fbpx

Dulce venganza en el campo de golf    

Mis inicios en este deporte, como muchos, fue a través del Pitch & Putt. Desde bien pequeño practicaba mis swings y primeros golpes en los recorridos de P&P cercanos a mi casa.

Después de unos años jugando, con un poco más de estatura y fuerza (aunque mucho más esfuerzo) empecé a utilizar un juego de palos de hombre.

 

En aquella época, los domingos por la tarde nos solíamos reunir cuatro en un campo de P&P de la zona.

Pitu, el tío del dueño. Tina, una mujer muy aficionada al golf. Kiku, un jugador senior con handicap 0 y yo, un preadolescente fanático del golf y con ámplios deseos de seguir mejorando.

Esos domingos, Kiku y yo nos jugábamos a resultado bruto, una coca cola (50 cl.) de la máquina expendedora, ya que no disponíamos de bar. Eran partidos bastante ajustados al principio, pero que gracias a su veteranía Kiku acababa ganando.

Una vez sentados con nuestras coca-colas, él siempre hacía lo mismo:

  1. remiraba la botella con ojos de enamorado
  2. luego me miraba fijamente
  3. daba un largo trago finalizado con un poco de ruido al tragar
  4. se quedaba fijamente mirando al horizonte.

Después de un breve silencio, me miraba sonriente y me decía:

 

-Es que cuando es gratis, sabe mejor… ¿no lo sabías?

Yo me moría de la rabia, además de ganarme el partido… ¡con recochineo!

 

Hasta que llegó el esperado día, un domingo, haciendo mi juego y centrándome solo en eso, sin prestar atención a mis compis de partido, logré ser el ganador del match coca-cola entre Kiku y yo.

Al llegar a la “casa club” no veía el momento de devolverle el recochineo, impaciente lo observaba en la máquina sacando las botellas de medio litro.

 

Finalmente, con mi coca-cola gratuita entre las manos, lo miré malicioso y empecé a dar un largo trago para posteriormente devolverle el comentario de lo bien que sabe cuando es gratis.

 

El trago fue tan fuerte y largo que al dirigirme hacia Kiku, lo único que me salió fue un largo y sonoro eructo fruto de los gases. Todos los presentes se giraron hacia nosotros, extrañados.

Kiku y yo nos quedamos mirando, hasta que estallamos a carcajadas leyéndonos la mente.

Si quieres saborear el dulce sabor de la victoria, o no eres tan filosófico/a y lo que quieres es una cerveza gratis después de ganar a tus compis de partido, este fin de semana hay torneo en Golf La Roca.

 

PD: La cerveza, gintonic o vermút post partido lo pone la organización, pero ganar el match mola igualmente 😉

 

Consulta la información del torneo

 

Egoísmos individualizados para jugar con buggy

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!