fbpx

Fórmulas rápidas para dominar el chip

¿Cuántas veces te has visto en esta situación?

Cerca de green, hablando contigo mismo… “tengo que hacer approach y putt para salvar el par” y después han pasado una de estas dos cosas:

  • Le pegas tan antes a la bola, que solo se mueve unos pocos palmos.
  • Le pegas un filazo que sobrevuela todo el green (y un poco más)

 

Tranquilo, no estas solo.

Son errores muy comunes alrededor de green.

Los golpes alrededor de green parecen engañosamente simples (en comparación con el juego largo) pero son técnicamente más complicados, además, el factor psicológico juega un papel fundamental. Cuando fallamos golpes alrededor de green, o simplemente tenemos un mal día en el juego corto, es muy fácil perder confianza y arrastrar miedos al resto de golpes.

Personalmente, cuando jugaba en alta competición, el golpe alrededor de green me costaba bastante, como todo el juego corto en general. Intenté de todo, como siempre, al principio, pensaba que era cosa de los palos.

 

Probé con diferentes lofts, bounces y tipos de golpe.

Pero nuevamente, como siempre, la solución a tus problemas de golf está en tu cabeza.

 

La experiencia es un grado, así que, después de buscar todo tipo de soluciones, juntamente con mis entrenadores, podría decir que acabamos creando la lista definitiva para approchar correctamente.

 

 

Aquí están los mejores consejos para mejorar el chipp.

 

 

I. No dobles las muñecas

La principal causa de pegar un filazo o pegar al suelo se debe al giro de muñecas durante la bajada. Si las manos quedan detrás de la bola en el momento del impacto, hará que la bola salga disparada.

¿cómo puede saber si estas girando las muñecas en el impacto?

  • La cabeza del club ha pasado el grip de tu palo
  • Tu muñeca principal se ha extendido demasiado y ya no está plana
  • Estás más alto después del impacto
  • Tu mano dominante se ha “girado” hacia el objetivo

Ahora que eres consciente de qué causa ese tipo de impactos, puedes trabajar en consecuencia para mejorar tu posición de impacto.

Recuerda: Procura que la varilla, el grip y tus manos estén por delante de la bola en el momento del impacto.

 

II. Colócate correctamente

El stance correcto a la hora de chippear, debe intentar recrear al máximo la posición de impacto: la bola retrasada, manos adelantadas para facilitar el downswing y el impacto, pies ligeramente abiertos.

Debemos asegurarnos de que nuestros pies están lo más juntos posibles, manteniendo el peso por delante de la bola (un 75% en la pierna delantera y un 25% en la trasera), nuestro principal objetivo será conseguir un contacto descendiente.

Aviso importante.

Hay que adaptar nuestra posición a las medidas y necesidades de cada palo. Sí. Hay una posición correcta (y concreta) para cada palo a la hora de approchar y chippear.

 

 

III. Grip correcto o golpes malos

Ya sabemos que el golf es un deporte de precisión y la forma en la que cogemos el palo puede cambiar drásticamente un golpe.

En el juego corto debemos asegurarnos de coger correctamente el palo, con nuestra mano superior en posición que nos permita ver 3 nudillos de esa mano.

El propósito de esta posición es intentar bloquear las muñecas al máximo y controlar el swing con la mano dominante.

 

 

IV. Arranque y final de swing

El arranque y backswing debe estar controlado por los hombros mientras mantenemos el peso por delante de la bola.

Debemos mantener los brazos alejados del cuerpo durante todo el swing, con especial hincapié en mantener un ángulo descendente sin modificar la posición de la cara del palo.

La parte inferior del cuerpo debe mantenerse “estática” sintiendo el peso en la pierna delantera.

 

 

V. ¿Dónde estás apuntando?

Ahora que hemos repasado algunos aspectos técnicos del golpe alrededor del green, vamos a reflexionar sobre el planteamiento del golpe.

En el chipp no hay un palo adecuado o un golpe adecuado, es algo personal que el golfista elige en función de las condiciones y la confianza que siente.

Da igual que quieras hacer un golpe alto con el 60º o un chip rodado con el hierro 8.

Siempre, siempre, siempre, debes tener muy claro donde quieres botar la bola e imaginar como va a rodar. Si golpeamos simplemente a “dejarla en green” o “evitar el bunker” ya sabemos que será un mal golpe.

 

Botar y rodar

Usar un hierro 8 o 9 suele ser buena opción para mantener la bola baja y ganar mucha rodada… Un buena “regla” para ese tipo de golpes es que la bola vuele el 25% de la distancia y ruede el 75% restante.

Subir y bajar

Este golpe busca botar mucho más cerca de la bandera, evidentemente, al realizar swings más amplios tienen un extra de dificultad dejando poco margen de error. Sin embargo, no es tan complicado de dominar como parece.

La “regla” en este tipo de golpes es que el golpe volará el 60% de la distancia para rodar el 40%. A medida que vayas dominando este golpe, puedes ir botando más cerca de bandera hasta conseguir golpes de botar y parar.

 

 

VI. No te rindas

Al principio costará, saldrá mal y te sentirás muy incómodo probando cosas nuevas. Muchas personas se desaniman y dejan de intentarlo. Todo lleva tiempo, pero, poco a poco iras notando mejoría hasta dominar completamente el juego corto.

Te garantizo que después de un tiempo practicando, tus músculos comenzarán a aprender este nuevo swing y, finalmente, podrás salvar el par alrededor del green con relativa facilidad

 

¿Cuál es tu truco alrededor de green?

 

 

Únete a la newsletter de golf más activa.

Mejora tu golf sin fórmulas mágicas ni gurús.

¿te ha parecido interesante y no nos recibes vía mail?

No te pierdas nada. Todo tu golf, a diario, en tu dispositivo.

Deja un comentario