fbpx

Caddy Consejos: Puttea de forma eficaz, no perfecta

Como cada viernes, toca nueva edición de los Caddy Consejos. La fórmula rápida y efectiva de mejorar tu golf con pequeños consejos.

 

Si fórmulas mágicas ni gurús.

La única opción de mejorar es tomar consciencia sobre nuestro cuerpo, nuestro juego, trabajo y constancia. Pero eso no es ningún secreto.

 

En esta edición volvemos a los greens, vamos a perseguir la perfección con el putt.

 

Como ya comentamos en el post anterior de Caddy Consejos de Putt, puttear es uno de los golpes más valiosos en golf.

Es el palo que te permite consolidar los resultados de la vuelta. Desde una vertiente “estadística” es fácil comprender la importancia del putt con la siguiente reflexión:

El par del campo son 72 golpes, si jugamos la vuelta ideal donde cogemos todas las calles, todos los greens y realizamos 2 putts en cada hoyo… conseguiremos 72 golpes.

De estos 72 golpes que conforman el par del campo, 36 los habremos jugado con el putt.

Si el 50% de una vuelta de golf se juega en el green… ¡Debemos dominar ese golpe!

 

¿No crees?

 

La parte buena de puttear es que realmente es la faceta del golf que más libertad nos otorga. Da igual qué o cómo lo hagas, solo se trata de hacer rodar la bola hacia el hoyo.

 

Piénsalo así.

Si les das un hierro 7 y un cubo de bolas a alguien que no haya jugado a golf, y lo dejas ahí un día entero. Seguramente al final del día no será capaz de realizar un swing correcto o de golpear la bola con garantías.

Pero si hacemos la misma operación y le damos a alguien un putter y lo dejamos un día entero en el putting green… Será más o menos ortodoxo, pero será capaz de “dominar” mínimamente sus golpes.

 

Una gran parte mental

El golf es un deporte con alto factor psicológico, especialmente con el putt, muchas veces nos perdemos en la búsqueda de un movimiento perfecto y sólo necesitamos un swing de putt resultón.

Muchas veces nuestro problema con el putt radica en nuestra mente, no en nuestro swing… Te lo digo yo que he jugado con putter de ombligo, grip a manos cruzadas, grip “the claw” (aunque nosotros le llamábamos grip DiMarco, el jugador que lo usaba en aquel entonces) Para quien lo sepa, el grip de putt “The claw” es la forma de coger el putter que usa Sergio García actualmente.

 

¿Cómo salí de ese yip con el putter?

Un día, después de meses de tonterías con el grip y putter ombliguero… recuperé mi viejo putter convencional. Empecé a puttear normal y me fue muy bien. Cogí confianza y desde entonces tan contento.

Debemos encontrar nuestro “estilo para puttear” y sentirnos cómodos con él, a partir de ahí ir afinando nuestro swing de putt.

 

 

6 Formas de puttear mejor

 

I. Comodidad es la clave

La comodidad es la prioridad número 1 en la colocación a la bola (stance). Si no estás relajado frente a la bola, te costará siempre hacer un swing de putt suave.

Es mucho mejor tener una colocación poco ortodoxa pero cómoda que técnicamente perfecta si te sientes incomodo, la incomodidad genera un swing inhibido.

 

II. Emplea siempre el mismo tipo de bola

Uno de los errores más frecuentes de los jugadores aficionados, no dar importancia a la bola. No hace falta que sean de la mejor gama, simplemente que siempre sea la misma.

Es difícil, muy difícil, desarrollar una forma de jugar consistente si se juega con bolas de diferente fabricación y compresión.

Por ejemplo, una balata de 3 piezas no rodará tanto como una bola dura de dos piezas, con el mismo swing de putt.

 

III. Juega varios putts de práctica mirando al hoyo

Necesitas la máxima información visual y coordinación mano-ojo posible para dejar la bola cerca del hoyo en una distancia larga.

Mueve el palo mirando hacia el hoyo para sentir la longitud del swing que necesitas para responder de forma natural a lo que ves.

 

IV. Falla los putts por el lado pro

Los jugadores profesionales, en los grandes tours, juegan sus putts por la parte más alta de la caída, generando el arco más amplio con la bola.

De este modo, el golpe tiene opciones de entrar por delante (del hoyo), por en medio (esto sería el putt ideal con caída) o por la parte posterior del hoyo.

Además, en caso de fallar, siempre nos quedará un putt recto y en subida.

 

Si jugamos los putts de manera “frontal” una bola por debajo de la línea de juego siempre se alejará del hoyo sin posibilidad de entrar.

 

V. Empieza a leer el green después del golpe de aproximación

No esperes a llegar al green para empezar a leer el putt. Con frecuencia es más fácil lograr una idea más clara de cómo se inclina el green y el lie general del terreno desde lejos.

 

Empieza a analizar el green a medida que te vayas acercando, tan buen punto hayas realizado tu golpe de aproximación.

 

VI. Los greens son más rápidos por la tarde

Después de todo el día expuestos, el sol y el viento han secado el green. Los golfistas precedentes han pisado la hierba y allanado la superficie.

Estos motivos repercuten en la velocidad del green, siendo más rápidos a última hora.

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres estar al día?

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

 

¿Más cositas golferas?

 

La mejor alfombra de putt para practicar en casa: Análisis y comparativa

Análisis del compañero de golf ideal: ¿Lo eres?

Golf post confinamiento: Mejores y peores cosas

El mejor golfista español tiene hcp. 23

¿Qué diferencia una vuelta de >90 a una por debajo de 80?

Deja un comentario