fbpx

13 errores “tontos” que todo golfista comete

Ya sabemos que el golf es un deporte de errores, la búsqueda de la perfección es un largo camino, el que unos pocos afortunados consiguen superar.

Los que jugamos a golf y nos apasiona este deporte, sabemos que en una vuelta de golf pasan muchas cosas. Unas te benefician y otras te perjudican.

“Lo que el campo te quita el campo te lo da” que se acostumbra a decir.

La mayoría de las veces, por no decir cada vez que jugamos un partido de golf , dejamos escapar golpes “tontos” que se van sumando a nuestro resultado.

Al plantar la bandera del 18, esos errores tontos pueden suponer 1 o 5 golpes más en tu resultado. ¡Es inevitable! Todos los cometemos.

 

En esta entrada, intentaremos dar soluciones a los principales errores tontos que cometemos en el recorrido.

 

 

1.- Lectura de distancias

Encontramos referencias de distancia en muchos puntos del campo. Nos dicen con exactitud los metros que nos separan desde la marca, hasta el punto de referencia… pero ¿Tienen todas las marca el mismo? ¿Hasta donde está medida cada referencia que encuentras en el campo?

 

Tarjeta de juego / Tee de salida

En ambos casos, nos dan la misma distancia. Desde el tee de salida hasta el centro del green

Estacas de campo

Las más comunes son 100m, 150m i 200m, desde la estaca hasta el inicio del green.

Bocas de riego

Cada vez es más común encontrar referencias en los aspersores. Como en el caso de las estacas, hasta el inicio del green.

 

2.- Bunker de green con talúd pronunciado

Una situación que todos hemos vivido. Bola en bunker, pronunciado talud y bandera corta.

En estas situaciones, dejar la bola cerca del hoyo implica un golpe perfecto a modo de flop, para que la bola bote suavemente en la cima del talud y ruede hasta el hoyo.

Si eres Phil Mickelson seguramente te saldrá bien, pero inalcanzable para la mayoría. La mejor opción es jugar largo o lateralmente, para asegurar la opción de embocar un putt, aunque sea larguísimo.

 

3.- Dropaje en canales de riego (Obstáculos frontales)

Muchos campos tienen canales de riego o pequeñas rieras que cruzan perpendicularmente el hoyo. Mágicamente, también tienen un imán para que nuestros golpes de drive acaben ahí.

 

¿Cómo dropar de la mejor manera?

El error más común es dropar en el punto más cercano, en línea a la bandera (hacia atrás), sin ganar distancia. Un dropaje dentro del reglamento, pero seguramente tu bola reposará en un una hierba embarrada, blanda y húmeda a una distancia incierta del hoyo.

A veces la mejor opción es tirar marcha atrás y dropar más lejos de la bandera, pero a una distancia exacta que dominemos.

 

4.- (No) Acabar el hoyo

Después de fallar un putt claro, el cual creíamos firmemente que íbamos a embocar, finalmente se escapa y no entra quedándose cerca del hoyo.

Ante tal frustración, decidimos “acabar” el hoyo putteando del revés, a una mano y casi sin mirar.

¡Sorpresa! Tampoco la embocas.

Seamos honestos. Este es el error más estúpido de todo, pero a todo el mundo le ha pasado.

Hay que aprender de este error, saber esperar, marcar, respirar y acabar “de verdad” el hoyo.

 

5.- Golpes cuesta arriba

Es algo sabido pero poco aplicado. Cuando juegas un golpe cuesta arriba, debes añadir distancia extra –para compensar la pendiente- a tu golpe para no quedarte corto.

Es algo progresivo, así que a más desnivel ascendente, más distancia extra deberemos añadir al golpe. Pero también a la inversa.

 

6.- Tarjeta de juego (marcador)

Otro de los errores “tontos” pero muy comunes. Cuando salimos por hoyos distintos al 1 para iniciar el partido. Ya sea porque nos toca salir por el 10 o porque es una salida a tiro.

Asegúrate de empezar a apuntar en el hoyo que has empezado, la costumbre nos lleva a empezar a apuntar en el hoyo 1.

 

7.- Sobrestimar tu potencia

La mayoría de errores de distancia no vienen provocados por una mala lectura, sino por una mala ejecución.

Muchos golfistas tienen un mal control de distancias debido a que sus únicas referencias se centran en el campo de prácticas. Golpeando una bola tras otra a base de repetición, desde un lie perfecto cada vez.

En el campo no siempre encontramos el mismo lie, ni las mismas condiciones, es muy importante ser consciente de cuales son tus metrajes reales, con cada palo.

Realmente, a nadie le va a importar con qué palo has dado el golpe. Lo que realmente cuenta es con cuantos golpes hayas acabado el recorrido.

 

8.- Bunkers de calle

Estás en bunker de calle, quieres ir a green a toda costa, golpeas con todo… La bola rebota en el talud y vuelve a su posición original. ¿Te suena?

Una vez más hay que ser conscientes y realistas con nuestro juego. No sobreestimar nuestra habilidad y saber jugar un golpe de recuperación.

Para tener más garantías atacando bandera desde un bunker de calle necesitas un impacto sólido y directo. Coge el palo más corto, hunde tus pies en la arena con el peso en el interior y golpea un punch consistente.

 

9.- 2º golpe en los par 5

En la mayoría de par 5 el segundo golpe nos exige precisión, con obstáculos en el área de aterrizaje. Bunkers, lagos, árboles… sea lo que sea siempre entra en juego.

Esos obstáculos son verdaderos imanes para las bolas, imposibilitándonos acabar el hoyo con opciones de par.

La mejor opción en estos casos es jugar corto del obstáculo y asegurar un 3r golpe a green. Puede sonar muy raro y extraño jugar el segundo golpe con un hierro corto en un par 5, pero es cuestión de invertir el orden.

¡Piénsalo!

Si el hierro 6 te mete de lleno en el obstáculo, juega un 9 y después te quedará n 6-7 a green.

 

10.- Putts en la zona

Un error del que pecan hasta los mejores jugadores profesionales, un putt “asequible” relativamente corto. te concentras tanto en todas las características de la caída, pendientes, desviaciones… hasta trazar tu línea de putt perfecta.

Tan perfecta que te olvidas por completo de la fuerza y, al golpear, la bola queda tristemente corta.

 

11.- Golpes demasiado ambiciosos

Como ya hemos visto en el post de golpes problemáticos, ser demasiado ambiciosos en determinadas situaciones nos puede poner en mucho peligro.

Si el golpe a green requiere de una proeza extrema y el golpe quedará en los anales de la historia del club… Seguramente la mejor opción sea un golpe de recuperación.

 

 

12.- Objetivo demasiado grandes

Muchos golfistas pecan de no tener un objetivo claro para sus golpes. Especialmente desde el tee de salida.

Apunto a calle y ya… es la opción más elegida por muchos jugadores, pero hay que ser más preciso con tus golpes y objetivos. No basta con “apuntar a calle” hay que tener clara una estrategia de juego.

 

¿a qué parte de la calle? ¿En qué línea? ¿dónde quiero que acabe la bola?

Error que podemos extrapolar al juego corto, a la hora de approchar… ¿dónde vas a botar la bola? ¿cómo rodará? ¿dónde acabará? La respuesta no es “en green”.

Ya sabes, apunta grande fallo grande, apunta pequeño fallo pequeño

 

13.- El error que más te daña como golfista

Este es el último de los errores comunes que todos cometemos en alguna remota ocasión, sea por un instante, unos minutos, unos hoyos o varios torneos…Pero no disfrutar de jugar al golf es el error más imperdonable de todos.

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres estar al día?

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

 

Estratégia de juego: ¿Tomas las decisiones correctas?

¿Qué diferencia una vuelta de >90 a una por debajo de 80?

La mejor alfombra de putt para practicar en casa: Análisis y comparativa

Árbitros en golf: pueden ser tus grandes aliados

 

Deja un comentario