fbpx

Egoísmos individualizados para jugar con buggy

Hoy me ha pasado algo curioso. Bueno supongo que pasa todos los días, pero hoy me he fijado.

Os pongo en antecedente.

Me desplazo en transporte público. Ferrocarrils de la Generalitat, que almenos son puntuales.

 

Línea R2

Hora punta.

Destinación Barcelona.

 

 

Hasta aquí todo normal, un día más en un tren abarrotado. Pero a las pocas estaciones sube una chica.

 

Joven, de mediana edad.

Aparentemente ningún problema físico, pero sí una imperante necesidad de sentarse.

La observo nerviosa, a cada movimiento de algún pasajero sentado, desplazándose velozmente. Incluso a empujones entre la gente para tratar de cazar el asiento libre.

 

Es una práctica común, ya la había observado antes, pero no con tanto ímpetu.

 

Aquí viene lo anecdótico.

Cuando casi llegando a la parada final, ha conseguido su preciado asiento lanzándose como un guepardo sobre una gacela.

 

Pero, faltaba solo una parada. De aquí mi reflexión,

¿Era necesidad?

¿ Puro deseo de sentarse?

¿Vale la pena tanto sufrimiento por una sola parada sentada?

 

 

Nunca lo sabremos.

Lo que sí sé. Es que este fin de semana en Golf Sant Vicenç todos tendremos nuestro asiento garantizado.

Todas y todos. Jugamos con buggy.

 

Supongo que ya sabrás de qué va este Doble Trofeo Navideño.

Pero te dejo el link por si quieres repasarlo. O aún no te habías enterado.

 

Doble Trofeo Navideño de este fin de semana en Golf Sant Vicenç.

 

PD: recuerda que puedes jugar sábado, domingo o los dos días.

 

 

Algo que aprendí de un narcotraficante. ¡Te puede servir!

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!