fbpx

Bolas de golf usadas ¿Son buena opción?

Una potente sub-industria dentro del mundo del golf es el mercado de las bolas de golf usadas. Es conocido por todas las personas aficionadas al golf, siendo una práctica muy extendida.

 

En la mayoría de los clubes podemos encontrar ofertas con bolas de golf muy baratas, todas ellas usadas, pero con distintos orígenes:

 

  1. Bolas del lago
  2. Bolas reacondicionadas (refurbished)

 

¿Son las bolas de golf usadas óptimas para el juego?

A continuación, veremos si vale la pena jugar este tipo de bolas en nuestros partidos de golf.

Hemos aglutinado los resultados de algunos estudios relacionados con las bolas d golf usadas y recuperadas de lagos, avalados científicamente y desarrollado por Golf Digest.

 

 

Bola de lago: pérdida de distancia

Las bolas de lago, como su nombre indica, son bolas recuperadas del lago. En muchas ocasiones de un lago del propio recorrido. Estas bolas han pasado una larga temporada sumergidas y, evidentemente, se ven afectadas.

A partir de las 12 horas de inmersión la bola empieza a resentirse, la capa exterior no puede “retener” el agua fuera durante más tiempo. Una vez transcurridas 12 horas, la humedad habrá penetrado hasta el núcleo de la bola.

Las bolas modernas, se ven más afectadas aún. Debido a sus multicapas construidas con materiales hidróflilos, afines al agua, para evitar efectos no deseados en las bolas cuando las condiciones climáticas sean adversas.

La humedad en el núcleo no permitirá a la bola alcanzar su máximo rendimiento, especialmente en spin, el agua debilitará las capas internas y externas, lo que se traducirá en golpes menos precisos y más cortos.

 

 

Bola renovada: pérdida de la esencia

Las bolas renovadas son bolas de golf “viejas” que se reconstruyen para que vuelvan a ser nuevas. La práctica más usada con las bolas de golf recuperadas es tratarlas con chorros de arena, de este modo se eliminan las imperfecciones devolviendo a la bola su aspecto natural.

Utilizando esta técnica se elimina también, en la mayoría de los casos, la capa de sellado de la bola. Esta no es la única afectación que sufre, durante este proceso se puede afectar a los hoyuelos de la bola y su estructura, debilitando así la aerodinámica.

Una vez finalizado el tratamiento para eliminar las imperfecciones, se aplica de nuevo una última, la pintura y logotipo de la marca. Claro está que los materiales utilizados no son los mismos que utilizan los fabricantes originales, esto crea grandes diferencias en la estructura de la superficie de la bola original y la bola renovada, afectando a la estabilidad de vuelo de la bola.

 

Bolas de golf usadas: mínimo rendimiento

En definitiva, las bolas de golf usadas son una opción para tu partido de golf. Incluso están autorizadas para disputar torneos oficiales, pero en realidad, como hemos visto anteriormente, estas bolas ofrecen un rendimiento muy bajo al golfista.

Así que, si lo que quieres es jugar a golf, pasarlo bien, sin importarte el resultado, las bolas de golf usadas son una muy buena opción (además de económica) para jugar.

Por el contrario, si buscas un buen rendimiento y sacar el máximo partido a tus golpes, será mejor que juegues bolas nuevas. 

 

¿eres de jugar bolas usadas? ¿juegas siempre la misma bola?

 

 

Únete a la newsletter de golf más activa.

¿te ha parecido interesante y no nos recibes vía mail?

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

 

Hoyuelos en las bolas de golf: motivos y ventajas

Los 5 peores consejos de golf y cómo evitarlos.

El frío afecta a tus golpes de golf ¡toma medidas!

Deja un comentario