fbpx

Estamos destruyendo el golf.

Es increíble como las cosas pueden cambiar de un momento a otro, más que cambiar, son capaces de pasar de un extremo al otro. Cosas del ser humano, supongo. Hace un año y pico estábamos encerrados en casa deseando jugar a golf y, ahora, estamos destrozando nuestro deporte favorito. Puede que no seamos todos, puede que sean unos pocos, pero en esta vida siempre acaban pagando justos por pecadores.

 

 

En pleno confinamiento defendíamos que el golf era un deporte “seguro” un deporte de valores ¡Qué engañados estábamos!

 

La pandemia ha generado cambios trascendentales, en nuestro día a día existen muchas cosas que ya no se hacen como antes, excepto en el campo de golf donde seguimos siendo igual de egoístas y desconsiderados. Y no son casos aislados.

 

Durante las últimas semanas he podido jugar bastante a golf (los festivos también han ayudado) por H o por B yo y mis compinches hemos recorrido diferentes clubes pegando palazos a la bola. Nuestro juego sigue igual de mal, pero lo que peor llevo es el humor y la confianza en el ser humano, he visto panoramas desoladores en todos los recorridos donde he jugado.

 

 

Los bunkers se rastrillan.

Sinceramente, iba a titular ese epígrafe “los bunkers se rastrillan bien” pero es que la gente, directamente, no los rastrilla. Hace unos meses algunos tenían la excusa de que no había rastrillos… ¿Ahora qué impide rastrillar?

Es lamentable llegar al bunker y encontrarte todo el rastro del último golfista que lo pisó, no me refiero a la “chuleta”. Puedes observar todas sus pisadas, por donde ha entrado al bunker, donde ha impactado la bola y por donde ha salido caminando…

Después de jugar en la trampa de arena debes eliminar todo tu rastro para que el próximo golfista lo encuentre en buenas condiciones. Un truco, es más fácil y efectivo esparcir arena empujándola con el rastrillo que “barrer” estirando el rastrillo hacia nosotros.

 

 

Las chuletas se reparan.

Pensaba que era un básico del golf, pero ya he visto que no. Especialmente en esta época cuando los campos están un poco más pesados y húmedos, veo calles repletas de chuletas, no me refiero a los huecos que dejamos tras el impacto (que también) me refiero a la loncha de césped que se desprende tas el golpe.

 

¿Tanto cuesta? Dar unos pasos, recogerla, colocarla en su sitio y darle unos pisotones.

 

Ya no digo por consideración a los demás golfistas, que debería ser lo primordial, si entre todos no cuidamos el recorrido, a la larga nos vamos a quedar sin campo en el que jugar. Algunos golfistas se pierden en el éxtasis de un buen golpe, otros, en cambio, pagan su frustración con el recorrido. Incluye esto en tu rutina, después de golpear toca reponer la chuleta.

Si se desintegra, seguro que alguien lo está pensando, pues usas el palo para hacer el surco lo más pequeño posible y ayudar al césped a cerrar la herida.

 

 

Los piques se reparan.

Esto es lo que más me cabrea. No exagero cuando digo que en más de un green (y más de dos) he tenido que indagar para descubrir cual era mi pique. Tal cual. Aquí nadie repara nada.

 

Amigos golfistas, dar golpecitos en el green con el talón del putter NO ES REPARAR EL PIQUE.

 

Usa el arregla-piques o, en su defecto, un tee largo. Aquí todo el mundo se cabrea cuando los greens no están en perfectas condiciones, no digamos cuando los encuentran pinchados, pero a la hora de la verdad nadie contribuye a su mantenimiento.

Un pique bien reparado queda sanado en 2-3 días mientras que uno sin reparar tardará de 2 a 3 semanas recuperarse. No hace falta que sea tuyo, si ves un pique en green ¡arreglalo!

 

 

Con estos tres aspectos son con los que más me quería explayar, aunque son los más básicos, veo que la mayoría de golfistas no los tiene en cuenta.

 

Por desgracia existen muchas más desconsideraciones en el recorrido que no quiero dejar de mencionar.

 

 

No me eches la bola encima.

Algunos golfistas, generalmente los más cortos de miras, creen que el ritmo lento del campo solo se puede deber, exclusivamente, al grupo que tienen delante. Ojo, todo el mundo puede tener un mal hoyo y ser causa de retraso.

Lo que no es aceptable ni soluciona nada es que me tires la bola encima cuando estoy en la calle. Eso no acelerará el ritmo del recorrido y, además, puedes dañar a alguien. Confieso que cuando me echan la bola encima estando en calle me ocupo de ir lo más lento que puedo hasta que acabo el hoyo. ¿Qué pretendes con eso?

ENTIENDASE EN TODAS SUS MODALIDADES:

Hay golfistas con sentido de la seguridad y no echan bolas encima de otros, pero si van gritando bola desde atrás, silbando o aplaudiendo, menos peligroso, pero igual de molesto.

 

 

No apures los horarios.

Especialmente cuando juegues vueltas que no son de torneo, hay que repetirlo una vez más. Si tu hora de salida son las 9:00 a las 9:00 debes estar pegando el golpe. Si llegas a las 9:05 diciendo que quedan 5 minutos para mi salida, lo siento, voy a salir antes que tu. Te pongas como te pongas.

 

 

Últimas reflexiones:

Seguro que me dejo cosas pues este es uno de los posts menos reflexivos que he colgado, supongo que es así como debe surgir una opinión real. Pero me duele bastante ver este tipo de cosas, más aún, cuando se convierte en algo generalizado en prácticamente cualquier recorrido.

Igual he tenido mala suerte y he llevado justo delante a los golfistas más desconsiderados que han ido dejando ese rastro a su paso, pero es algo que viene de mucho más allá de la pandemia, las medidas anti-contagio sirvieron como excusa durante un tiempo pero ya no cuela.

 

Cuidar el golf es cosa de todos.

¿Qué bestialidades has presenciado en el campo de golf?

 

 

Estamos destruyendo el golf.

 

Marc Puig
@Golfing_marc
marc@sotapar.com

 

 

📬 Únete y disfruta de tu dosis diária de golf.

⚠ Precaución. Es solo para auténticos golfistas.
🚫 NO SPAM, NO PUBLIS, SOLO GOLF.
Conectamos cada día. No lo aguanta todo el mundo.
🎁  De regalo una guía rápida para tu golf.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

4 comentarios en “Estamos destruyendo el golf.”

  1. Tienes toda la razón, me harto decreparar piques que no son míos. Además esta el tema de los buggy. Este fin de semana he visto como llegaban con el buggy hastael mismo green y el grupo que iba detrás del mío, paso con el buggy por el terraplén, muy inclinado que da del green a un lago, hasta el punto de que se levantaban las ruedas del lado izquierdo, con riesgo de caer , con el buggy, a un lago de 12 metros de profundidad. Una locura
    Saludos

  2. Lamentablemente debo darte la razón yo siendo relativamente novato hp 26.5 y llevar 7 años practicando golf una de las cosas que siempre me ha dicho mi profesor es que se debe dejar el campo como si no hubiéramos pasado por el y desgraciadamente no paro de rastrillar las playas y arreglar piques de otros hay quien me ha llamado pesado pero me molesta mucho esa falta de respeto a los jardineros que tanto se esfuerzan en tener el campo en perfectas condiciones bueno Mark no sigo dándote el peñazo saludos de un seguidor tuyo

  3. Hej!

    Aquí tienes tema para escribir una colección de novelas, y no precisamente cortas 😉

    Alguna vez, bueno muchas veces, surgen las conversaciones sobre el estado del campo y de su “falta de cuidado”, pero es que influye mucho la mentalidad que tiene cada jugador, sobre todo con esa palabreja que a muchos les cuesta entender y sobre todo aplicar: respeto.

    Ahora estoy jugando bastante en un nuevo campo de golf, más cerca de mi trabajo, un campo de golf tipo link; y como me gusta leer las opiniones de otros jugadores, para así conocer el campo, me llama la atención los comentarios de algunos jugadores sobre el número de chuletas o piques que se encuentran y cómo lo critican, sobre todo diciendo que el club debería preocuparse más por arreglarlo. Claro está, al ser un campo con muchas colinas, eso obliga a los jugadores a jugar en posturas poco habituales, dejando la consiguiente marca en la calle, pero eso no es excusa en que cada uno arregle lo que estropea.

    De hecho alguna vez, he compartido alguna ronda con jugadores de otros países que viene a jugar a golf a Suecia [ https://sveaypablo.es/jugar-a-golf-en-suecia/ ] y hasta ahora, son los españoles, ingleses o alemanes, los más críticos con el estado de los campos, pero a la vez son los que menos los cuidan, y de verdad que alguna veces he sentido vergüenza por cómo se portan mi compatriotas, con el típico comentario “que lo haga el club, que para eso lo pago”.

    La de veces que yo mismo he arreglado un buen filete porque el jugador anterior argumenta que si lo hace él, eso retrasa el juego, vamos, “excusa barata” como yo les suelo decir; pero a veces es deplorable como van algunos jugadores, enseñando sus nuevos carritos o palos de golf para buscar importancia frente a los demás y a la hora de la verdad en el campo, lo que muestran es una falta total de cariño por el golf.

    Creo que también los clubs deberían plantearse “penalizar” a algún jugador que otro, aunque es un poco difícil de hacer. Aún recuerdo un caso de un jugador alemán que por no embocar su bola, se desahogó con el green de una manera deplorable, golpeándolo en numerosas ocasiones hasta romper el putter, y para más inri dejó un comentario muy crítico sobre el campo.

    En fin, que si uno empieza con anécdotas de este tipo, al final se pasa todo el día con ello.

    Un saludo desde Suecia

  4. Es la mentalidad de la mayoría de los mexicanos, principalmente los que tienen la fortuna de practicar este deporte, ahora saturado de gente sin educación que se hizo de dinero “sucio” y llega a mostrar sus modales en el campo, desde como tratan al caddie hasta su total desconocimiento de la etiqueta del deporte.
    Si hicieras una encuesta al inicio de cada ronda notarias que NADIE trae si quiera un reparador de greens, otro punto que no mencionas y debería ponerse en la mesa son los “spikes” para gente que con peso considerable que ni caminando con cuidado evitan dejar las huellas en un green húmedo, ya sin mencionar a los que encima no les importa y todavía arrastran los pies.. etc etc el problema es la gente y la falta de educación

Deja un comentario

5  +  3  =  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!