo que tiene sentido que te hagas las siguientes preguntas:

 

¿Puedo ejecutar este golpe muy a menudo durante una vuelta real?

¿Este golpe me da más posibilidades de obtener una puntuación más baja?

¿Me siento cómodo incluso intentándolo, o me pongo demasiado nervioso?

 

Al final creo que la respuesta a todas esas preguntas debería ser afirmativa.

Si no lo son, entonces tal vez sea mejor eliminar ese golpe de tu repertorio.

Algunos golfistas creen que deberían tener este enorme catálogo de golpes para elegir.

 

.

PabloD
PabloD
Si te sirve de referencia, yo soy de la opinión que es mejor dominar muy bien pocos palos de golf que usar de forma mediocre muchos palos.

Por una simple cuestión, así se evitan errores innecesarios que puedan estroper tu recorrido.

.

 

 

 

Vuelta de torneo

Para algunos de los que están leyendo esto, la fase competitiva de la pirámide podría no aplicarse nunca.

Voy a definirla como cualquier situación en la que se compite contra otros golfistas.

 

Podría ser jugando por ver quien paga la cerveza entre 4 amigos, o en un Clasificatorio del U.S. Open.

 

El golf de competición suele quitar una capa de confianza a la mayoría de los golfistas aficionados.

De repente, el nuevo golpe que ha pasado por la fase de práctica, y luego por tus vueltas, se enfrentará a la prueba definitiva.

¿Tienes la confianza necesaria para realizarlo cuando realmente las cosas están en juego?

 

Lo vemos a menudo, incluso a nivel profesional.

Los jugadores que se sitúan en lo más alto de la tabla de clasificación en las dos primeras vueltas del torneo, de repente se topan con los muros.

Los golpes que realizaban sin problemas el jueves y el viernes se convierten en su debilidad durante el fin de semana.

 

Como todos sabemos, el golf es un juego intensamente psicológico.

Tienes que ser consciente de que bajo la máxima presión casi cualquier golpe puede ser difícil, incluso los que son aparentemente rutinarios para ti en cualquier vuelta.

No te asustes, ¡no pasa nada! Es simplemente la naturaleza de la bestia.

 

Esto nos lleva a la pregunta original de Ramón, el suscriptor del email diario que me preguntaba si debía probar los nuevos golpes que acababa de aprender en una situación de torneo.

Mi consejo es que te abstengas hasta que te hayas probado en los dos primeros niveles de la pirámide.

Lo más probable es que no tengas éxito a menos que te pruebe a ti mismo de antemano.

 

La competición no suele ser el lugar para probar golpes de golf no testeados.

 

 

Últimas reflexiones sobre la secuencia de los nuevos golpes de golf

He hablado de varias cosas en este artículo, pero permitidme concluirlo con un ejemplo.

 

Digamos que quieres aprender a pegar un golpe de hook bajo para utilizarlo con viento, o para salir de los problemas.

1.- Primero debes experimentar con la técnica necesaria para producir este vuelo de bola en tus sesiones de práctica.

 

2.- Una vez que sientas que has establecido un swing que puedes repetir, comienza a añadir presión utilizando un juego de rendimiento o intenta practicar en el campo desde la situación real en la que crees que vas a poner en práctica ese tipo de golpe concreto.

 

3.- Si se sientes bien con este golpe, empieza a utilizarlo durante las vueltas reales.

Presta mucha atención a tu nivel de comodidad. Recomiendo llevar un registro de los éxitos o fracasos.

 

4.- ¿Sientes que puedes ejecutarlo muy a menudo?

¿Te hace realmente mejor golfista?

Si la respuesta acaba siendo afirmativa, ¡mantén el golpe!

 

5.- Por último, si juegas al golf en competición, empieza a probarlo en esas situaciones.

Si ves resultados positivos similares, entonces ese golpe ha conquistado La pirámide de golpes de golf.

 

Mi mensaje principal es respetar los diferentes niveles de golf que ponen a prueba todos tus golpes.

Puede haber diferencias muy grandes, y si puedes gestionar tus expectativas y ser paciente tendrás muchas más posibilidades de éxito.

.

La pirámide de golpes de golf, cómo pegarlos bien en torneo. Marc Puig
Marc@SotaPar.com 
@Golfing_marc

.
.

Comparte este artículo en:

Deja un comentario

6  +  1  =  

Descubre más desde Sota Par

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo